Renaturalizar la urbe El verde se toma Bogotá

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

La tendencia actual en las ciudades modernas del mundo es descanalizar los ríos para su renaturalización. Esto permite la producción o implantación de la cobertura vegetal y flora natural para que cubra nuevamente, y de manera controlada, el concreto con el que se construyó el canal de un río o quebrada.

Este concepto tiene que ver con la construcción de ciudades sostenibles, resilientes, y apunta a restaurar el espacio natural de las fuentes de agua que recorren las ciudades.

“La renaturalización busca crear espacios verdes para recuperar el estado natural de fragmentos del territorio, haciéndolos compatibles con el desarrollo urbano mediante el empleo de plantas y coberturas vegetales, lo cual supone el “desendurecimiento” del territorio, de sus paisajes y de nuestros corazones”, explica la ecologista Luz María Esperanza Gómez A.

Reinterpretar los espacios

Esta repoblación de áreas públicas con amplias porciones verdes también es una invitación a los ciudadanos a reinterpretar los espacios de la ciudad y a cambiar la forma como se mira y se siente el entorno. La renaturalización supone:

  • La recuperación del recurso hídrico. 
  • La descanalización y el retiro de materiales de endurecimiento (cemento, ladrillo, etc.) del cauce, talud y ronda.
  • La recuperación del espacio de la ronda del río o la quebrada.

Se reverdece en Bogotá

La construcción de una ciudad verde como la que plantea la renaturalización ya se desarrolla en el río Vicachá o San Francisco que baña el centro-oriente de Bogotá; este se constituye en el primer proyecto de renaturalización que el Jardín Botánico José Celestino Mutis le entrega a la ciudadanía en su compromiso de proteger y conservar la biodiversidad capitalina.

“La renaturalización en la Capital comenzó entre la Quinta de Bolívar y la Avenida Circunvalar. En ese lugar la intervención dio como resultado un diseño paisajístico de la zona, que embelleció el entorno y lo hizo más amable para el disfrute de los capitalinos; se desarrollaron actividades de jardinería, arborización, propagación de material vegetal in situ y control de la erosión”, explicó Luis Olmedo Martínez, director del Jardín Botánico.

Verde en el lugar del concreto

La renaturalización de la ciudad se extenderá a espacios como hospitales y colegios, y a zonas como el barrio Altos de la Estancia en Cuidad Bolívar, el Río Fucha y la reserva Thomas Van Der Hammen, entre otros, donde la naturaleza unirá a los ciudadanos y permitirá la construcción de una ciudad ambientalmente más amable. Así mismo facilitará:

  • Desarrollar y configurar la ciudad alrededor del agua.
  • Reconciliar a los individuos con la naturaleza.
  • Fortalecer el vínculo con los vecinos y con el vecindario.
  • Fomentar la apropiación del territorio, la inclusión social y la comunión con la naturaleza.
  • Reactivar el proceso de conexión natural y espiritual de los individuos con el territorio, y de defensa y protección de la naturaleza.

Con la renaturalización bogotana se le devuelve a la naturaleza su función ecológica en los espacios de la ciudad. Este proyecto se resaltó en la Semana Mundial del Suelo, que se realizó del 28 de octubre al 1 de noviembre en Potsdam, Alemania.

Más información:
www.rioarzobispo.org
www.riosalitre.org
www.jbb.govco

 

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *