Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Armonía

Piscina segura, diversión garantizada

Piscina
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Llegan las vacaciones y con ellas el agua, el sol y la alegría. Pero, ¡cuidado! la mayor cantidad de accidentes en el tiempo de descanso ocurren alrededor o dentro de una piscina. Datos de la organización Safe Kids de los Estados Unidos, estiman que cada año cerca de 300 niños se ahogan en piscinas y jacuzzis, y miles más son hospitalizados.

Es cuestión de prevención

Los ahogamientos en la piscina pueden prevenirse. “Pasos simples salvan vidas” es el lema de la campaña mundial con la cual la sociedad se comienza a identificar para cuidar la vida de los niños que se divierten con el agua y alerta a los padres sobre la supervisión constante en la piscina.

La curiosidad es una constante en los niños y las piscinas constituyen una atracción que suele ser más poderosa que un imán. Para garantizar que esa curiosidad no se convierta en una tragedia, las autoridades mundiales en protección infantil recomiendan aplicar estas medidas al máximo:

  • Supervisión
  • Cerca alrededor de toda la piscina
  • Cubiertas para piscinas y jacuzzis
  • Alarmas
  • Cubiertas de seguridad para desagües
  • Clases de natación
  • Aprender respiración cardiopulmonar

Medidas que salvan vidas

Adoptar cualquiera de estas medidas puede salvar una vida. Por eso:

Supervise a los niños cuando estén cerca o dentro del agua: no importa el tipo de piscina o si hay salvavidas, un adulto designado debe ser el responsable de cuidarlos. Se recomienda contar de manera permanente los niños que estén a su cargo e intervenir cuando están jugando bruscamente. Esté atento a todos los niños bajo su cuidado.

Solo cuando los niños estén fuera de la zona de la piscina es el momento en el cual puede hacer llamadas telefónicas, enviar mensajes de texto o conversar con sus amigos.

Las cercas, salvan vidas: esta es una medida importante para mantener el entorno de la piscina seguro y evitar que los niños se acerquen a ella. Las cercas o cerramientos deben tener entre 1 y 2 metros de altura y no debe ser posible treparse en ellas para sobrepasarlas. Deben tener una puerta que se abra y se cierre de manera automática y una manija para destrabarla que los pequeños no puedan alcanzar. El cerramiento debe rodear la piscina en su totalidad.

Sin embargo, por más de que la cerca esté allí, no reemplaza la supervisión de un adulto.

Las cubiertas de seguridad: estos dispositivos son una excelente medida para disfrutar de manera segura de un día de verano. Las cubiertas cubren y cierran las piscinas y jacuzzis. Estas deben   estar bajo llave cuando no se usan. Siempre recuerde que nada remplaza la supervisión constante.

Las alarmas para puertas, portones y piscinas salvan vidas: se activan cuando se abren las puertas que conducen a la piscina o cuando algo cae al agua. Hay alarmas para puertas y portones,  superficiales y sumergibles, incluso algunas que el niño puede ponerse como pulsera en su muñeca. Elija el sistema que sea mejor para usted y recuerde que la supervisión cercana es siempre un requisito.

Las cubiertas de seguridad para desagües salvan vidas: la manera como pueden disfrutar la piscina de forma segura es manteniéndose alejado de los desagües, colectores de residuos, tuberías y otros equipos que se encuentren debajo de la superficie. Las cubiertas para estos dispositivos evitan que los trajes de baño queden atrapados y las joyas y el cabello se enreden. Están diseñadas también para impedir que la succión atrape a una persona.

Aprender a nadar salva vidas: las clases de natación son una medida fundamental para la seguridad en torno al agua. La natación es el único deporte que puede salvar una vida. Hay clase para niños y adultos. Para saber qué es lo más adecuado para su hijo consulte con su pediatra o con su instructor de natación para incluir otras medidas de seguridad que sean adecuadas para la edad de su hijo.

Aprender ejercicios de respiración cardiovascular (RCV) salva vidas: es algo que todos pueden hacer para desarrollar sus propias habilidades de seguridad alrededor del agua. Repase y actualice su curso de RCV todos los años y disfrute con tranquilidad de la piscina.

Más información
www.poolsafeli.gov

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *