Gordos por una causa

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

El movimiento Fat Pride presenta una perspectiva diferente sobre el peso, sus activistas defienden cómo se ven las mujeres a sí mismas ante las nociones preconcebidas de la sociedad sobre el peso con relación a la belleza.

Innumerables hombres y mujeres se han sumado a la causa del movimiento para luchar contra el paradigma de que los gordos son de esa manera por la comida que ingieren.

Una razón de peso

Este movimiento social también conocido como “la aceptación de la grasa”, “la aceptación del tamaño”, “la liberación de la grasa”, “el activismo de la grasa” o “el movimiento de energía de grasa”, es una causa que busca cambiar el sesgo antigrasa en las actitudes sociales.

La reivindicación de los derechos de las personas obesas para ser tratados por igual tanto en el ámbito social, médico y jurídico, motivó el surgimiento de una política de identidad que se gesta desde los años 60, pero que toma mayor vigor en la época actual cuando los modelos de belleza discriminan a los ‘gordos’ por no estar ‘estéticamente’ acordes con la norma social.

En su manifiesto reivindicativo el movimiento sostiene que “las personas con sobrepeso son objeto de odio y discriminación. En particular, las mujeres obesas son sometidas a una mayor presión social y estas actitudes comprenden una arraigada fobia a la grasa, que ridiculiza y convierte en objetos de compasión a los gordos, llegando, incluso, a la falta de igualdad en el acceso al transporte y el empleo”.

Temas de campaña

La “aceptación de la grasa” también constituye una subcultura que actúa como grupo social para sus miembros. Las actividades incluyen conferencias, moda y artes, eventos, compras, natación y otros clubes deportivos. Incluso, recientemente en Colombia un proyecto fotográfico promovido por un diario de circulación nacional presentó una colección de fotografías que resaltaba la belleza estética de las mujeres gordas.

Mientras tanto, los activistas siguen luchando por el cambio en las actitudes sociales, personales y médicos hacia los gordos. Organizaciones de aceptación se ​​involucran en la educación pública con el propósito de darle un viro a lo que ellas describen como mitos de la gente gorda.

Salud en todos los tamaños

Conscientes del descontento por el tratamiento médico que han recibido hasta ahora y dispuestos a defender el argumento, sustentado en varios estudios, que demuestra la inexistencia de una relación directa entre el Índice de Masa Corporal (IMC) alto con la mortalidad, las personas obesas vinculadas a esta iniciativa, crearon la campara “Salud en todos los tamaños” que cuenta con cinco principios básicos:

  1. Mejora de la salud
  2. El tamaño y la aceptación de uno mismo
  3. El placer de comer bien
  4. La alegría del movimiento
  5. El fin de la desviación del peso.

Hace poco recordábamos en nuestro blog www.equilibriummedicinanatural.com que las grasas no son, por norma, malas. En realidad, este nutriente es necesario e imprescindible para múltiples funciones del organismo, y según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y Nutrición (EFSA), del total de calorías consumidas a lo largo del día, entre el 20 y el 35% debería provenir de este nutriente.

Al respecto, la posición del movimiento se apoya en autores como Arena Szwarc y profesor de derecho Paul Campos, quienes en su libro ‘La dieta mito’ ponen en tela de juicio la relación entre la obesidad y la mortalidad.

Los activistas sostienen que:

  • Los problemas de salud de la obesidad y del sobrepeso se han exagerado o malinterpretado y usado como una cubierta para prejuicios estéticos y culturales contra la grasa.
  • Las personas de todas las formas y tamaños pueden luchar por la aptitud y la salud física al considerar que la salud debe desligarse de la forma corporal.

Alimentación consciente

Además de las campañas del movimiento de aceptación de grasa en el tema de la salud en cualquier tamaño, ha habido un auge de los estudios a favor de este concepto.

Al respecto el estudio “Tamaño de la aceptación y el comer intuitivo mejora la salud de las mujeres obesas y personas que hacen dieta crónica” publicado en el año 2013 por la Asociación Journal American Diet, encontró que la aceptación de la obesidad y el comer de manera intuitiva (cuando se tiene hambre) repercute en una mejor salud y aporta a una eficiente pérdida de peso en personas que hacen dieta y tienen sobrepeso crónico.

A esto se suma la adhesión del movimiento a tendencias como la nutrición consciente, con la cual están comprometidos a adquirir hábitos de alimentación que les permitan identificar, de manera consecuente, las expresiones de hambre y saciedad que emite su cuerpo. Un método pionero en el aprendizaje de hábitos de nutrición, el cual les permite:

  • Cambiar su manera de relacionarse con la comida.
  • Dejar de usar la alimentación como un recurso de consuelo, premio o castigo.
  • Valorar y no subestimar la carga nutricional de los alimentos.
  • Conocer cómo funciona su metabolismo.
  • Aprender sobre las opciones vegetarianas y microbióticas para alimentarse.

Más información
www.alimentacion-consciente.comwww.ineedfatacceptance.tumblr.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *