Generación finger y tecnófilos, Ejercicios para no atrofiarse

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Los avances tecnológicos han desarrollado varios tipos de adicción en la población mundial, a las que se suman otras enfermedades del grupo de riesgo profesional, que pueden llegar a ser fatales.

La Generación finger está conformada por jóvenes entre 9 y 18 años, aproximadamente, adictos a los servicios de internet y el chat en el teléfono móvil.

A este grupo se suman los tecnófilos, personas de diferentes edades que desarrollan una afición desmedida por las nuevas tecnologías.

Aunque los avances tecnológicos traen consigo un sinnúmero de beneficios para la sociedad, es el volumen de servicios que ofrecen el que hace que las personas sientan la necesidad de obtenerlos para su satisfacción.

Sin embargo, del uso excesivo y la adicción a aparatos de alta tecnología ha surgido una vulnerabilidad de los finger y tecnófilos a padecer enfermedades que, a largo plazo, pueden ser letales para la salud humana, debido a la sobrecarga eléctrica positiva por la exposición continua de radiaciones electromagnéticas de distinto orden.

Un exceso de iones positivos o radicales libres ocasiona reacciones de las moléculas del organismo que pueden romper los enlaces químicos responsables de la integridad de las paredes celulares. De esta forma se daña el tejido conectivo, al igual que múltiples estructuras del ADN.

Males que tienen cura

Los problemas de salud que se pueden generar no son pocos; entre ellos, dolores de cabeza, fatiga crónica, ansiedad, angustia, taquicardia, fatiga muscular, fibromialgia, tendinitis, tendosinovitis, artrosis de manos, y se puede llegar hasta el riesgo de aparición de lesiones malignas como tumores, con la consecuente implicación de la muerte.

Así mismo, la sintomatología a través de las cuales se detectan este tipo de dolencias, son cansancio, estrés, dolores de dedos y manos, hasta llevar a la incapacidad laboral, alteraciones del ritmo del sueño y falta de concentración.

Si esta condición llegase a su vida, tome la opción de la medicina biológica.

La inflamación es consecuencia de un déficit de cargas negativas y exceso de cargas positivas; los medicamentos biológicos tienen activación cinética secuencial, lo que le ayudará a regular las cargas eléctricas en la célula, llevando al paciente a una regulación fisiológica con la consecuente desaparición de síntomas y resolución de la enfermedad.

Ejercicios para mejorar

Con el fin controlar toda suerte de adicción causada por los avances tecnológicos, debemos practicar el uso racional de la blackberry: llamadas cortas, de menos de dos minutos; usar manos libres; disminuir el contacto del teléfono con el cuerpo; no dormir con él; y cuando se vaya a cargar, dejarlo lejos del área donde descansa la persona. Los tecnófilos suelen estar rodeados de un alto número de aparatos eléctricos, por lo cual deben procurar siquiera apagarlos durante la noche.

Igualmente, es aconsejable:

  • Tener en la habitación donde se duerme el menor número de aparatos eléctricos posibles y desconectarlos si no se están usando.
  • Caminar descalzo sobre el pasto o la tierra.
  • Salir de vacaciones a la playa, con esto ayudaremos a disminuir la carga eléctrica positiva e incrementar nuestra carga negativa.

De igual forma, se recomienda una serie de ejercicios para practicar dos o tres veces al día:

  • Estiramiento: brazos y codos totalmente extendidos al frente, con la mano empuñada y el dedo pulgar sobre el dedo índice; se gira la muñeca con el dedo pulgar apuntando hacia el techo y luego se flexiona la muñeca con el codo extendido.
  • Con los brazos extendidos y las manos sobre una mesa, con las palmas hacia arriba, llevar el dedo pulgar hacia los demás dedos.
  • Con una pelota grande o pequeña de espuma suave, apretarla y soltarla en repetidas veces.
  • Con una pelota grande o pequeña de espuma suave, con la mano extendida sobre ella, hacerla rodar hacia adelante y hacia atrás.
  • Con una pelota pequeña, se empuña y se desliza hacia arriba y hacia abajo sobre una pared, sin doblar los codos ni las muñecas.
  • Realizar ejercicios diarios de relajación, en silencio, tratando de concentrarse en el ruido más lejano que alcance a escuchar.

Más información

Centro de Medicina Biológica y Estética Gilma E. Garrido
Dirección: Calle 121 No. 7A–07
Teléfonos: 629 0391 / 213 3724
Celulares: 315 – 346 2316 / 318 – 330 9083
Correo electrónico: gilmaegarrido@yahoo.com

Sonia Domínguez
Fisioterapeuta


¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather