Sencillas acciones para evitar estar ‘eléctrico’

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

“La primera vez que abracé un árbol salí de una intensa jornada de un taller de crecimiento personal en el cual los temores frente a la vida afloraron con llanto; la carga energética era intensa y el director del curso sugirió el contacto con la naturaleza como opción para descargarla”: Antonia Sánchez, ama de casa. 

“A mí me sugirieron caminar descalza por el césped, cuando empecé a sentir que a mis amigos y familiares les ‘pasaba corriente’ cuando los saludaba o al momento de tener contacto físico con un objeto”: Andrea Rincón, secretaria.

Energía estancada y dañina

Las historias de Antonia y Andrea son el reflejo de muchas personas que se sienten ‘eléctricas’ como producto de un desgastante ambiente social, laboral y académico. Ellas suelen permanecer:

  • Cansadas
  • Estresadas
  • Malgeniadas
  • Desmotivadas
  • Descontroladas
  • Estreñidas

“Todos estos síntomas indeseables se desencadenan por la mala utilización de su energía cuando se derrocha en situaciones inútiles, las cuales impiden que su energía fluya, no se traslade, no se renueve, se estanque y contamine su cuerpo”, asegura Sandra Ramírez, terapeuta ocupacional.

Todo fluye

Sencillas prácticas que conjugan actividad física y naturaleza facilitan:

  • Deshacer la energía dañina.
  • Desbloquear la emoción estancada.
  • Promover de nuevo la salud.

Abrace un árbol

Muchas culturas ancestrales consideran que cada árbol posee un espíritu propio que confiere una fuerza o energía especial capaz de ser transmitida a su alrededor. Por eso la gente acostumbra buscar esa energía arbórea para lograr su propio equilibrio.

Abrazar un árbol ayuda a:

  • Establecer contacto con el poder de la naturaleza.
  • Brindar una posibilidad de relajarse.
  • Fortalecer el cuerpo con energía vital pura.
  • Cargar energía gratuita y natural.
  • Conseguir energía curativa, fuerza protectora y sabiduría.

Cuándo abrazarlo

La hora más propicia para hacerlo es al amanecer o al anochecer.

  • Permanezca en un jardín o un bosque en silencio y en paz.
  • Respire acompasadamente.
  • Entrecierre los ojos.
  • Sienta la energía de las plantas que se extiende unos centímetros a su alrededor.

El contacto con ‘su árbol’

La energía de los árboles es muy sutil; usted sabrá cuál es el árbol que debe abrazar, lo sentirá.

  • Establezca contacto con “su” árbol abrazándolo con ambos brazos o recargando la parte central de la espalda a lo largo de su tronco.
  • Logre un contacto más íntimo con el árbol al cerrar los ojos y escuchar los sonidos que de él se desprenden o simplemente relájese y reciba la energía restauradora que el árbol le puede transmitir.
  • Permita ese contacto por el tiempo que considere necesario, luego, con todo el amor del mundo, de la gracias y despídase de su árbol tocándolo con ambas manos.

Camine descalzo en el césped

Las plantas de los pies son unas de las zonas del cuerpo con mayores terminaciones nerviosas, las cuales tienen comunicación directa con el resto del organismo. Por eso cuando se camina descalzo se estimula el normal funcionamiento de diversos órganos, especialmente de la región abdominal, intestinos y vejiga; se tonifica el sistema nervioso y estimula el sistema circulatorio, activándose así la gran red venosa de las plantas de los pies.

Caminar descalzo es una forma de sanar su cuerpo y balancear su energía. Conectarse con la tierra para aprovechar la descarga de electrones que nos brinda permite:

  • Lograr una buena movilidad de las articulaciones.
  • Conseguir el equilibrio básico para caminar correctamente y evitar sobrecargas en el futuro.
  • Fortalecer los tobillos y prevenir lesiones.
  • Desarrollar más fuerza en los músculos de los pies, piernas y caderas.
  • Activar la energía nerviosa y circulatoria si la caminata se hace sobre pasto húmedo, agua de río o mar, o sobre baldosas húmedas.
  • Obtener un contacto adecuado con el medio ambiente.
  • Adquirir defensas contra algunas enfermedades.

Consejos llenos de energía positiva

  • Camine descalzo cada vez que pueda.
  • Use medias con hilos de cobre (para mejorar la conductividad).
  • Utilice tapetes cableados.
  • Use suela de cuero en sus zapatos (el cuero es un material natural y biodegradable; un recurso natural que aísla la energía; es rentable y respetuoso con el medio ambiente).
  • Toque con sus manos las paredes (las manos son una zona muy sensible a la emisión y captación vibratoria y en las palmas de las manos existen varios puntos de entrada y salida de energía.

Más información
www.revistamundonatural.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *