Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

Biotendencias

Evite que su nevera intoxique

85
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Evite que su nevera intoxique

Si al abrir su nevera observa que guarda en el mismo compartimento los quesos, embutidos, pollos o carnes crudas, lácteos, embases, latas y frutas, ¡cuidado! las bacterias pueden estar haciendo de las suyas pasando de un alimento a otro y convirtiendo su nevera en un foco de contaminación que provoca intoxicaciones o enfermedades diarreicas.

La contaminación cruzada o paso de bacterias de un producto perecedero a otro es la causante de graves enfermedades intestinales como la salmonella. Aprender a refrigerar los alimentos correctamente es la clave para evitar riesgos en la salud.

Es común que las personas guarden el pollo, el cual tiene una carga microbiana muy alta, junto con el queso, las frutas o las salchichas que se pueden contaminar y causar enfermedad diarreica, situación evitable si la gente aprende a guardar adecuadamente los alimentos en neveras o refrigeradores de casas y establecimientos comerciales, asegura la ingeniera Fabiola Casilimas, docente de la Universidad Incca de Colombia y experta en manejo de alimentos.

Para tener en cuenta

Al momento de refrigerar los alimentos siga estas recomendaciones:

1. Separe adecuadamente los productos perecederos; busque compartimientos diferentes para cada tipo de ellos.

2. Guarde embases y latas en compartimentos distintos a los de alimentos perecederos.

3. Utilice recipientes para guardar por separado quesos, salchichas, frutas, verduras y demás productos.

4. Lave las carnes crudas y quítele la piel al pollo; luego guárdelas en recipientes distintos o bolsas con cierres herméticos, preferiblemente en el congelador.

5. Limpie las latas, empaques, bolsas y demás recipientes que compre en supermercados antes de guardarlos en la nevera, pueden contener bacterias adquiridas en el lugar de almacenamiento.

6. Evite romper la cadena de frío de un producto; si compra un alimento refrigerado, guárdelo en su nevera lo más pronto posible, de lo contrario se descompondrá más rápido y puede contaminar los otros alimentos.

7. No descongele en reiteradas ocasiones las carnes y pescados para sacar porciones y luego volver a congelar. Estos cambios de temperatura constantes son elevados focos de bacterias altamente peligrosas.

Es fundamental, primero porcionarlas y luego guardarlas en los recipientes o bolsas correspondientes para después poder descongelar solo que se va a utilizar.

La limpieza y la temperatura

La nevera es un invento que revolucionó la conservación de los alimentos. Sus propiedades de refrigeración y congelación mantienen los productos por más tiempo en buen estado y sin bacterias.

Para que sus cualidades mantengan los alimentos en óptimas condiciones, este electrodoméstico requiere de mantenimiento periódico. Estos prácticos consejos le ayudaran en la tarea:

1. Controle la temperatura de la nevera: para mantener frescos los alimentos lo ideal es preservarlos a cuatro o cinco grados centígrados.

En este sentido es necesario optimizar las cavidades del electrodoméstico, por ejemplo, las hueveras para los huevos y las estanterías más cercanas al motor para carne y pescado por la mayor concentración de frío en esos espacios.

2. Limpie de manera periódica: para ello es necesario guardar los alimentos en recipientes cerrados que eviten su derrame y la posterior contaminación entre alimentos.

Cuando se produzca un derrame es necesario limpiar de inmediato ya que al dejar la nevera sucia se corre el riesgo de proliferación de bacterias y malos olores dentro del electrodoméstico, dañando el resto de productos.

3. Evite dejar un alimento por muchos días en la nevera: si una comida permanece por más de cinco días en el refrigerador se empezará a averiar y a contaminar a las demás. Lo mismo sucede con las frutas y verduras que se acumulan en los cajones de la nevera y toman moho. Esto hace que proliferen hongos en la nevera.

4. Evite apiñar los alimentos: no se recomienda llenar en exceso la nevera pues esto aumenta la temperatura interna e impide el proceso de conservación.

Acomode los alimentos de tal forma que no se junten y estén expuestos al fresco de manera homogénea por todas sus caras. Del mismo modo evite introducir los alimentos calientes, ya que así se aumentará la temperatura al interior del electrodoméstico y con ello el riesgo de proliferación bacteriana.

Trucos y consejos para neutralizar olores

 Guarde en bolsas con sello hermético los alimentos que provoquen un fuerte olor.

 Coloque en recipientes cerrados salsas o sobras de comida.

 Remoje un pedazo de pan con vinagre e introdúzcalo en la nevera.

 Ponga en un plato dos cucharadas de bicarbonato o un carbón y déjelo en la nevera.

 Evite mezclar las manzanas con otros alimentos, su alto contenido de etileno facilita la descomposición de los alimentos.

 Aísle la cebolla, su potente olor puede dañar el sabor de frutas y verduras.

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *