La pesadilla de mis piernas: las venas várices

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

¿Qué son las venas várices?

Son dilataciones del sistema venoso, usualmente en los miembros inferiores, por falla en las válvulas de las venas, lo que crea un flujo retrógrado. Esto puede ser solamente por una falla genética de las válvulas o como consecuencia de un problema en la coagulación. Clínicamente se ven desde “arañitas” rojas o telangiectasias, hasta venas gruesas y dilatadas, con hinchazón de las piernas o edema, cambios en la coloración de la piel, piel seca y delgada, y en los casos más severos con úlceras que no sanan.

Parece haber un factor genético pues suelen verse más de un miembro de la familia afectado, principalmente las mujeres. Aunque los factores de riesgo incluyen trabajos que exijan estar largos períodos de pie, sedentarismo, obesidad, embarazo, uso de anticonceptivos orales, y tabaquismo.

Además de darnos cuentas de la aparición de las telangiectasias o del engrosamiento de las venas, también podemos sentir síntomas como dolor, edema, y sensación de pesadez. Normalmente acciones como levantar las piernas, tomar pausas activas y usar medias de compresión disminuyen los síntomas. Aunque es importante entender que es una enfermedad que no se cura con medicamentos ni con las medidas mencionadas anteriormente, todo depende de cómo lleve usted la enfermedad. Los tratamientos son la cirugía y la escleroterapia, estos son completamente de elección por la sintomatología y por la parte estética.

Como siempre, un estilo de vida saludable puede ser la mejor manera de afrontar el problema. Algunos factores de riesgo que mencionamos son el tabaquismo, el sedentarismo y la obesidad, todos factores modificables y prevenibles si se hacen algunos cambios en nuestro estilo de vida. Dado que las varices se dan por el estancamiento de la sangre en las venas de los miembros inferiores, hacer ejercicio es una gran opción, impulsaría esta sangre hacia el corazón y restablece la circulación, lo cual mejora los síntomas y enlentece la evolución de la enfermedad se puede complementar tomando Aesculus compositum N, uno de sus componentes es Castaño de Indias y el Hamamelis de acción capilar, regulando la circulación periférica y linfática. Para prescripción de opciones terapéuticas naturales, consulte su médico biológico de confianza que le formulará la mejor opción de acuerdo a su historia clínica médica.

Más información:

Centro de Medicina Biológica y Estética Gilma E. Garrido
Dirección: Calle 121 No. 7A–07
Teléfonos: 629 0391 / 213 3724
Celulares: 318 – 330 9083 / 315 – 346 2316
Correo electrónico: contacto@gilmaegarrido.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *