Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

Actualidad

Salve a los niños del trabajo infantil

trabajo-infantil
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

El primer paso para lograr que los menores colombianos no sean sometidos a labores que vulneran sus derechos cuando son obligados a trabajar, es reportar y denunciar los casos. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Fundación Telefónica promueven la campaña “Yo digo aquí estoy”, con la cual se busca seguir la ruta correcta para evidenciar la situación.

Con esta ruta ya se han garantizado y restablecido los derechos de 603 niños, niñas y adolescentes en el 2013 en Colombia, aunque son pocos los casos reportados frente a los casi 1.1000.000 niños que, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), trabajan en Colombia.

“La ruta ha demostrado ser efectiva y de gran facilidad para que el ciudadano se anime a denunciar y así contribuya a erradicar el trabajo infantil en el país”, aseguró Marco Aurelio Zuluaga, director del ICBF.

7 consejos para reportar

Reportar el trabajo infantil es un deber ciudadano, para logarlo puede acudir directamente a las seccionales del ICBF en las ciudades colombianas, descargar la aplicación Yo Digo Aquí Estoy desde su android o marcar el *147.

Aunque es evidente que en América Latina la movilización ciudadana contra el trabajo infantil ha crecido, aún hay mucho por hacer. Se requiere que más ciudadanos comprendan que este es un problema social que afecta a todos y por ello deben reportar los casos de trabajo infantil de los que sean testigos.

 

  1. Cuándo reportar. Solo se debe apelar al sentido común; pensar por un momento si en la escena que tiene ante sus ojos le gustaría que participaran sus hijos o niños allegados. Si no es así y ve al pequeño ejerciendo la venta, mendicidad o se evidencia maltrato, de inmediato se debe reportar.
  2. Se vale el anonimato. Hay que perder el miedo y dejar que las autoridades administrativas competentes actúen. El ICBF tiene garantizado el anonimato de quien reporta. La petición de una persona anónima es atendida y tramitada por el ICBF de la misma manera que una petición de una persona que no lo es.
  3. Es algo serio. Es relevante tener en cuenta la seriedad que implica hacer un reporte, pues cada reporte genera la movilización de recurso humano. Es posible que alguien que sí requiera la atención del ICBF no la reciba de manera oportuna a causa de denuncias que resultan ser falsas.
  4. Varios canales. Es conveniente aprovechar los diferentes mecanismos que tiene el ICBF para realizar el reporte:
    • Presencial: ante el Grupo Centro Nacional de Atención al Ciudadano de la Sede Nacional en Bogotá y en los puntos de atención al ciudadano de las sedes regionales y seccionales o en los centros zonales del ICBF y comisarías de Familia.
    • Telefónico: a través de la línea gratuita nacional de Bienestar 01 8000 91 8080.
    • Medios electrónicos: cualquier persona nacional o extranjera podrá realizar peticiones al ICBF a través del portal web del instituto http://www.icbf.gov.co
    • Buzón de peticiones: ellos estas ubicados en todas las regionales y centro zonales.
  5. Una aplicación para reportar. La aplicación Yo Digo Aquí Estoy no tiene un carácter de entretenimiento sino de reporte de situaciones que vulneran los derechos de los niños, niñas y adolescentes, por lo tanto, se debe reflexionar sobre su uso.
  6. Muchos datos. Es importante incluir la mayor cantidad de información posible en la casilla de observaciones que tiene la aplicación porque esto facilita la ubicación del menor que se reporta (foto, dirección exacta o lo más aproximada posible, hora del día en que más se ve la problemática en el lugar reportado, etc.). Entre más información se incluya en el reporte, más exitosa será la localización del niño o adolescente.
  7. Muchas veces. Reportar el mismo caso varias veces sirve para insistir en la ubicación del menor.

Si el reporte se vuelve una práctica común, los ciudadanos contribuiremos con la erradicación del trabajo infantil.

Qué pasa después de reportar 

  1. Cuando se presenta una denuncia, el ICBF procede a confirmar la ocurrencia de la situación de peligro.
  2. Cuando no se cuenta con la ubicación (dirección exacta) del menor, los Equipos de Erradicación de Trabajo Infantil y los Equipos Móviles de Protección Integral del ICBF realizan la búsqueda activa. Su objetivo es revisar que se estén garantizando los derechos de ese niño o adolescente. Los equipos cuentan con técnicos interdisciplinarios (psicólogos, trabajadores sociales, nutricionistas, licenciados en Pedagogía, etc.)
  3. Dependiendo de las circunstancias en las que se encuentre el niño o adolescente, se adoptan las medidas a que haya lugar, entre las que se encuentran las encaminadas a preservar la unión familiar o, si es el caso, a separarlo temporalmente de su familia, mientras se modifican las condiciones de peligro.
  4. Los niños, niñas y adolescentes, en el primero de los escenarios, son beneficiarios junto con sus familias de actividades formativas, culturales y recreativas, dotación básica de aseo y del requerimiento diario de calorías y nutrientes, representado en un almuerzo y un refrigerio. También hay casos en los que se realiza terapia individual, familiar o de grupo; acciones de gestión (visitas al medio sociofamiliar, acompañamiento a la integración escolar) y otros servicios sociales.

Más información
www.yodigoaquiestoy.comwww.icbf.gov.co

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *