Autora: Dra. Gilma E. Garrido

Fecha:

Categoría: En Consulta

Compartir:

¡No le falle a su corazón! Cuídelo naturalmente - parte 2

¡No le falle a su corazón! Cuídelo naturalmente - parte 2

Cómo se trata de manera natural?

La medicina ortomolecular, aquella dedicada o nutrición ortomolecular o terapia de las megavitaminas es una terapia alternativa que recomienda el uso de cantidades de biomoléculas (de vitaminas por ejemplo).

Linus Carl Pauling ha sido, sin duda, una de las mentes más brillantes que ha dado el universo científico. Este estadounidense recibió el Premio Nobel de Química en 1954, gracias a sus múltiples investigaciones, entre las cuales resalta la medicina ortomolecular.

Pauling señaló: “Para salvaguardar la salud, hay que darle al cuerpo determinadas sustancias micronutrientes en dosis y combinaciones óptimas. Por ello, la medicina ortomolecular no busca más que el mantenimiento de la salud y el tratamiento de enfermedades, variando las concentraciones de algunas sustancias que están en el cuerpo y que son indispensables”.

Nutrición para el corazón

Esto, en términos generales, indica que, por más saludable que sea la alimentación de un ser humano, el cuerpo no alcanza a obtener las dosis necesarias de vitaminas, minerales, oligoelementos y demás sustancias protectoras y, así, se incrementan los índices de enfermedad.

Al respecto, el estudio GISSI (Gruppo Italiano per lo Studio della Sopravivenza nell’ sobre prevención) mostró que la exposición sobresaliente de los ácidos grasos omega 3 genera importantes efectos: en 11.314 pacientes, después del primer infarto de miocardio, se logró una reducción significativa de la mortalidad total en un 14%; de la mortalidad cardiovascular, en un 17%; y de la incidencia en muerte cardíaca súbita, en un 26%; todo ello debido a una certera suplementación de ácidos grasos omega 3.

Micronutrientes para el corazón

Teniendo en cuenta el valor que tienen las sustancias micronutrientes para preservar la buena salud, es importante que aprendamos a reconocer cuáles son los alimentos, la adecuada nutrición y las sustancias coadyuvantes en las enfermedades cardiovasculares.

  • En el perfil lipídico: pueden contribuir al descenso del nivel de grasa en sangre y, así, regular el perfil lipídico, es decir, el estado del metabolismo de los lípidos corporales.
  • En los radicales libres y la disfunción endotelial: los antioxidantes son, por naturaleza, captadores de radicales libres (especies químicas reactivas e inestables). Con esta propiedad pueden reducir la oxidación lipídica, neutralizando los radicales libres y evitando el surgimiento de una arterioesclerosis.
  • En el descenso de los niveles de homocisteína: cuando esta sustancia (un aminoácido) se encuentra en concentraciones plasmáticas elevadas se convierte en un factor de riesgo independiente para enfermedades ateroescleróticas.
  • Propiedades antitrombóticas: se logra una inhibición de la agregación plaquetaria, es decir, se controla la formación de grumos, que conducen a la formación de trombos. De igual forma, los aceites de pescado que contienen los ácidos omega 3 tienen efectos anticoagulantes.
  • En la insuficiencia cardíaca: en lo que respecta al suministro de energía para el corazón, el derivado de aminoácidos L-carnitina y la coenzima Q10 juegan un papel fundamental.

Leer ¡No le falle a su corazón! Cuídelo naturalmente – parte 1

Más información
http://www.equilibrium.arteobjeto.co/medicina-ortomolecular/
Centro de Medicina Biológica y Estética Gilma E. Garrido
Dirección: Calle 121 No 7a – 07. Bogotá- Colombia
Teléfonos: 629 0391 – 213 3724 Celulares: 315 – 346 2316 / 318 – 330 9083
Correo electrónico: gilmaegarrido@yahoo.com
www.gilmaegarrido.com

Comentarios

Este articulo no tiene comentarios. Sé el primero en dejarnos un comentario...

Enviar comentario

0 / 280