Sintergética, Primero el paciente, luego la enfermedad

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Sintergética

Primero el paciente, luego la enfermedad

Los avances en la física cuántica le dan sustento a una medicina complementaria que busca indagar más allá de los campos físicos, emocionales o mentales para encontrar respuestas en los espirituales.

Por: Gabriel O. Niño A., MD*

Hay una razón imperante por la que la gente anda más complicada hoy en día en su salud: las agresiones.

Estas pueden derivarse de varias causas sin las cuales no podemos vivir, tales como el medio ambiente, la alimentación, los hábitos, la tecnología, incluso las personas que nos rodean, así como las tradicionales bacterias y virus. Y a las anteriores debemos agregarles la presión del tiempo.

La gente corre para todo lado, no tiene tiempo para comer, recrearse, compartir, descansar o compartir con el medio ambiente. Existe una mayor preocupación por poseer, atesorar y dar gusto a compulsiones primarias básicas.

El trabajo se ha convertido en un trueque: salud y calidad de vida por dinero. Este panorama aumenta la aparición de enfermedades, ya que se generan constantes desequilibrios que imposibilitan la capacidad de adaptación.

Para enfrentar semejante dilema, los avances en la física cuántica han develado una serie de saberes que tienen relación directa con el comportamiento del organismo.

Muchos médicos ven con otros ojos las enfermedades que por siglos se conocían como incurables y tratan con la misma dedicación a un paciente con gripe o diabetes que a uno con artritis o cáncer, pues cualquiera de estas patologías afecta el transcurrir cotidiano.

Cuando “las pilas se descargan”

El cuerpo humano es como una pila que acumula, procesa y genera energía, lo que le permite su interrelación con su medio ambiente. Cuando esta pila falla, se disminuye la energía y se presenta el desequilibrio que facilita la aparición de una enfermedad.

La sintergética aprovecha los nuevos descubrimientos en los campos de la física cuántica, la fisiología, la química y la biología, entre otras, y es una posibilidad cierta y precisa en el tratamiento de enfermedades ya que interviene la causa del malestar.

La medicina tradicional, con el advenimiento de nuevos medicamentos y terapias en campos como la oncología, tiene múltiples avances, pero la gran diferencia con la sintergética es la forma de aproximación al enfermo.

Para la segunda lo más importante es la persona, no su enfermedad; buscamos comprender de manera sintética lo que desencadena ese padecimiento.

En las medicinas complementarias se utilizan recursos que manejan elementos que inciden en la parte energética del individuo, terapias bioenergéticas que facilitan llegar a los códigos de información del organismo con el fin de restablecer su armonía y salud.

Día a día, estas prácticas no sólo logran la paliación de los síntomas, sino que buscan llegar a la raíz o causa de las patologías para generar un tratamiento integral.

Un simple dolor de cabeza de una persona es muy diferente al de otra. Mientras para unos se asocia con la presencia de tos, para otros se asocia con cuadros de tensión emocional o cuando toman algo frío; por lo tanto, el tratamiento debe ser único para cada individuo pues, para quienes practican la sintergética, cada paciente es un mundo.

La sintergética es una disciplina con más de 20 años de trayectoria. Desde hace más dos décadas, el médico antioqueño Jorge Carvajal se dio a la tarea de buscar puntos de convergencia en la aplicación de los conocimientos de las terapias mencionadas, además de las tradicionales, encontrando coincidencias, no sólo prácticas sino también filosóficas.

Las herramientas de la sintergética

La sintergética toma esos conocimientos y los canaliza en una sola praxis. Además, implementa nuevas tecnologías, como el láser blando y los sistemas RAM (resonador de arquetipos mórficos) que se basan en que cada elemento genera una resonancia, y ésta se puede transmitir a través de materiales y circuitos basados en nanotecnología que facilitan el paso de información y energía.

Por ejemplo, en el caso de las alergias se detectan las sustancias que generan la reacción y se fabrican filtros, que en la terapia se ubican en zonas de resonancia del cuerpo, logrando de esta forma la reducción o eliminación de la sensibilidad hacia las sustancias. Pero, paralelamente, se realizan procedimientos para que el cuerpo aprenda a modular su “hiperreactividad” (la forma exagerada de reaccionar frente a un estímulo).

Hay filtros que sirven para desinflamar, de acuerdo con sus frecuencias de resonancia, así como hay algunos para el manejo del dolor, y otros para necesidades diferentes.

La enfermedad nos dice algo

La propuesta de la sintergética es que las personas tomen conciencia de su enfermedad y entiendan que no es solamente un hecho físico sino una experiencia que les lleva a revaluar su sistema de vida y tomar el manejo de su ser.

Al tratar individuos en vez enfermedades se hace difícil lograr una comprobación científica, pues no es aplicable el riguroso método científico. Sin embargo, la mayor prueba de los resultados positivos de esta práctica es el hecho de encontrar cada día más personas y más médicos inmersos en este tipo de terapéuticas. Por otra parte, es muy satisfactorio ser un canal para la transformación de una persona.

*Médico-cirujano. Especialista en homeopatía, acupuntura, terapia neural, homeosineatría, reiki, autoobservación neuroconsciente (AONC), terapia regresiva y sintergética. Universidad el Bosque. Universidad del Rosario. FUCS (Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud de la Sociedad Colombiana de Cirugía).

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather
  • mayra jaramillo

    14-julio-2014

    muy interesante el concepto de esta medicina, quisiera pedir una referencia de médicos en Ecuador-Quito , con esta orientación por favor. gracias

    Responder
  • Dra. Gilma E Garrido

    19-abril-2012

    Gracias a todos los del centro yankkiel. Todas las ayudas hacen que el paciente evolucione más rápido sin efectos secundarios cuando usamos la medicina biológica. Visita nuestra página http://www.gilmaegarrido.com/

    Responder
  • Dra. Gilma E. Garrido

    25-diciembre-2015

    Si los médicos en su consulta escucharan a sus pacientes el 70% o más de las enfermedades se solucionarían sin medicamentos químicos, siempre un conjunto de síntomas que llamamos enfermedades tienen un conflicto emocional de fondo no resuelto que necesita ser escuchado.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *