Su piel: el mayor tesoro – Sol en su justa medida

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Terminan las vacaciones y la sensación de placer y descanso se extiende por todo su cuerpo; sin embargo, atienda también las necesidades de cuidado y protección que debe tener con el órgano más extenso de su organismo: su piel.

Una piel radiante y perfecta después de bronceado requiere de una rutina pre y pos al sol. Tomar el sol es saludable y necesario para que el cuerpo realice algunas de sus funciones vitales, pero son necesarias algunas precauciones para que nuestra piel no sufra, de acuerdo con recomendaciones de los expertos:  

  • Evite exponerse al sol en las horas del mediodía (11:00 a.m – 3:00 p.m.) cuando se corre más peligro de quemadura.
  • Realice una correcta hidratación para reponer los líquidos y las sales minerales perdidas a través de la sudoración (ingerir mínimo 2 botellas de agua diaria, y frutas como melón, sandía, naranja y piña).
  • Ingiera frutas que aporten vitamina A para proteger la piel (zapote, albaricoque, kiwi, arándano).
  • Consuma vegetales con mucha concentración de betacaroteno (cítricos o zanahoria). Además de consumirlos a diario, puede exprimir el zumo de una naranja y humectar la piel con él.

El exceso de sol puede llevar no solo a una quemadura sino también a la aparición de lunares y manchas e, incluso, al desarrollo de un cáncer de piel. Por ello es importante no pasar por alto la protección y cuidado de la piel y de esa manera prevenir la aparición de este tipo de dolencias.

Antes de tomar el sol

  • Prepare su piel aumentando la ingesta de vitaminas con frutos como las zanahorias o las cerezas que proporcionan los betacarotenos (precursores de la vitamina A, dan pigmento a la piel y son componentes antioxidantes del organismo).
  • Realícese un piling para eliminar las células muertas culpables de la aparición de manchas solares y malas coloraciones.

Mientras toma el sol

Use bloqueador solar de alto factor (de 30 en adelante); aplíquelo varias veces al día, incluso cuando permanece un tiempo prolongado en el agua. Utilícelo aunque la temperatura sea suave y el cielo esté nublado, esta protección es necesaria para evitar las radiaciones nocivas.

Tenga especial cuidado con los lunares de la piel, pues necesitan una mayor protección. A la hora de exponerse al sol no use colonia ni perfume y tampoco maquillaje.

Consulte con su médico si está tomando medicación para saber si puede hacerlo.

Después de tomar el sol

Limpie la piel eliminando cualquier resto de cloro de las piscinas o sal del mar Aplique altas dosis de crema hidratante.

Consulte a su médico sobre los productos preparados para después de tomar el sol, ‘after sun’, lo cuales hidratarán la piel y permitirán mantener el bronceado por más tiempo.

Recomendaciones a flor de piel

Una piel tersa, suave y sana es sinónimo de vitalidad. Algunos consejos naturales pueden ayudarle a mantenerla sana tras la exposición al sol.

  • Baños de leche: la lactosa tiene propiedades que producen colágeno, reafirma, flexibiliza, suaviza e hidrata la piel. Llene la bañera con agua caliente, disuelva en 4 o 5 litros de agua, leche en polvo, y agréguelos a la tina. Permanezca en ella por 20 minutos y enjuáguese con agua tibia.
  • Gel de lavanda: Prepárelo al baño maría con 300 gramos de vaselina, 2 cucharadas de aceite de almendras dulces, 2 cucharadas de flores de lavanda y 2 cucharadas de flores de manzanilla. Cuele y guarde en un recipiente bien cerrado. Aplíquelo frío con suaves masajes.
  • Gel de sábila (aloe vera): el gel se extrae al dejar una penca de la planta remojada en agua toda la noche. Al día siguiente se corta por el medio para poder extraer los cristales en forma de gel raspándolos con un cuchillo. Se esparce como una crema por la piel, se deja por unas horas y se enjuaga.
  • Jugo de limón con azúcar: mezcle el jugo de 2 limones con 1 cucharada de azúcar y cuando obtenga una pasta cremosa frótela en manos y pies; es uno de los remedios naturales más eficaces para limpiar y refinar la piel.
  • Mascarilla de zanahoria y yogur: licúe una zanahoria con un poco de yogur hasta que tome consistencia de crema, luego aplique la preparación con masajes sobre las partes de la piel que quiere aliviar.
  • Aceite de mandarina: reduce la aparición de marcas producidas por la tirantez de la piel cuando no está bien humectada. Mezcle la sustancia con unas pocas gotas de aceite de oliva para diluirla. Frote sobre las marcas y deje actuar por lo menos toda la noche.
  • Crema de caléndula: se recomiendan para aliviar las quemaduras de la piel.

Más información
www.vitonica.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *