Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Consulta

Sistemas nervioso, endocrino e inmune

17

Sistemas nervioso, endocrino e inmune

El equipo perfecto

Aunque los términos son engorrosos, la psiconeuroendocrinoinmunología y la medicina fisiológica de regulación engloban uno de los conceptos médicos más esperanzadores para los pacientes que no han podido hallar un diagnóstico o tratamiento efectivo. Este tipo de terapias se encuentran en Colombia.

Por: Paola Andrea Martínez, con la asesoría del doctor
ALESSANDRO PERRA, miembro de la International Academy of
Physilogical Regulating Medicine, de Italia.

Nuevas ramas de la ciencia demuestran que la mente o la actividad del cerebro es el punto de partida que tiene el cuerpo para defenderse contra la enfermedad. En el sistema nervioso pueden comenzar los problemas que se desarrollarán en el sistema endocrino y que terminan afectando al inmune.

En palabras simples, la psiconeuroendocrinoinmunología (PNEI) examina cómo el comportamiento del ser humano influye sobre el sistema inmune, aumentando o disminuyendo la susceptibilidad a muchas afecciones. De la misma forma, también analiza cómo éstas (con participación de estos sistemas) pueden condicionar la salud del mismo sistema nervioso.

Por ello, toda enfermedad debe ser entendida como un desbalance. Bajo tal principio, nace esta ciencia que estudia la interacción entre la psiquis, el sistema nervioso, el endocrino y el inmune, pues el ser humano es entendido como una red (network) que trabaja de manera conjunta.

Cortisol, enemigo silencioso

Dentro de esta cadena de relaciones, hay una acción química que resulta muy importante, y es la producción de cortisol u “hormona del estrés”. Esta sustancia es la directora de orquesta de muchas dolencias del presente siglo, pues le habla de modo peligroso al sistema inmune.

El cortisol es una hormona esteroidea del grupo de los glucocorticoides, cuya función primordial es la de subir los niveles de glucosa en sangre. Cuando el cerebro percibe peligro y/o estrés físico, mental o emocional, emite una orden a la corteza suprarrenal, por medio de la hormona hipofisiaria ACTH (encargada de regular la liberación de cortisol)

Para que segregue cortisol a la sangre y, así, se liberen grandes cantidades de glucosa al torrente sanguíneo. De esta forma, la persona puede contar con toda la energía posible para realizar los esfuerzos necesarios.

Cuando este proceso ocurre, las funciones del cuerpo cambian. Se suspenden todas las tareas constructivas de renovación, regeneración y creación de tejidos, para pasar a un estado de emergencia en el que se destruyen tejidos.

Esta situación no se considera riesgosa cuando el momento de estrés es puntual, pues, cuando se acaba el riesgo, los niveles fisiológicos y hormonales vuelven a la normalidad. No obstante, cuando el estrés se convierte en una forma de vida y está presente en el diario vivir, los niveles de cortisol en sangre crecen provocando desequilibrios en el organismo.

Una solución compartida

Como el PNEI se trata de un análisis integral de la salud, las terapias que utiliza también están encaminadas hacia la globalidad. De allí ha nacido uno de los más modernos métodos de curación: la medicina fisiológica de regulación, que representa la más actualizada integración de la medicina convencional y medicina biológica, homeopática.

El método de Guna –llamado así por la empresa farmacéutica que lo creó– incluye los más recientes conocimientos sobre la homeopatía, la homotoxicología, el PNEI y la nutrición. Este tratamiento se enfoca en el “triángulo terapéutico”, es decir, en tres premisas clave para retornar la salud al cuerpo: reequilibrar la unión neuroendocrinainmunológica (PNEI), drenar al paciente y tratar los síntomas.

Reequilibrar el PNEI: se trata de la reprogramación del eje neuroinmunoendocrino en ambos sentidos, es decir, en su aspecto psicosomático y somatopsíquico.

Una vez introducidas en el cuerpo las dosis homeopáticas micro de citoquinas (proteínas de bajo peso molecular, producidas principalmente por el sistema inmune), de hormonas y de neurotransmisores (sustancia química del cerebro que transmite información de una neurona a otra), se reduce, modula y estimula la reactividad de los tres principales sistemas humanos: nervioso, inmune y endocrino.

Dependiendo de si la alteración en el nivel PNEI es prevalentemente endocrina, neuroendocrina o inmunológica, se utilizan medicamentos diferentes o combinaciones de ellos

Drenaje cuando se tiene una matriz extracelular (entidad que rodea y soporta las células) desintoxicada y drenada, las células pueden recibir oxígeno y nutrientes. A su vez, una célula desintoxicada y drenada será capaz de cumplir su función metabólica. Dependiendo de cuán afectado esté el organismo por el proceso de intoxicación, se pueden utilizar distintos medicamentos.

Tratamiento del síntoma: al igual que en el juego de un equipo perfecto, las citoquinas, hormonas y neurotransmisores actúan sobre las enfermedades inflamatorias. Por ello, el uso de microdosis de moléculas homeopáticas ayuda a las respuestas inmunes, es decir, que son capaces de reactivar una adecuada respuesta del sistema inmunológico.

Matriz extracelular

La matriz extracelular (MEC) es una entidad estructuralmente compleja que rodea y soporta las células que se encuentran en los tejidos de los mamíferos. Por eso, la MEC es la clave de la medicina fisiológica de regulación y es un punto vital de la salud y de la medicina biológica.