¡No a las pruebas en animales!

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Mientras un grupo de activistas de la organización AnimaNaturalis protestó en días pasados en la plaza Cataluña de Barcelona y en otras ciudades de España, en contra de la utilización de animales en las pruebas de productos cosméticos y de otros experimentos de laboratorio, en México D.F. se promulgó un decreto que tipifica como delito la crueldad y el maltrato de los animales domésticos, callejeros o silvestres, por lo que se castigará hasta con seis años de prisión a quienes lo cometan.

AnimaNaturalis ha declarado que no solo las ciencias médicas y biológicas se sirven de animales en sus laboratorios, sino que también lo hacen la industria militar, la cosmética, la del tabaco y la química en general. Se cree que “cada año más de 300 millones de animales son utilizados en experimentos de laboratorio, especialmente distintas razas o especies de perros, gatos, ratones, cerdos, cabras, chimpancés o monos, entre otras”.

Las protestas de AnimaNaturalis no solo responden a estar en contra de las pruebas con animales, sino también a rechazar los sacrificios por causa de estos experimentos, lo cual ha sido reforzado por Naciones Unidas al declarar el 24 de abril como el Día Internacional del Animal de Laboratorio.

Contradictoriamente esta fecha coincide con el natalicio de Lord Lodwing, quien luchó en contra de la utilización de animales en los laboratorios, a través de un comité inglés que desde 1875 inició la oposición a este tipo de experimentos.

Sanciones ejemplares

En México la medida fue publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal y se aplicará desde el próximo jueves. Se castigarán con prisión de seis meses a dos años y multa de 50 a 100 días de salario mínimo (alrededor de 5 dólares diarios), a quienes lesionen animales por crueldad o maltrato. Esta nueva disposición incluye sanciones económicas que llegan a más de 26.000 pesos (unos 2.047 dólares) para todas las personas que maltraten, dañen, torturen o ejecuten conductas de crueldad en contra de un animal “que no constituya plaga”.

En caso de que se ponga en riesgo la vida del animal, la penalidad aumentará hasta en una mitad del periodo mencionado. También prevé que si se causa la muerte por maltrato o crueldad, el delito se castigará con dos a cuatro años de prisión y 200 a 400 días de multa, aumentando una mitad si se provocó sufrimiento.

Recomendación

Lo protesta de los activistas españoles también se ha realizado en Buenos Aires y ha tenido apoyo debido a la creciente sensibilidad de la población del mundo en defensa de los animales y a la protección del medio ambiente, cada vez más necesaria, por lo que han recomendado “que deje de utilizarse animales en estas pruebas” y han planteado el uso de otras alternativa más “éticas y fiables”.

AnimaNaturalis en Colombia

En Colombia, los movimientos defensores de animales se han unido a esta lucha histórica. 

De acuerdo con Andrea Padilla vocera en Bogotá de AnimaNaturalis, a toda costa se debe prevenir el uso de animales en experimentos de laboratorios y es importante insistir, en el ámbito de la educación universitaria, con las facultades de medicina veterinaria, química y biología. Por esta razón se está convocando a que el colectivo de científicos, docentes y estudiantes de estas áreas abanderen esta campaña y utilicen, en lugar de seres vivos, modelos computarizados o robóticos; así mismo, que usen como recurso de enseñanza videos ilustrativos. De esta forma se podría reducir lo más posible el sacrificio de animales.  

“Aunque las universidades de nuestro país tienen sus propias regulaciones y criterios para la experimentación animal, afortunadamente en Colombia existe la objeción de conciencia a la práctica quirúrgica veterinaria que ampara a los estudiantes y científicos que se opongan a prácticas crueles con animales”, opina Padilla.

Adicionalmente, nuestro país cuenta con el Estatuto Nacional de Protección Animal (Ley 84 de 1989), a través del cual establece que: “Los animales tendrán en todo el territorio nacional especial protección contra el sufrimiento y el dolor, causados directa o indirectamente por el hombre”; “… El que cause daño a un animal o realice cualquiera de las conductas consideradas como crueles para con los mismos por esta Ley, será sancionado…”.

También se prohíbe el uso de animales vivos en los siguientes casos:

  1. Cuando los resultados del experimento son conocidos con anterioridad.
  2. Cuando el experimento no tiene un fin científico y especialmente cuando está orientado hacia una actividad comercial.

Algunos logros mundiales

La presión de organizaciones animalistas produjo recientemente la prohibición definitiva en la Unión Europea de las pruebas en animales con fines cosméticos, lo que significa que a partir del 11 de marzo de 2013, cualquier persona que desee vender nuevos productos e ingredientes cosméticos en la UE no debe probarlos en animales en ninguna parte del mundo.

Junto a organizaciones como Cruelty Free International, AnimaNaturalis lanzó una nueva campaña internacional con la cual se ha logrado que 55 países firmen una petición global que respalda el fin definitivo de la experimentación en animales con fines cosméticos.

Paul McGreevy, director de Valores International en The Body Shop -primera compañía de belleza en tomar medidas en contra de la experimentación en animales con fines cosméticos- rindió tributo a los clientes que han apoyado la campaña en contra de esta clase de prácticas durante muchos años, y dijo: “Este gran logro en Europa es solo el cierre de un capítulo. El futuro de la belleza debe estar libre de crueldad”.

Con estas pruebas son sometidos a aislamiento, privados de comida, agua o sueño, expuestos a estrés psicológico, infectados con enfermedades, paralizados, irradiados y la lista de torturas, que algunos científicos llaman “pruebas”, es infinita.

Es así como la utilizada frase de “conejillo de indias”, en verdad se viene practicando desde hace más de 60 años, con el fin de evaluar principalmente el nivel de toxicidad de un producto químico, las cuales se llevan a cabo en todo tipo de animales vertebrados.

Más información
www.animanaturalis.org
bogota@animanaturalis.org
andreap@animanaturalis.org
medellin@animanaturalis.org  
www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *