Músculos fuertes, la clave para la prevención de la osteoporosis

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Entre los múltiples fantasmas que acechan en la última etapa de la vida nos encontramos las fracturas causadas por la osteoporosis. Estas se caracterizan principalmente por la reducción de masa ósea, de fortaleza del hueso, deterioro de la micro arquitectura y aumento de su fragilidad.

A partir de los 50 años, una de cada 2 mujeres y uno de cada 5 hombres son diagnosticados con osteoporosis. Aunque, además de la edad, las investigaciones que han realizado seguimiento a mujeres durante varios años, han observado que aquellas que presentaban sarcopenia o pérdida de la masa muscular, a pesar de poseer una densidad ósea normal, aumentaban 1,6 veces el riesgo de fractura; además, en hombres, al sumar osteoporosis y sarcopenia el riesgo se triplicaba. Esto sucede porque al iniciar el deterioro, primero se pierde la masa muscular y después la masa ósea. Adicionalmente, en los adultos mayores se genera una resistencia ante la síntesis de proteínas.

Aunque esta patología se acentúa con la edad, la clave para prevenirla se basa en una adecuada nutrición, actividad física y buenos niveles de vitamina D. En cuanto al ejercicio, ya teníamos conocimiento de los beneficios de la actividad aeróbica para prevenir el riesgo cardiovascular.  Ahora se indica la importancia de la práctica de rutinas de resistencia con cintas elásticas, pesas, tobilleras o muñequeras, dos o tres días a la semana, y de manera no consecutiva para que regenerar la masa muscular.

Por otra parte, el aumento en la ingesta de proteínas de calidad como la clara de huevo, el pescado, la carne y los quesos, es fundamental. Dentro de los complementos nutricionales encontramos proteínas en polvo como el Fraless® que contiene leucina, un aminoácido esencial para las funciones de mantenimiento, reparación de los músculos y prevención de la degradación de proteínas musculares durante el ejercicio.

La Vitamina D también se disminuye en el adulto, por lo cual es importante suplirla con DK-Mulsión® .Recuerde siempre consultar a su médico biológico de confianza pues estos medicamentos requieren la toma de exámenes de química sanguínea para determinar la dosis necesaria para cada paciente. El mejor manejo que se le de a la vitamina D significa una menor pérdida de función muscular.

Referencia:

Dawson-Hughes, B., El-Hajj Fuleihan, G., & Clark, P. (2017).
El cuidado de los huesos en la mujer posmenopáusica.  

Más información:

Centro de Medicina Biológica y Estética Gilma E. Garrido
Dirección: Calle 121 No 7A–07
Teléfonos: 629 0391 / 213 3724
Celulares:  318 330 9083/ 3153462316
Correo electrónico: contacto@gilmaegarrido.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *