Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Tratamiento

Época de vacaciones, ¡temporada de hongos!

hongos-piel
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Caminar descalzo en lugares públicos como los alrededores de las piscinas; mantener los pies húmedos o someterlos a intenso calor; y tener contacto con agua contaminada son algunos de los factores que propician la aparición de hongos durante las vacaciones. Los casos de hongos o micosis cutáneas se incrementan hasta un 30% durante los meses de verano.

Por lo tanto, ¡estamos en la temporada de infecciones por hongos, así que cuidado! Es momento para prevenir y, si ya es demasiado tarde, acudir a tratamientos eficaces para la sanación de sus pies.

Consejos y remedios naturales

Para erradicar los hongos se requieren principalmente tratamientos tópicos (cremas); sin embargo es importante que practique algunas recomendaciones de carácter preventivo:

  • Evite caminar descalzo por lugares públicos, como áreas de saunas y piscinas.
  • Utilice medias o calcetines de fibras naturales (hilo y algodón), no sintéticas.
  • Use calzado con suela de cuero y materiales naturales, no sintéticos.
  • Seque bien la piel tras el baño, sobretodo, a nivel de los espacios interdigitales.
  • Extreme la higiene personal: lave diariamente las zonas de roce, como los pliegues. Cuando se seque no restriegue la piel excesivamente.
  • Evite las duchas prolongadas (no superiores a 10-15 minutos).
  • Evite la exposición prolongada al agua caliente.
  • Desinfecte los objetos de aseo personal contaminados, tales como toallas. Lo ideal es que cada persona tenga su propia toalla y la use en forma exclusiva.
  • Utilice prendas de vestir de algodón.
  • Desinfecte los suelos de duchas y vestuarios.
  • Evite caminar descalzo sobre alfombras y tapetes.
  • Lave bien los pies. Cepille la planta de los pies, los laterales, las uñas y entre medio de los dedos, luego enjuague con abundante agua hasta eliminar bien el jabón.
  • Evite dejarles algún remante de humedad.
  • En un recipiente con agua tibia ponga dos chorros de cloro y sumerja los pies durante 30 minutos, luego sécalos bien. Repita el procedimiento durante dos semanas cada dos días y luego una vez por semana. ¡Advertencia!: el cloro resecará la piel, por eso deberá aplicarse crema hidratante todas las noches.
  • Use vinagre empapando con él una mota de algodón; luego presiónela suavemente durante 20 minutos sobre la zona afectada.
  • Cambie de zapatos. Es posible que los hongos también estén en el calzado, así que conviene cambiarlos o lavarlos bien para eliminar las bacterias; luego coloque en ellos talco mentolado.

Aprenda algo sobre los hongos

Para saber qué tratamiento se adecúa mejor al tipo de hongo que desarrolló y así eliminarlo por completo, es importante saber que este tipo de infección es conocida como dermatomicosis y puede aparecer en:

  • La piel
  • El pelo
  • Las uñas
  • Las mucosas
  • Las zonas de roce como los pliegues axilar, mamario, inguinal e interdigital.

“Se trasmiten de forma directa, es decir, de persona a persona por contacto con la piel o indirectamente, generalmente por el uso de artículos personales compartidos y en ambiente de humedad abundante o temperaturas elevadas, como saunas, vestuarios y gimnasios”, explica la doctora Eva Ormaechea Alegre, especialista en medicina intensiva.

Tipos de hongos

Estos microorganismos encuentran en el verano las condiciones óptimas de calor y humedad para desarrollarse. Entre las micosis más frecuentes en vacaciones se destacan:

Pitiriasis versicolor: consiste en la aparición de unas manchas en la piel (de blancas a marronáceas). Es una infección producida por un hongo microscópico llamado Malassezia furfur, el cual se trata fácilmente con los antimicóticos o antifúngicos adecuados.

Pie de atleta: se asocia al hábito de ir descalzo o al exceso de sudoración por prácticas deportivas intensas. Se caracteriza por la aparición de un enrojecimiento en los pies especialmente entre los dedos y la aparición de fisuras dolorosas junto con placas blanquecinas que se descaman. El tratamiento también requiere de antimicóticos tópicos durante varias semanas. Se recomienda no andar descalzo en lugares públicos, lavarse y secarse bien los pies.

Candidiasis o micosis vaginal: su causa es multifactorial incluyendo exceso de higiene genital (se altera el equilibrio de la flora vaginal), alteraciones hormonales (embarazo), diabetes, uso de ropa demasiado ajustada, etc. El tratamiento indicado es la administración de antimicóticos en cremas u óvulos vaginales.

Más información
www.mapfre.comwww.salud.uncomo.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *