La biodanza, un encuentro consigo mismo

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Vivir, sentir, sanar a través de la música, el canto, el movimiento y el encuentro en grupo, son sensaciones únicas e integradoras que se reúnen la biodanza. La metodología consiste en inducir vivencia de gran intensidad que permite, a quien la práctica, ser consciente de su ser en el aquí y el ahora y disfrutar a plenitud del presente que lo rodea.

“Se trata de una técnica con la cual, a través del movimiento, es posible ingresar conscientemente al interior de la mente para sanar y reprogramar cualquier creencia o vivencia que limite los resultados en la vida”, asegura Federico Fischbach, especialista en coaching y reiki.

Conexión con la vida

La biodanza se describe como un sistema de integración humana que facilita experimentar vivencias orientadas a estimular los potenciales de vitalidad, sexualidad, creatividad, afectividad y trascendencia, denominados ‘líneas de vivencia’; es decir, funciones primordiales que se ‘conectan’ con la vida y permiten al hombre integrarse y encontrarse consigo mismo, su especie y el universo. Esto se logra a través de:

  • La renovación orgánica.
  • La reeducación afectiva.
  • El reaprendizaje de las funciones originarias de vida.

Renovación orgánica

Se logra con la autorregulación orgánica, inducida mediante estados especiales de trance que activan procesos de reparación celular y estabilización de las funciones biológicas, disminuyendo así los detonantes del desorden y el estrés.

Reeducación afectiva
Es la capacidad de establecer vínculos con otras personas.

Reaprendizaje de las funciones originarias de vida
Es aprender a vivir a partir de los instintos. El instinto es una conducta innata, hereditaria, que no requiere aprendizaje y se manifiesta mediante estímulos específicos. Tiene por objetivo conservar la vida y permitir su evolución.

Logros sanadores
La práctica de la biodanza, a través de sus componentes de vivencia, líneas de conciencia, vitalidad, creatividad, sexualidad, afectividad y trascendencia, permite:

  • Cambiar la visión de la vida y del mundo.
  • Expresar de manera favorable emociones.
  • Sentir la vida intensamente.
  • Llevar la conciencia a lo corporal.
  • Estar en el aquí y el ahora.
  • Hacer consciente lo inconsciente para la transformación y el crecimiento personal.
  • Averiguar la causa de lo que nos sucede en la vida.
  • Alcanzar los objetivos existenciales.
  • Desbloquear y eliminar tensiones acumuladas.
  • Transformar actitudes negativas.
  • Desarrollar las cualidades físicas básicas y las destrezas motoras.
  • Generar sentimientos de liberación y plenitud.
  • Ser creativos.
  • Producir renovación existencial.
  • Contribuye a que salgamos de la alienación que sufrimos.
  • Concretar los deseos sexuales en la práctica.
  • Fomentar el erotismo.
  • Mejorar el goce corporal.
  • Eliminar el estrés.
  • Mejorar la comunicación y la vinculación consigo mismo y con los demás.
  • Reconocer y valorar a los demás.
  • Potenciar sentimientos de amistad, solidaridad y amor.
  • Mejorar el sistema inmunológico.
  • Fomentar la entrega.
  • Generar sentimientos de armonía y comunión consigo mismo y con los demás.
  • Desarrollar la intuición.
  • Conectarse con el ser espiritual.
  • Generar sensación de bienestar.
  • Infundir un mejor estado de ánimo.

Cómo se ejecuta

Basado en la música y la danza, la práctica e integración se lleva a cabo mediante más de 500 ejercicios que estimulan los centros energéticos del organismo y exaltan las emociones. Esto permite desarrollar el goce de moverse en libertad, sin estereotipos ni técnicas de ningún tipo, por lo que puede practicarse a cualquier edad.

Más información
informacion@cumeltda.com
www.biodanzaspain.org

 

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *