Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

Actualidad

¿Punzadas y ‘corrientazos’ en los dientes? ¡Evítelos!

dolor-diente
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Dolor al morder, sensación insoportable al comer helado y molestia al probar alimentos calientes o cepillarse los dientes, son algunas de los síntomas que experimentan aquellas personas con hipersensibilidad dental.

Ese ‘destiemple’ en los dientes es más común de lo que se cree.

El 61% de los colombianos (6 de cada 10) sufren esta anomalía además de dolor frecuente en su cavidad oral. Así lo confirmó un reciente estudio de salud oral realizado en las principales ciudades del país, en el cual también se reveló que el 45% de las personas con hipersensibilidad dental, sin tratamiento, califican la intensidad del dolor con 7 puntos o más, en una escala de 1 a 10; y define que el 47% de las personas con esta afección hacen cambios en sus hábitos alimentarios.

Otros resultados del estudio aseguran que:

  • Solo el 31% de los colombianos visitan dos veces al año al odontólogo, mientras 30% van al odontólogo una vez al año.
  • Uno de cada 3 colombianos sufre de hipersensibilidad dental.
  • Las ciudades con mayor número de personas con dolencia son Medellín, Barranquilla, Bucaramanga y Pereira.
  • La hipersensibilidad dental afecta a más de la mitad de los colombianos entre 20 y 50 años.

Esos pinchazos, molestias y dolor intenso en los dientes, al beber, comer o cepillarse, se producen por el desgaste de la parte más blanda del diente, denominada dentina y ubicada debajo del esmalte (tejido intermedio).

De acuerdo con el odontólogo Carlos Bohórquez, los factores más comunes que pueden causar dientes sensibles son:

  • Cepillarse con demasiada fuerza.
  • Cepillarse con un cepillo de cerdas duras.
  • Bruxismo (apretar los dientes constantemente).

Estas acciones desgastan el esmalte, dejando expuesta la dentina, y causan retracción e inflamación de las encías (gingivitis).

El 67% de las personas con hipersensibilidad dental experimentan dolor cada vez que comen, beben, respiran aire frío o se cepillan los dientes, lo que conlleva que el 47% de ellas realicen cambios en sus hábitos alimentarios para no tener esa sensación.

“Dentro de esos cambios que realizan los pacientes al padecer los síntomas en algunas regiones de la boca está masticar por las áreas en las cuales no presentan las molestias, pero no recurren a una solución práctica como es consultar al especialista para iniciar un tratamiento adecuado”, asegura el doctor Bohórquez.

Prevenga la sensibilidad

Algunas medidas de prevención y educación en salud oral, ayudan a controlar la sensibilidad dental, entre ellas se encuentran:

 

Realizar una buena higiene bucal: un cepillado adecuado y la limpieza con seda dental ayudan a prevenir afecciones en las encías que pueden causar retracción de las mismas.

Usar productos dentales con flúor: incluidos los recomendados por el odontólogo para la hipersensibilidad dental. Tenga en cuenta que los dentífricos que use no afecten el esmalte dental y no contengan aditivos tóxicos.

Usar un cepillo suave: preferiblemente uno para dientes sensibles; no cepillarse de forma agresiva y solo las veces recomendadas por el odontólogo.

Tener cuidado al consumir alimentos ácidos: pueden desgastar el esmalte.

Impedir el rechinar de los dientes: evite apretarlos constantemente.

Visitar al especialista: a las personas con síntomas de hipersensibilidad dental se les recomienda visitar al odontólogo para descartar enfermedades periodontales como la gingivitis, que pueden causar la dolencia si no se controlan a tiempo.

Acuda a la medicina natural

Una alternativa natural para la protección oral consiste en elaborar dentífricos y líquidos antisépticos caseros a base de aceites, como el de árbol de té, menta y bicarbonato de soda.

Algunos dentífricos novedosos que ya se encuentran en el mercado ayudan a reparar las zonas con sensibilidad dental; estos contienen una fórmula que estimula la regeneración ósea, y forma una capa protectora y reparadora de las áreas sensibles.

Más información
adriana.echeverri@imageandpress.com
paola.alape@imageandpress.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *