Prevenga el envenenamiento en casa

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Aparentemente son artículos de uso diario ubicados en diferentes partes de la casa que no perjudicarían nuestra salud; pero según estadísticas del área de salud pública del Ministerio de Salud y Protección Social, en más del 90% de los casos, las intoxicaciones y envenenamientos se originan en el hogar, por esos ‘inofensivos’ productos.

“Los casos más frecuentes de envenenamiento en las casas son causados por automedicación o por el consumo accidental de medicamentos, particularmente por parte de los niños, cuando están de vacaciones, durante las mudanzas o cuando hay invitados y los pequeños no concentran toda la atención”, asegura el doctor Jaime Urrego, director de Salud Pública de Bogotá.

La mayoría de estos casos ocurren en la cocina, baño o en la habitación. Por eso es importante seguir los pasos básicos para preparar su vivienda y evitar envenenamientos:

Recomendaciones elementales:

Reconocer la incompatibilidad química y de ubicación de los diferentes productos del hogar; además de organizarlos es de gran ayuda para evitar un envenenamiento, por eso recuerde:

  • Mantener los detergentes separados de los productos alimenticios y en sus envases originales, bajo llave.
  • Encender las estufas a gas o braseros en lugares con ventilación y verificar que no queden encendidas mientras duerme.
  • Evitar la formación de sustancias dañinas para la salud debido al mal estado de ollas y sartenes.
  • Prescindir de guardar alimentos en las ollas de aluminio.

Niños curiosos

Como es normal, la curiosidad de los niños es el pan diario al interior de las familias; por esta razón es necesario estar alerta y vigilarlos siguiendo estas recomendaciones:

  • Mantenga todas las sustancias que puedan ser peligrosas fuera de la vista o alcance de los menores. Son curiosos ensayando y probando las cosas. No les dé la oportunidad de probar los productos tóxicos.
  • Evite almacenar productos no comestibles en el mismo sitio donde guarda los alimentos.
  • Nunca envase elementos de aseo en botellas, frascos o recipientes que tengan la apariencia de envases de comestibles o bebidas, como los de gaseosas y jugos procesados, pues resultan ser muy atractivos para los niños.
  • Evite referirse a un medicamento como un dulce. ¡No lo es!
  • Deseche en el sanitario todos los sobrantes de medicamentos. No los almacene en las mesas de noche.
  • Administre, bajo supervisión de un adulto, las dosis recomendadas de medicamentos. Evite que los niños se los autosuministren.
  • Prefiera productos de limpieza con envases difíciles de abrir, a prueba de manos infantiles.
  • Compre medicamentos igualmente complejos para abrir.
  • Verifique la etiqueta de los productos; en ella puede constatar la fecha de vencimiento, las instrucciones de uso y las posibles contraindicaciones, como por ejemplo reacciones que producen gases peligrosos al mezclar algunos productos.

Consulta de emergencia

Si ya pasó lo inevitable y sufrió un envenenamiento en casa debe llamar a emergencias inmediatamente. Si usted se encuentra con una persona envenenada, averigüe cuál fue la sustancia ingerida. En cualquier caso se recomienda, mientras llega la ayuda, tomar agua para limpiar la zona de la garganta y faringe, y llamar al número único de emergencias 123.

www.salud180.com
www.vidaysalud.com
http://www.saludcapital.gov.co/

 

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *