Hogares libres de ‘ácaros’

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Son habitantes indeseables, invisibles al ojo humano, pero presentes en casi todos los rincones de nuestras casas y causantes no solo de alergias respiratorias, sino también de muchas otras enfermedades, sobre todo de la piel.

Esta es la descripción de los microorganismos conocidos como ácaros, la cual se ha adaptado de una investigación adelantada desde hace 3 años por la Universidad de la Salle, la Asociación Colombiana de Alergia e Inmunología, y la Secretaría de Salud de Bogotá, en la capital del país.

La inhalación de la materia fecal de los ácaros, desencadena signos y síntomas que incapacitan y alteran la calidad de vida, entre ellos:

  • Picazón en la nariz
  • Estornudos
  • Inflamación de la mucosa de la vía aérea
  • Flujo nasal

Resultados que ‘pican’ y preocupan

En la investigación mencionada se detectó que en Bogotá hay ácaros hematófagos, una especie que chupa la sangre humana y genera reacciones en la piel similares a la picadura de un mosquito. “Esta es una nueva situación y representa una amenaza muy grande e invisible para la salud, principalmente de los niños”, asegura el doctor Gustavo Cuadros, presidente de la Asociación Colombiana de Alergia, Asma e Inmunología.

Otros resultados

La investigación revela, contrario a lo que se creía, que en Colombia hay distintos tipos de ácaros, de acuerdo con la región del país y con su clima. Esto implica conocimiento y herramientas regionales para identificarlos y combatirlos.

Por otra parte, se conoció que en Bogotá hay ácaros provenientes de las aves, los cuales afectan a los humanos. Estos viven en almohadas de niños, pisos de habitaciones y colchones.

Casas con ‘cero’ ácaros

No es necesario disponer de un equipo humano de ‘desinfectantes’ para erradicar los ácaros en su casa. Prácticas sencillas de aseo pueden hacer la diferencia.

En el dormitorio:

  1. Comprar el colchón en un lugar reconocido y verificar que las materias primas de su fabricación sean de calidad y no reutilizadas.
  2. Aspirar las almohadas y colchones para garantizar que no expulsen nuevamente el polvo. Puede realizarse también con un secador de cabello, el aire caliente y seco penetra las estructuras internas, con lo cual se eliminan ácaros y hongos.
  3. Evitar acumular enseres o cajas bajo la cama.
  4. Lavar colchones y almohadas con productos acaricidas.
  5. Evitar consumir alimentos sobre la cama.
  6. Prescindir de dormir con las mascotas.
  7. Desechar cortinas en las habitaciones.

En los pisos:

  1. Evitar barrer en seco. Esta práctica lo que hace es trasladar el polvo de un lugar a otro.
  2. Limpiar los pisos con paños humedecidos y desinfectantes de olores suaves.
  3. Evaluar la conveniencia del uso de alfombras en la casa, estas acumulan materia orgánica que perjudica a personas alérgicas.

6 medidas naturales complementarias

Se sabe que las medidas principales son la ventilación y la limpieza; esto deber hacer:

  1. Ventilar a diario y durante bastante tiempo la casa, especialmente, las habitaciones.
  2. Aspirar semanalmente la casa y las superficies de tela, como colchones o sofás.
  3. Utilizar fundas para colchones y almohadas y lavarlas con una cierta frecuencia (al menos, cada dos o tres meses).
  4. Elegir ropa de cama antialérgica, que evita la proliferación de bacterias y ácaros.
  5. Mantener las ventanas abiertas durante la limpieza.
  6. Utilizar un purificador de aire, con tecnología iónica, para garantizar un ambiente sano en casa, libre de impurezas y de ácaros.

Más información
www.cafam.com
www.acaai.co
www.mibebeyyo.com

 

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *