Me diagnosticaron Hiperplasia Prostática Benigna ¿qué debo hacer?

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

La hiperplasia o hipertrofia prostática benigna es una condición muy común en los hombres al ir aumentando la edad. Como su nombre bien lo dice, es una condición benigna en la cual el aumento de tamaño de la próstata genera algunos síntomas.

Según las guías de práctica clínica de la Sociedad Colombiana de Urología, alrededor del 50% de los hombres será diagnosticado a los 60 años y un 90% a los 85 años con hiperplasia prostática benigna.

La hiperplasia significa que las células que componen la próstata han ido proliferando por lo que se evidencia su aumento de tamaño. El primer síntoma suele ser la dificultad para orinar o la retención urinaria. Otros hallazgos comunes son el aumento de la frecuencia urinaria, la sensación de urgencia para orinar, nocturia (la necesidad de despertar en la noche para ir a orinar), tener un chorro disminuido o para el cual se necesita pujar para iniciarlo, y/o sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga después de orinar. Algunos incluso pueden estar teniendo disfunción eréctil o dificultad para eyacular.

Al ser una entidad benigna son pocas las complicaciones, pero pueden ocurrir. Algunas que valen la pena mencionar son: retención urinaria aguda, disfunción del vaciamiento de la vejiga, falla renal, infecciones urinarias recurrentes, cálculos renales, o macrohematuria (evidencia de sangre en la orina).

El tratamiento de primera línea se basa en el uso de alfa bloqueadores que disminuye los síntomas urinarios y la necesidad de una eventual cirugía. Algunos casos, y según sea el caso, es necesario el tratamiento mínimamente invasivo o el tratamiento quirúrgico convencional. Estas decisiones son tomadas con base a los puntajes internacionales de síntomas protáticos, al tamaño de la próstata y las complicaciones que se presenten.

Desde la medicina biológica el tratamiento se basa en el uso de moduladores de la inflamación como el Traumeel® en conjunto con medicamentos específicos para la hiperplasia prostática y los trastornos urinarios que se presentan como síntomas. Entre estos encontramos el Sabal-Homaccord® y Plantago-Homaccord® que tienen componentes como Plantago major, Sabal serrulatum y Hepar sulfuris, específicos para el tratamiento sintomático de la enfermedad.

Recuerde siempre consultar con su médico biológico de confianza para darle un manejo alternativo adecuado e integral según las necesidades de cada paciente.

Más información:

Centro de Medicina Biológica y Estética Gilma E. Garrido
Dirección: Calle 121 No. 7A–07
Teléfonos: 629 0391 / 213 3724
Celulares: 318 330 9083 / 315 346 2316
Correo electrónico: contacto@gilmaegarrido.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *