Ser feliz lo aleja de la enfermedad

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Muchos estudios reconocen que una buena salud física es producto de una saludable vida emocional. La mente juega un papel preponderante cuando se trata de llevar un estilo de vida armónico. Por eso muévase y sonría con mayor frecuencia, seguro su salud se lo agradecerá.

Deje atrás el estrés, la depresión y esas dolencias consecuencia de unos estilos de vida acelerados y responsabilidades desenfrenadas que lo lleven a perder su estabilidad mental tal y como lo sugiere la revista médica The Lancet, la cual en un reciente artículo asegura que el 14% de las enfermedades se atribuyen a desórdenes emocionales y mentales.

En el artículo llamado “No hay salud sin salud mental”, la publicación especializada especifica que “los trastornos emocionales se han subestimado debido a la inadecuada apreciación de la relación entre la enfermedad emocional y otras condiciones de salud”.

Se trata de un estado de bienestar

Las autoridades sanitarias mundiales han alertado sobre esta situación que llama la atención frente a la importancia de los trastornos mentales en la salud pública.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) no hay bienestar total sin salud mental. Esta afirmación también ha sido respaldada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Federación Mundial de Salud Mental. Para estas autoridades estar saludable es un estado de bienestar y no de ausencia de enfermedades o dolencias. Se trata de un paquete completo: bienestar físico, mental y social.

La actividad física como aliada

No hay duda de que el bienestar emocional es posible si se cuenta con el apoyo de alternativas como el ejercicio, catalizador de situaciones de estrés. “Para estar sanos física y mentalmente se requiere mantener un estilo de vida que incluya una rutina de ejercicio, preferiblemente diaria. Se recomienda actividad física por 30 minutos, al menos 5 veces a la semana”, asegura la doctora Mayra García, especialista hondureña en nutrición clínica.

Estar en forma eleva la autoestima

Según la OMS un estilo de vida activo mejora el estado de ánimo y estimula la agilidad mental, lo que a largo plazo eleva el nivel de autoestima y la calidad de la interacción social. Hacer actividad física no solo fortalece el corazón y ayuda a prevenir enfermedades, sino que también:

  • Libera endorfinas, las hormonas que dan energía y levantan nuestro estado de ánimo.
  • Ayuda a controlar la ira y la impulsividad.
  • Fortalece el carácter positivamente.
  • Permite tener orden en cada aspecto de la vida.
  • Ayuda a priorizar situaciones.
  • Facilita el tiempo para autoconstruirse y reflexionar sobre los errores.
  • Permite vivir en armonía con uno mismo y con los demás.

8 claves para fortalecer su salud emocional

Con disposición y buena actitud toda transformación es posible; por eso si se trata de las emociones logre conciliar su objetivo de estabilidad emocional siguiendo estas pautas:

  • Sea ordenado.
  • Aprenda a priorizar.
  • Duerma lo suficiente.
  • Controle su ira e impulsividad.
  • Reflexiones sobre los errores y enmiéndelos.
  • Tome tiempo para autoconstruirse y mimarse.
  • Viva en armonía con usted mismo y con los demás.
  • Enriquezca el carácter con pensamientos positivos.

Emociones que engordan

Seguramente ha experimentado que ante una decepción amorosa lo primero que viene a la cabeza y al estómago es consumir alimentos ricos en proteínas que ayuden a subir el ánimo. Sin embargo, su estado emocional no debe repercutir negativamente en su alimentación.

“Culturalmente se enseña que ante alegría, tristeza o cualquier celebración; todo gira alrededor de la comida. Lastimosamente en la mayoría de las ocasiones se trata de comida con exceso de grasa”, explica la doctora García.

Tampoco se trata de eliminar la alimentación de tajo y ‘echarse a la pena’ sin nutrirse adecuadamente. La especialista en nutrición, aclara que, “no hay alimentos buenos o malos, solo dietas mal balanceadas. Se puede comer de todo pero con medida. Una alimentación variada podrá contrarrestar el sobrepeso, siendo este un detonante para la depresión”.

Recomendaciones ‘en forma’

Por otro lado, llevar una dieta balanceada y realizar una frecuente actividad física es de gran beneficio para el aparato digestivo y el cerebro. De esta manera se puede:

  • Afrontar mejor las labores diarias.
  • Gozar de una buena concentración y una mente despejada capaz de resolver rápidamente los problemas.
  • Lograr una salud emocional y física integral con aspectos positivos para usted, su cuerpo y quienes le rodean.
  • Encontrar beneficios en cada aspecto de su vida.

Más información
www.fticonsulting.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *