Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

Nutrición al Día

Las verdades de la alimentación saludable

alimentos saludables
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Las prácticas nutricionales y dietitas incluyen varias recetas consideradas leyendas urbanas o mitos con poca efectividad. Seguramente ha escuchado que comer limón en la mañana disminuye la grasa corporal y ayuda a adelgazar; que los alimentos integrales no engordan o que los dietéticos pueden ser consumidos en grandes cantidades.

Lo cierto es que cada organismo es único y cada persona tiene su propia realidad con la comida, y cuando la “dieta le funciona” se suele convertir en ejemplo, se divulga con rapidez y su aplicación se replica como la transmisión de un virus. Expertos nutricionistas rompen los mitos y explican la verdad sobre algunas costumbres alimentarias:

El limón en ayunas adelgaza: los expertos aseguran que cualquier fruta cítrica (kiwi, limón o naranja) estimula el funcionamiento de la vesícula y permite la eliminación de las grasas a través del intestino. No ayuda a quemar grasa pero sí a eliminarla.

Los light: se tiende a creer que los productos diet o light son saludables y no engordan. Sin embargo, sus cualidades dietéticas, bajas en grasa, azúcar o sal, no son garantía de tener menos calorías. Por ejemplo, el chocolate dietético, a pesar de tener menos azúcar, aporta mayor cantidad de grasas que el convencional.

El líquido engorda: la frase “no tome líquido con la cena porque le hace daño al organismo” suele escucharse de manera generaliza en las mesas de comedor de casas y restaurantes. Sin embargo, la hora en la cual se consume el líquido no es el factor determinante para el aumento de peso; si se trata de líquidos altos en azúcares y grasas, obviamente serán dañinos y engordarán.

Según Andrea Rivas, médica internista, el agua es un alimento sin calorías, favorable para la salud y benévola en su consumo. Se recomienda ingerir por lo menos dos litros al día (implican sus diferentes presentaciones o combinaciones). “Al aumentar la proporción de agua en el organismo se mejora el funcionamiento de los riñones y con ello es mejor el proceso de desintoxicación”, explica la especialista.

Los productos integrales adelgazan: los cereales integrales tienen un mayor contenido de fibra y minerales que los refinados, pero el contenido energético es el mismo. Según la nutricionista Adriana Zuleta Franco, en su libro Mitos y realidades de los alimentos, “la fibra tiene un efecto de saciedad, que genera sensación de llenura; su poder nutritivo se relaciona con mejorar el tránsito intestinal; se recomienda consumirlos, pero como todo, no en exceso”, detalla la nutricionista.

El pan: esta ‘harinosa’ tentación que a muchos deleita cuando su olor sale del horno es considerada la responsable del sobrepeso de muchos comensales. La realidad es que el pan no es el culpable de engordar sino los acompañamientos del mismo: la mantequilla, la mermelada o los embutidos. El exceso en su consumo es el que puede causar problemas.

Verduras con poderes curativos: Para mejorar la visión, las investigaciones han demostrado y recomiendan consumir zanahoria, verduras de hoja verde y frutas como el durazno, ricos en vitamina A. En el caso de la espinaca, los especialistas aseguran que supera a la zanahoria en betacaroteno; 3/4 de taza de espinacas cocidas proveen el 100% de nuestros requerimientos de vitamina B6, 50% de la vitamina C, 25% de ácido fólico y un sorprendente 300% de vitamina K. También provee hierro y potasio, es 100% dietética, libre de grasa, y solo aporta 23 calorías por taza.

El poder de las frutas: su aporte en calorías va a depender del tipo y la cantidad de frutas de consumo diario. Se trata de alimentos ricos en fibra, por lo que recomiendan consumirlas antes de las comidas para producir un efecto de saciedad y así reducir el consumo de otros alimentos más calóricos.

Moderación con los suplementos vitamínicos: este tipo de productos solo se deben consumir bajo prescripción médica; hacerlo indiscriminadamente puede generar consecuencias negativas para la salud y llevar a la aparición de enfermedades.

Las grasas saludables: el uso de aceites vegetales como el de oliva y de semillas (girasol, maíz, soya), contienen grasas insaturadas que ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Recomendación saludable

Realidad o mito, la única verdad es que antes de hacer cualquier tipo de régimen alimentario o crear una rutina en su familia, se recomienda visitar al nutricionista. Cada persona y cada organismo responden diferente a los alimentos. Recuerde: la salud empieza por lo que se incorpora al cuerpo desde el exterior.

Más información
www.alimentacion-sana.org

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *