Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Tratamiento

Que el asma no sea ‘de ataque’

ataques-asma
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Hace pocos días el médico pediatra, especialista en medicina biológica, Medardo Rosales, publicó una columna en nuestro blog www.equilibriummedicinantural.com en la cual relataba como “nunca en la historia de la humanidad, el niño, el adolescente y el adulto han sido atacados con tanta vehemencia por las infecciones respiratorias, virales y bacterianas”.

“Es el reflejo de un medio ambiente cada vez más agresivo y de una alimentación precaria en términos de nutrientes, a la que se ha sometido al niño desde sus primeros meses de vida. Estos niños son consumidores habituales de antibióticos, antihistamínicos, inhaladores y otros medicamentos, que pueden ocasionar efectos colaterales; incluso, algunas investigaciones han demostrado que los niños con broncoespamos repetidos incrementan la posibilidad de asma”, asegura el médico biológico.

¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad que afecta los pulmones, es de duración prolongada y causa:

  • Sibilancias
  • Dificultad para respirar
  • Opresión en el pecho
  • Tos durante la noche o temprano por la mañana.

Reconozca el ‘ataque’

Si usted tiene asma, tendrá la enfermedad todo el tiempo, pero sufrirá ataques solamente cuando algo afecte sus pulmones. Lo más importante es evitar el contacto con los desencadenantes del ataque y seguir las recomendaciones de su médico biológico. Puede controlarla si reconoce los signos de advertencia. Algunos de los desencadenantes más comunes son:

  • Humo del tabaco
  • Ácaros del polvo
  • Contaminación atmosférica
  • Alérgenos (excrementos) de cucarachas
  • Pelo de mascotas
  • Moho o humedad en el ambiente
  • Humo de la quema de madera o pasto
  • Infecciones asociadas a la influenza (o gripe), resfríos y el virus respiratorio sincicial (VRS).
  • Sinusitis
  • Alergias
  • Inhalar algunos químicos
  • Acidez estomacal
  • El ejercicio físico
  • Algunos medicamentos
  • Inhalar aire frío y seco
  • Algunos alimentos
  • Aditivos
  • Fragancias
  • Emociones fuertes que pueden causar hiperventilación.

Controle el desequilibrio

En los niños esta reacción del sistema inmunológico puede tener solución con la medicina alternativa y de esta manera lograr que ese ‘desequilibrio orgánico’, producto de la intoxicación del organismo, se corte de tajo.

Se recomienda:

1. Limpiar las vías digestivas, para ello consuma bastante agua. Los naturistas aconsejan beberla mezclada con jugo de limón y una cucharada de clorofila.

2. Evitar los almidones, harinas, azúcares refinados, cereales procesados e incluso, el chocolate.

3. Evitar el consumo de lácteos y carnes rojas por el periodo que indique el médico tratante para lograr desintoxicar el organismo con más facilidad.

4. Utilizar hierbas que depuran el cuerpo y refuercen el sistema inmune como el limón, ajo, jengibre, guayaba, té verde, arándanos, zanahoria, salvia y alfalfa, asimismo se pueden usar hierbas antialérgicas como la albahaca, té de manzanilla, té de limón el árbol de té.

Acuda a la medicina natural

Diferentes alternativas medicinales también ayudan a controlar el asma:

Homeopatía: consiste en suministrar medicamentos homeopáticos al niño de acuerdo con los síntomas mentales, físicos o emocionales que presente. El tratamiento dura de 3 a 6 meses y se puede practicar a cualquier edad. Los medicamentos homeopáticos no tienen ninguna contraindicación, pero sí deben ser administrados bajo estricto control médico (del profesional especialista en esta disciplina).

Medicina biológica: lo primero que hace este tratamiento es limpiar el organismo; para esto la medicina biológica ofrece medicamentos naturales que permiten drenar las toxinas del organismo. Esto acompañado de buenos hábitos alimenticios y cuidado por parte de los padres, conseguirá excelentes resultados y una mejor calidad de vida para el menor. El tratamiento puede durar de 3 a 6 semanas, se recomienda la ingestión de probióticos para proteger el organismo de los futuros ataques del agente alergénico.

La acupuntura sin agujas: cuando se detecta el detonante que desata la reacción alérgica, se buscan los meridianos energéticos y los puntos de acupuntura que al ser impactados puedan ofrecer mejoría al paciente y erradicar el problema.

El mecanismo consiste en hacer presión sobre ellos con el fin de disminuir la sensibilidad del paciente a la sustancia tóxica. El tratamiento puede durar 3 meses con sesiones cada 8 o 15 días.

Esencias florales: cuando se trata de aspectos emocionales y mentales del niño, como miedos, angustias, celos, etc., se recomiendan esencias florales. Cabe aclarar que las esencias ayudan, pero el conflicto se debe resolver con una terapeuta familiar.

Biorresonancia: primero, se desintoxica el cuerpo y luego se elimina “la información interna” que genera la reacción alérgica. Para aplicar el tratamiento, se acuesta al niño en una camilla y se le ponen electrodos en un área específica, los cuales están conectados a un aparato, llamado biorresonador, que borra la información celular que, mediante la neurotransmisión, ocasiona la alergia. Para lograr los resultados esperados, se aplica una sesión semanal durante 10 semanas.

¡Advertencia!

Siempre se debe buscar la asesoría de un especialista autorizado, con el fin de seleccionar el tratamiento más adecuado.

Más información
Fundación de Investigación y Estudios Avanzados en Medicina Holística
Teléfono: (031)2539774
National Asthma Education and Prevention Program. Expert Panel Report 3: guidelines for the Diagnosis and Management of Asthma. Full Report 2007. Bethesda, MD: National Institutes of Health, National Heart, Lung, and Blood Institute; 2007.
www.medardorosales.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *