¡Finanzas claras: hogares felices!

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Prácticas rutinarias y sencillas, como ‘comprar el mercado’ para la casa, tienen implícita una carga compleja de relaciones emocionales y de construcciones familiares.

Las decisiones económicas  y financieras afectan la cartera y la vida de los matrimonios. La complejidad y trascendencia de los aspectos económicos en la relación de pareja determinan, en buena medida, el curso que tomará el proyecto de vida de esa unión.

Se trata de un asunto que con frecuencia no se aborda, lo cual impacta el vínculo, las emociones y sus expectativas.

‘Monederos y carteras’

“Los matrimonios y las familias están expuestos a múltiples altibajos financieros que tienen implicaciones psicológicas”, asegura la psicóloga Patricia Meraz Ríos, quien en su investigación ‘Monederos y carteras’, destaca que la relación amor – dinero se gesta desde el momento en que un hombre y una mujer deciden vivir juntos, por ello en ese vínculo las relaciones se construyen a partir del manejo y administración del capital.

“El significado que se da a los recursos económicos en el seno familiar define valores, lealtades y necesidades”, puntualiza la también académica de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Cuando se compra el mercado, por ejemplo, se entrecruzan las transacciones mercantiles con los signos, prácticas y significados socioculturales. Estos asuntos se manifiestan en:

  • Las conversaciones y en los discursos cotidianos.
  • El valor que cada miembro de la pareja atribuye al dinero.
  • La toma de decisiones, administración y distribución del capital.
  • El manejo de las finanzas.
  • El modo en el cual los miembros de esa sociedad afectiva se complementan, relacionan y dan sentido a su vida.

Se trata de un tema de ‘inversión’

El manejo del presupuesto y del patrimonio, además de ser un asunto relacionado con la administración y la economía doméstica, revela las relaciones socioculturales que establecen las parejas para satisfacer sus necesidades, construir sus realidades y proyectar sus aspiraciones.

Por eso las conversaciones y discursos cotidianos se presentan a manera de quejas, reclamos y reproches: “Yo estoy dando más dinero que tú…” suele oírse en las discusiones de pareja. El dinero se convierte entonces en fuente de conflicto, verdades y de satisfacción de necesidades, porque de las prácticas de administración y distribución de este recurso depende la toma de decisiones en el hogar.

Soluciones rentables

Es preciso identificar estrategias y tácticas que emplean las parejas respecto del manejo del dinero y las decisiones implicadas en la administración y la economía de la casa. Por ello es importante hablar del tema y que las parejas definan concretamente:

  1. El papel que juegan los aspectos económicos y financieros en el proyecto de pareja.
  2. La satisfacción que otorga la estabilidad económica en la vida cotidiana.
  3. La manera de adoptar prácticas financieras que equiparen las responsabilidades económicas de cada miembro de la pareja.
  4. El modelo de ingreso familiar: si es el varón el proveedor, si lo es la mujer o lo son ambos en proporción a su capacidad económica o por partes iguales.

Resultados provechosos

Parte de las conclusiones de la investigación de la doctora Meraz confirman que las parejas sin dificultades financieras cuentan con:

  • Decisiones consensuadas o compartidas.
  • Equilibrio entre negociaciones y manejo de poder.
  • Transparencia financiera.
  • Control de gastos y consumos.

A diferencia de aquellas parejas que reportan dificultades, en donde se observa:

  • Información oculta sobre ingresos o gastos.
  • Desequilibrio en el acceso, control y disposición del dinero.

Piense y actúe frente a qué lado quiere estar en relación con su pareja y el manejo de las finanzas en el hogar. De su decisión depende que su casa sea un lugar armónico y saludable económicamente.

Más información
www.unam.edu.co

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *