Relaje los músculos de manera natural

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

El estrés, la ansiedad, las preocupaciones y distintos factores que alteran su bienestar son los causantes de los “nudos” y calambres en la espalda y de “esos micos” que martirizan el cuello y la nuca

Esa tensión muscular se revierte en complejas enfermedades del sistema osteomuscular que afectan sobre todo articulaciones, glándulas y sistemas manifestándose con síntomas o eventos adversos como:

  • Dolor de cabeza y migrañas
  • Estreñimiento
  • Dolor menstrual
  • Hipertensión arterial
  • Insuficiencia cardíaca
  • Fatiga crónica
  • Accidente cerebrovascular

La tensión muscular tiene solución

Tratamientos de medicina natural pueden eliminar o reducir las tensiones musculares. La mejoría de la función muscular depende en gran medida de una alimentación y un estilo de vida saludables.

En ese sentido, el consumo de ciertos nutrientes en forma concentrada es parte de la alimentación que puede dar los resultados esperados. Como fórmula general para reducir las tensiones musculares los especialistas recomiendan tomar tres veces por día:

  • Entre 600 y 900 mg de citrato de magnesio.
  • Entre 150 y 250 mg de óxido de magnesio.
  • Entre 600 y 900 mg de citrato de potasio.

“Esta fórmula se puede tomar sobre un período extendido sin ningún problema. Una vez reducidas las tensiones musculares y con el fin de prevenir futuras afecciones, se recomienda ingerir la mitad de la dosis de cada componente de la fórmula. Sin embargo está contraindicada para personas que sufren de insuficiencia renal, y si la dosis de magnesio causa diarrea, se recomienda reducirla a la mitad”; explica la doctora Gilma Garrido, médica biológica.

El magnesio

Se trata de un mineral esencial para:

  1. Relajar los músculos de manera efectiva, incluso para contrarrestar el efecto del calcio, el cual activa la contracción de los mismos. Cuando el calcio es mucho más abundante que el magnesio en el músculo ocurre tensión excesiva. El consumo exagerado de lácteos genera una sobrecarga de calcio y una disminución relativa de magnesio.
  2. Favorecer la absorción y la retención de potasio a nivel celular (por eso casi siempre se debe acompañar el magnesio con potasio).
  3. Mantener controlado el proceso inflamatorio.
  4. Optimizar el metabolismo óseo, provocando el funcionamiento positivo de más de 300 reacciones metabólicas, como la regulación del azúcar.
  5. Producir energía a nivel celular.
  6. Eliminar desechos tóxicos.
  7. Regular la presión arterial.
  8. Asegurar un buen desempeño cardiaco.
  9. Regular la coagulación.

La deficiencia de magnesio se debe a:

  1. Falta de consumo de semillas integrales, nueces y vegetales verdes.
  2. El agotamiento de los minerales en el suelo donde se cultivan los alimentos (esta causa también aplica para la disminución en el consumo de potasio).
  3. Exceso de consumo de calcio (lácteos y suplementos de calcio) en relación con el del magnesio.
  4. Consumo excesivo de alcohol.
  5. Uso prolongado de medicamentos que disminuyen la producción de ácido estomacal, tales como omeprazol, esomeprazol, pantoprazol y sales alcalinas.

El potasio

Se trata de un elemento esencial para:

  • La transmisión neurológica.
  • El control de la contracción muscular.
  • El metabolismo del azúcar.
  • La circulación de las reservas energéticas.
  • La integridad celular.

La deficiencia de potasio se debe a:

  • La deshidratación que causa un aumento de la eliminación del potasio por la orina.
  • La deficiencia en el consumo de algas, semillas integrales, vegetales y frutas.
  • La escasez de magnesio en la dieta (el magnesio es esencial para la absorción y la retención de potasio en las células).
  • El exceso de consumo relativo de fuentes de sodio, principalmente: carne procesada, jamón de cerdo, papitas y frituras.
  • El uso de diuréticos, la diarrea, el vómito y las quemaduras son causas comunes de pérdida de potasio.

​Relájese con alimentos ideales y deliciosos

Las siguientes costumbres alimentarias le ayudarán a reducir las tensiones musculares:

1. Hidrátese: tome entre 2 y 3 litros de agua; prefiera el consumo de agua natural o haga uso de un buen filtro mecánico (no eléctrico) que elimine los metales pesados, el cloro, el fluoruro y otros compuestos tóxicos presentes en todas las aguas tratadas.

2. Elimine el consumo de leche de vaca: contrario a lo generalmente considerado, el ser humano no debería consumir leche después del primer año de edad, y menos leche de vaca que ha sido alterada por pasteurización y homogeneización. El consumo de leche de vaca causa desórdenes gastrointestinales e inmunológicos, al igual que produce un exceso de calcio en relación con la proporción de magnesio. El queso, el yogur firme y las hortalizas verdes oscuras proveen todo el calcio necesario en la dieta.

3. Aumente el consumo de fuentes de magnesio y potasio: las principales fuentes son algas, semillas integrales, hortalizas, frutas y nueces.

4. Evite consumir alimentos que no tolera o que le causen alergias: las intolerancias y las alergias son muy comunes y pueden causar alteraciones de la tensión muscular, tanto a nivel vascular como esquelético. Son causadas comúnmente por: avena, azúcares, banano, berenjena, fresa, granos, huevo, leche de vaca, lulo, naranja, papa, pitahaya, plátano, soya, tomate, trigo, colorantes artificiales, saborizantes, edulcorantes y preservantes.

5. Reduzca el consumo de sodio: evite, principalmente comer carne procesada, jamón de cerdo, papitas de paquete y frituras.

6. Evite el consumo de alcohol: beber licor de manera excesiva causa inflamación crónica y deshidratación, por lo tanto tendrá que evitarlo para reducir las tensiones musculares.

7. Mida su presión arterial: mientras se rehabilitan las funciones musculares es probable que en algún momento su médico recomiende una suspensión gradual del uso de medicamentos naturales antihipertensivos; por ello es importante medir su presión arterial a diario durante esa fase de transición. Esto permite tener un control muscular y cardiovascular.

Ejercicio aeróbico

​La actividad física oxigena, limpia y relaja; por ello se recomienda incluir en su horario del día una sesión de ejercicio de tipo aeróbico, tales como bicicleta estática, elíptica, trote o natación, indicados esencialmente para reducir las tensiones musculares.

Cuerpo sano, mente sana

La salud mental forma parte de la salud física. Evite el estrés por alteraciones emocionales. Los especialistas recomiendan realizar actividades metódicas y sencillas para manejar tanto este como el miedo, la ansiedad y la ira:

  • Haga un listado diario de actividades que lo desinhiban, es decir, lleve su atención hacia el mundo externo.
  • Dedique tiempo a su hobbie o actividad artística favorita; así sea por un lapso corto, procure ejercitar su habilidad o talento diariamente.
  • Incremente las habilidades que le permiten manejar con mayor éxito las situaciones en las que tiende a generar emociones contraproducentes y logre controlar la causa de sus dificultades emocionales.

Más información
​www.fundanatura.com/reducir-tensiones.htmlCentro de Medicina Estética y Biológica Gilma E. Garrido
Dirección: Calle 121 No 7A–07
Teléfonos: (571) 629-0391, 213-3724
Celulares: (57) 315-346 2316, 318-330 9083      
Bogotá D.C., Colombia
contacto@gilmaegarrido.com

 

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather
  • Beatriz Calderon Torres

    02-marzo-2016

    Muy buenos dìas. y excelente la informaciòn. Si fuesen tan amables decirmen que precio tiene el tratamiento mencionado. y que horario de atencion tienen.
    Mil gracias

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *