Fenómenos más allá del sufrimiento

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Fenómenos más allá del sufrimiento

La esencia del ser humano lo impulsa siempre a indagar sobre el significado y el sentido de aquello que aparece en el mundo físico y cotidiano. La fenomenología, como instrumento de terapia sicológica, pretende entender y reflexionar sobre un fenómeno o sobre aquello que es visible para el ser humano.

Esta terapia atrae a los pacientes por su brevedad y profundidad, explica la doctora María Izabel de Aviz psicoterapeuta brasileña y quien ha puesto en marcha un método terapéutico basado en la fenomenología.

Necesitamos hacer una serie de operaciones para poder identificar el sentido de todo a aquello que se nos manifiesta, y esas operaciones están en el campo de investigación de la psicología, aclara la psicóloga.

Entre lo físico y lo abstracto

Las interpretaciones de las ‘cosas’ no solo tienen un carácter físico, lo que plantea la fenomenología es que su significado también es abstracto, como por ejemplo, la definición de las ‘cosas’ culturales, eventos, hechos, que no son de orden estrictamente físico.

La fenomenología como terapia

La fenomenología es una escuela filosófica fundada en Alemania por Edmund Husserl, a finales del siglo XIX y en la primera mitad del siglo XX.

Las herramientas de riqueza, seguridad y profundidad del método fenomenológico propuesto por Husserl impulsaron a los psicólogos interesados en el tema en adoptarla como una alternativa psicoterapéutica capaz de ayudar a superar el sufrimiento de las personas.

Algunas de sus características son:

 Es una psicoterapia breve que busca desarrollar el concepto de ‘epoché’, o reducción fenomenológica, para conocer junto al paciente el sentido de su sufrimiento.

 Es una psicoterapia de relación, donde se evidencia la capacidad de la persona humana de explicarse y de entenderse a sí misma a través de sus vivencias.

 Se ejecuta de un modo natural, dándole confianza al paciente para que exprese lo que siente.

 La posición terapéutica es de aceptación y comprensión frente a la subjetividad del paciente, sin imponer o pedirle lo que el terapeuta considera, conoce o quiere.

 En la sesión de terapia se busca que tanto el paciente como el terapeuta traten de llegar a la vivencia que dio origen al sufrimiento del paciente.

 El hilo conductor es el análisis de la vivencia. Sólo entonces al paciente se le solicita tomar posición hacia aquella vivencia.

Los resultados de la terapia

• Según la doctora de Aviz, este método terapéutico permite: Develar las causas psicológicas de sus sufrimientos.
• Trazar un camino propio en el conocimiento de sí mismos.
• Posibilitar el enfrentamiento de las indicaciones de la fenomenología con los empeños personales.

Sólo partiendo de nuestras vivencias interiores percibimos y podemos conocer cómo estamos hechos y lo es que verdaderamente humano, concluye la terapeuta.

La ayuda de la fenomenología

La propuesta de la fenomenología es la de saber cómo es el ser humano, cuáles sus capacidades superiores, para después poder decir cómo está hecho el ser humano.

• La fenomenología no es psicología, es una filosofía que indica que el ser humano es una sola unidad formada por varios ámbitos que no pueden ser separados.

• La fenomenología enfatiza en los métodos interpretativos y reducionistas para demostrar y conocer al ser humano.

• La fenomenología es una filosofía que indaga sobre cómo es el ser humano y cuál es la estructura de la persona.

• La fenomenología se enfoca en superar las dificultades propias del ser humano con el fin de que esté pueda:

 Percibir el sentido del hecho y no el proceso del hecho como lo hace la psicología.

 Entender cómo las vivencias transcienden las cosas que están fuera de nosotros.

 Comprender la relación consigo mismo, del yo con el otro que se asemeja a mí, y del yo con el otro que es diferente a mí, y de mí con las cosas sin vida.

 Analizar todas las vivencias humanas positivas o negativas, buenas o malas, dificultades o posibilidades, porque esa relación penetra los estados corpóreos, los psíquicos y los que transcienden el cuerpo y la psiquis de la persona humana.

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *