Viaje seguro con la precaución al volante

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Un recorrido seguro hacia el descanso y el correspondiente retorno a casa no tienen pierde si usted es prevenido y responsable con la conducción y el mantenimiento de su automóvil cuando “coge” carretera. Antes de echar las maletas al baúl y alistar la música para el camino –como suele suceder- su principal obligación es verificar que su vehículo esté en óptimas condiciones ¡para cualquier aventura por la geografía de su país!

No olvide asegurarse y revisar…

  1. Llantas. Su revisión antes del viaje incluye la observación detallada de los surcos de los neumáticos con el fin de verificar su desgaste. Las llantas no deben estar lisas, ya que esto indica una mala alineación o incluso problemas con la suspensión; tampoco deben estar cuarteadas o con abultamientos y malformaciones, pues esto es señal de debilitamiento de las paredes de los neumáticos. Así mismo, es importante mantener la medida correcta de aire en cada llanta, de acuerdo con el tipo de automóvil que usted tenga.
  2. Nivel de aceite. Verifique el nivel de aceite como primer paso antes de salir. Tome la varilla de medición y límpiela con un trapo; abra el conducto del aceite e introduzca la varilla en su totalidad, déjela unos segundos y luego retírela. Observe el nivel de aceite impregnado en la varilla, de acuerdo con las muescas indicadoras. Puede agregar más aceite si es necesario, y si nota el fluido algo sucio es el momento óptimo para cambiarlo. También revise el manual del vehículo para conocer cada cuantos kilómetros es recomendable hacer el cambio total del aceite.
  3. Líquido refrigerante. Se trata de compuestos que se añaden a los líquidos para evitar su solidificación. Su función se realiza en el circuito que refrigera el motor y se encarga de controlar la temperatura del motor. Una aplicación típica es añadirlos al agua del circuito de refrigeración de los motores para que funcionen en los largos trayectos cuando todo el mecanismo se expone a temperaturas extremas. También inhiben la corrosión de los sistemas de refrigeración.
  4. Chequeo de otros fluidos. Analice el nivel de agua del radiador, abriendo su tapón y observando si logra ver el líquido. Haga lo mismo con la bomba de agua y con el contenedor de líquidos del parabrisas. Utilice siempre agua destilada o desmineralizada y complemente con líquido limpiacristales (en el último caso) o con los aditivos que prefiera, siempre previa consulta a su mecánico de confianza. Finalmente, analice el estado y cantidad del líquido de frenos con técnicas similares.
  5. Funcionamiento de las luces. Enciéndalas y revíselas a simple vista. Prenda las luces frontales y traseras, las bajas y las altas. Encienda los faros antiniebla, las exploradoras y las luces de freno. Cambie los bombillos que se hayan agotado y compruebe que el sistema de las luces titilantes esté funcionando correctamente para ambos lados. Haga lo mismo con las luces del interior del automóvil y con las del tablero. Acuda a un mecánico especializado en electricidad en caso de necesitarlo 
  6. Teléfonos de asistencia en carreteras. En Colombia el número gratuito de la Policía de Carreteras en todo el país es #767 si marca desde su teléfono celular y (1) 428 7070 desde un fijo. Otros teléfonos de apoyo son la línea 112 y la 123. También existen 16 carreteras en concesión cuyos operadores están obligados a brindar a los usuarios, durante las 24 horas, servicios de ambulancia, grúa, carro- taller e inspección de tráfico. No olvide verificar y guardar también el teléfono de emergencia de la aseguradora del vehículo.

La Policía de Carreteras recomienda viajar con algún tipo de aparato móvil de comunicaciones como celular, Avantel, radioteléfono o GPS, para informar sobre cualquier necesidad o eventualidad.

“Aun cuando los tenga guardados en su celular, cargue una libreta de teléfonos de familiares y números de emergencia como el de la Policía, los Bomberos, la Defensa Civil y la Cruz Roja, al igual que mapas de los lugares que se va a visitar, en caso de no conocer el territorio”, aconseja el General Carlos Ramiro Mena, comandante de la Policía de Carreteras. 

Las autoridades igualmente insisten en la obligación de llevar todos los documentos en regla y vigentes: licencia de conducir, seguro obligatorio, tarjeta de propiedad, certificado de revisión técnico-mecánica y de gases y, hasta donde le sea posible, tarjeta de la póliza de seguro de su vehículo.

Equipo de carretera. Indispensable y obligatorio en todo vehículo. Recuerde que de no tenerlo en regla, la Policía de Carreteras podría detener su vehículo e imponerle a usted una multa.

Herramientas:

  • Gato
  • Cruceta
  • Cables de inicio (caimanes)
  • Juego de llaves de copa
  • Juego de destornilladores de estrella
  • Juego de destornilladores de pala
  • Alicates

Equipo de señalización:

  • Triángulos de estacionamiento
  • Tacos
  • Extintor cargado (no se exige un tamaño específico, con excepción de los vehículos de carga larga o buses y automotores de servicio público; con cargar uno pequeño basta).
  • Linterna
  • Fósforos
  • Llanta de repuesto
  • Guantes

Botiquín de primeros auxilios:

  • Gasa
  • Isodine
  • Tijeras
  • Guantes de látex
  • Alcohol
  • Esparadrapo
  • Sales de hidratación

Una vuelta final

Concluya su chequeo básico dando unas vueltas por el vecindario para detallar ruidos anormales en su automotor. Si llega a detectar alguno llévelo al mecánico cuanto antes, con el fin de repararlo oportunamente y así evitar un daño mayor.

7 tips adicionales para ¡el viaje soñado!

  1. Planee el viaje con suficiente anticipación.
  2. Verifique el buen estado y funcionamiento de los sistemas de seguridad pasiva del vehículo (airbags, cinturones de seguridad, apoyacabezas y la carrocería en general).
  3. Haga una lista de posibles imprevistos para analizar la necesidad de llevar medicamentos, bolsas, toallas, cobijas o parasoles.
  4. Procure cumplir jornadas de manejo, preferiblemente durante el día, no mayores a 8 o 10 horas. Trate de no interrumpir su ciclo biológico de sueño.
  5. Evite los estímulos que puedan alterar su sistema nervioso, como el volumen exagerado de música, la nicotina y la cafeína. El alcohol es capítulo aparte: como bien sabe, conducir bajo los efectos del licor está ¡totalmente prohibido! ¡Absténgase de consumirlo si va a tomar el volante!
  6. Distribuya entre sus pasajeros los roles del viaje para evitar el estrés del conductor. Por ejemplo, asigne al copiloto la manipulación del radio, los mapas y el celular. Si viaja con niños, procure que un adulto los acompañe para controlarlos.
  7. Conduzca con prudencia y siempre respete las leyes de tránsito.

Más información
www.policia.gov.co
www.allianz.co

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *