Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Tratamiento

Reparación natural de las venas varices

Venas Varices
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Aquellas ‘arañitas’ tras la pantorrilla o esas venas dilatadas en la cara interna de la pierna que se inflaman, duelen en la mañana, producen cansancio, edema (hinchazón), calambres y son antiestéticas, pueden curarse con la medicina natural.

Las venas varicosas o várices son cuatro veces más comunes en las mujeres que en los hombres: la frecuencia es de 55% para la mujer y 45% para el hombre.

“Generalmente aparecen en las piernas, tienen un aspecto azulado y parecen una culebrilla, además,  suelen verse más cuando la persona está de pie”, describe el doctor James Vallejo, médico especialista medicina biológica y  homotoxicología.

Las várices aparecen cuando las válvulas venosas se debilitan y no permiten que la sangre fluya eficientemente de las piernas al corazón. El origen de las venas varicosas puede encontrarse en:

  • Factores hereditarios
  • Embarazo
  • Obesidad
  • Estreñimiento
  • Falta de ejercicio
  • Vejez
  • Menopausia
  • Permanecer de pie mucho tiempo

“El ritmo de la vida contemporánea, el sedentarismo y la obesidad agravan el problema y determinan la aparición; aunque existen factores individuales que se suman a una historia familiar de enfermedad venosa –herencia-, como el sexo femenino, más de un embarazo, el uso de anticonceptivos, la actividad laboral, que incluye muchas horas al día de pie o sentado, y la obesidad”, afirma el doctor José Manuel González, cirujano vascular.

Complicaciones

La dilatación varicosa puede acarrear:

  • Lesión de los tejidos vecinos.
  • Cambios en coloración de la piel.
  • Pérdida de elasticidad de la piel.
  • Úlceras

Alternativas naturales

Según los expertos, las mujeres cada vez más jóvenes están consumiendo anticonceptivos sin el control adecuado de un especialista; a esto se suma una mala alimentación, la vida sedentaria y el estrés. Estos factores unidos representan un alto riesgo de aparición y complicación de la enfermedad. Los tratamientos deben ser oportunos y de acuerdo con su grado de avance, para lo cual la medicina natural brinda alternativas que logran no solo aliviar los síntomas, sino también la curación.

Ungüento de ajo: corte 6 dientes de ajo en láminas finas y mézclelos con 3 cucharadas de aceite de oliva y jugo de limón. Agite la mezcla y póngala en un envase de vidrio con tapón de corcho. Déjelo reposar por 12 horas. Aplíquese el ungüento después de haber masajeado en forma circular la zona.

Té milagroso: agregue dos cucharadas de vinagre de manzana a una taza de té y aplíqueselo con un algodón sobre las venas varicosas por la mañana y por la noche.

Digitopuntura: presione los puntos Xue Hai (se encuentra en la parte interior de la pierna, en la depresión justo arriba de la rodilla); Feng Shi (para encontrarlo póngase de pie y relaje los brazos a sus dos lados, el punto se encuentra donde llegan los dedos de la mano, en la parte de afuera del muslo de la pierna); Susanli (se encuentra tres pulgadas abajo de la rodilla y una pulgada hacia afuera) y San Jin Jiao (se encuentra en la parte interior de la pierna, en el centro, tres pulgadas hacia arriba del hueso del tobillo).

Hidroterapia: consiga dos baldes lo suficientemente altos y anchos para que quepan sus dos piernas hasta las rodillas. Llénelos uno con agua caliente (pero que no queme) y el otro con agua fría. Agregue 8 cucharadas de sales de Epsom (o de agua de maravilla) por cada galón de agua. Sumerja las piernas en el balde de agua caliente por 3 minutos y después en el de agua fría por 30 segundos. Repita tres veces terminando con el agua fría. Haga esta terapia todos los días una vez al día. Los resultados los empezará a ver y a sentir a los 30 días de la terapia.

Vinagre de manzana: con una esponja empapada en vinagre de manzana aplíquelo en la parte afectada. Hágalo dos veces al día, todos los días, por un mes. Durante el mes de tratamiento, tómese dos cucharadas de vinagre de manzana en un vaso de agua dos veces al día.

Más información
www.imbanaco.comJosé Manuel González, MD
Teléfonos: (052)558 6000, 682 1000, ext.: 4413, 310 8362079
www.medbook.es

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *