Piensa, aliméntate y ahorra por el medio ambiente

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

El 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, proclamado en 1972 por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Este año la celebración tiene como lema: “Piensa. Aliméntate. Ahorra. Reduce tu huella alimentaria”, un llamado a crear conciencia sobre el consumo responsable de los alimentos, por lo cual diversas agencias de la ONU y otras entidades se han unido para luchar contra la pérdida y desperdicio de alimentos como mecanismo para:

  • Combatir la hambruna.
  • Luchar contra el daño ambiental.
  • Llamar al aprovechamiento de los recursos alimentarios.
  • Reducir los desechos y las pérdidas de alimentos.

Esta celebración tiene como propósito promover la ejecución acciones positivas por el medioambiente, siendo esta fecha la más significativa para ello. Debido a las iniciativas desarrolladas en pro de esta causa, Mongolia fue elegida este año país anfitrión.

Cifras de hambre

Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) aseguran que las cifras de hambrunas y desperdicio de alimento en el mundo son aterradoras. Se estima que un tercio de la producción alimentaria se pierde o se desecha.

  • 1,3 billones de toneladas de comida se desperdician al año. Esta cifra equivale a la producción alimentaria de todo el África Subsahariana.
  • 1 de cada 7 personas del planeta se va a la cama hambrienta.
  • 20.000 niños menores de 5 años mueren de hambre cada día.

Con este enorme desequilibrio y al saber los efectos devastadores que esto tiene para el medio ambiente, la campaña Piensa. Aliméntate. Ahorra. Reduce tu huella alimentaria, pretende:

  • Dar a conocer el impacto que tienen las decisiones alimentarias.
  • Reducir el volumen de los desechos alimentarios.
  • Disminuir el impacto ambiental.
  • Ahorrar dinero en la producción de alimentos.
  • Tomar decisiones informadas.
  • Educar sobre las acciones perjudiciales en el campo de la nutrición.

La producción de alimentos en cifras

“Si se desperdicia comida significa que todos los recursos empleados para producirla también son desperdicio. Así, por ejemplo, producir un litro de leche supone gastar 1.000 litros de agua, o producir una hamburguesa, 16.000 litros. Todas las emisiones de gas durante el proceso de fabricación habrán sido en balde si se desechan alimentos”, declaración de la FAO, a propósito de esta celebración.

La producción global de alimentos ocupa un 25% de la superficie habitable e implica un 70% de consumo de agua, un 80% de deforestación y un 30% de emisión gases. Es, por lo tanto, una de las actividades que más impactan negativamente la biodiversidad y los suelos cuando de deforestación y erosión se trata.

Decisiones informadas como consejo

Aprender a decidir qué comer y cómo aprovechar los alimentos para el bien de la humanidad, es el mensaje final de la FAO, organismo que recomienda, además:

Elegir aquellos alimentos provenientes de procesos de producción o cultivo de bajo impacto para el planeta; es el caso de la comida orgánica, en cuya producción, el uso de químicos es el mínimamente posible.

Adquirir productos en mercados locales, de los cuales se sabe que no ha sido necesario el transporte por largos trayectos y, por lo tanto, el riesgo de haber sido afectados por emisiones de gases es bajo, como el caso de los mercados campesinos de Colombia.

Finalmente, una reflexión sabia: pensar antes de alimentarse y así ahorrar para proteger el medioambiente.

Más información
www.unep.org

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *