Los tres regalos sanadores: incienso, mirra y oro

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

En el mundo cristiano el 6 de enero se conmemora con la llegada de los reyes de magos a Belén. Melchor, Gaspar y Baltasar hicieron presencia tras un largo recorrido para entregar tres regalos especiales al recién nacido Jesús.

Los reyes fueron a adorar al niño guiados por una “estrella mágica”. Los regalos que llevaban consigo eran oro, incienso y mirra. Desde entonces, cada año, personajes disfrazados de los tres reyes magos llevan regalos y presentes de paz y buena voluntad a los niños del mudo.

El significado saludable de los regalos

Cada presente que entregaron los reyes a Jesús tenía una razón. Estos tres regalos no fueron escogidos al azar, ya que se les reconoce desde miles de años atrás estupendas propiedades curativas y benéficas.

“Los tres regalos siguen teniendo grandes poderes medicinales hoy en día; podemos decir que lo que en realidad los reyes magos le trajeron al niño Jesús fueron elementos para cuidar su cuerpo y su salud. Hoy en día inclusive el deseo de todo padre al momento de nacer su hijo por encima de cualquier cosa  es que este sano”, explica el médico nutriólogo peruano, Gerardo Bouroncle Mc. Evoy.

Mirra, la esencia del hombre

En Egipto, la mirra se quemaba en los rituales de bienvenida a la diosa Osiris y también se usaba para embalsamar a los muertos. En Grecia, los soldados que partían para la guerra la llevaban consigo en forma de ungüento, con el que se protegían de influencias mágicas negativas al mismo tiempo que cicatrizaban sus heridas.

Desde entonces se conocían sus cualidades astringentes y antisépticas, además de cicatrizantes. Actualmente, se ha comprobado su efectividad en el tratamiento aromaterapéutico de úlceras y heridas, acelerando los procesos curativos y cicatrizantes. En casos de hemorroides, también es una excelente ayuda.

La mirra también cuenta con las siguientes cualidades curativas:

  • Expectorante: limpia los bronquios en casos de bronquitis, tos y resfriados.
  • Perfumería y cosmética: por sus efectos revitalizantes y antiedad. Como fragancia se emplea en colonias y aguas de baño.
  • Calmante: desde el punto de vista espiritual conecta con la intuición y la consciencia. Junto con el aceite de incienso se recomienda en la práctica de la meditación.
  • Antiinflamatorio
  • Antimicrobiano
  • Antiséptico
  • Astringente
  • Balsámico
  • Fungicida
  • Sedante
  • Revitalizante
  • Tónico
  • Estimulante digestivo: control flatulencia y gases, diarrea, pérdida de apetito y dispepsia.
  • Aromatizante
  • Cicatrizante: sus propiedades confirman que es ideal para aplicar en casos de pie de atleta o agrietadas y estriadas, para heridas, arrugas y eczemas.

La Mirra fue el regalo de Melchor (Magalath), anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color, procedente de Europa. Este regalo simbolizaba al hombre.

El oro: terapéutico sagrado

Más allá de ser el metal más preciado y costoso, también es beneficioso para la salud. Ya en el antiguo Egipto se empleaba con varios fines curativos y se consideraba casi sagrado.

Sus propiedades antitóxicas permiten que el organismo lo absorba rápidamente, lo retenga por períodos prolongados y lo elimine fácilmente. Hoy se investiga el oro como una fuente radiactiva en los tratamientos contra distintos tipos de cáncer.     

De igual manera se estudia su uso en odontología, ya que se usa para restaurar piezas dentales.

Así mismo se emplea en terapias como la crisoterapia o auroterapia (uso del magnetismo para combatir enfermedades), que incluye una serie de tratamientos a base de este metal precioso.

Las terapias a base de sales de oro se han utilizado en tratamientos paliativos del asma, lepra, sífilis y tuberculosis. Investigaciones recientes para la artritis reumatoide apuntan a catalogarlo como un eficaz antiinflamatorio.

Baltasar (Serakin), de raza negra, procedente de África, entregó el oro, el más precioso de los metales. El Oro era el símbolo del Rey.

Incienso: aromatizante curativo

Se trata de una preparación de resinas aromáticas vegetales a las cuales se añaden aceites, de forma que al arder desprende un humo fragante y un olor característico que durante siglos ha sido utilizado con fines religiosos, terapéuticos y en la producción de perfumes.

Entre otros usos, su peculiar aroma era utilizado para tratar la melancolía (hoy llamada depresión) y sobre todo se le atribuían propiedades calmantes. Además para eliminar cualquier tipo de negatividad.

En la medicina ayurvédica de India se utiliza para tratar la artritis y se estudia su efectividad curativa en asma, osteoartritis, enfermedad de Crohn y colitis.

También tiene efectos para:

  • Cicatrizar
  • Aliviar los síntomas de la gripe y el resfriado
  • Equilibrar las emociones
  • Favorecer la concentración, la inspiración y el relax.

Gaspar (Galgalath), el más joven y rubio de los tres reyes magos procedente de Asia, entregó el incienso como símbolo de Dios.

Más información
www.eljardindejudith.blogspot.comwww.naturalternativa.net

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *