Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

Recomendado

¿Embarazada?: ¡Cuide su espalda!

Embarazo y espalda
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Más del 70% de las mujeres padecen dolor lumbar durante el periodo de gestación, según el estudio La prevalencia del dolor lumbar y el dolor pélvico en las embarazadas, y factores asociados a un mayor riesgo de padecerlos, realizado en el 2012, entre 1.158 mujeres con siete o más meses de embarazo, atendidas por la Red Española de Investigadores de Dolencias de la Espalda.

En Colombia, el porcentaje es equiparable y la investigación coincide con los factores que pueden aumentar el riesgo de dolor de espalda: talla, peso, incremento de peso durante el embarazo, antecedentes clínicos (dolor lumbar previo al embarazo), tipo de trabajo, etc.  

Las causas del dolor

“Los dolores de espalda en este estado se producen por el crecimiento del útero y los cambios hormonales, condiciones que distienden y debilitan los músculos abdominales, cambiando la  postura corporal porque la espalda se somete a una presión adicional. Además, el útero agrandado puede ejercer presión sobre un nervio y eso también causa dolor de espalda”, explica Jairo Moyano, director de la Clínica Contra el Dolor.

El peso extra que llevan las mujeres embarazadas se traduce en más trabajo para los músculos y mayor estrés para las articulaciones. Ello explica por qué el dolor de espalda en estos casos empeora al final del día.

Un problema ‘embarazoso’ con antecedente

Quienes presentan mayor riesgo de padecer esta insoportable dolencia son aquellas mujeres que: 

  • Han padecido dolor de espalda antes de quedar embarazada o durante un embarazo previo.
  • Llevan un estilo de vida sedentario, razón por la cual los músculos de la espalda y abdomen están débiles.
  • Tienen embarazos múltiples.
  • Presentan obesidad (aunque no hay consenso científico al respecto).

‘Gorditas’: a prevenir

Las recomendaciones más importantes son acudir al especialista para diagnosticar correctamente la causa del dolor, tratar de forma adecuada y evitar riesgos para la madre y el bebé.

El dolor de espalda durante el embarazo puede confundirse con ciática, una contracción dolorosa que se presenta en la parte baja de la espalda y se irradia a las nalgas y los muslos; es una afección poco común causada por una hernia o la  inflamación de un disco en la parte inferior de la columna vertebral. La ciática se presenta con un dolor más intenso en la pierna, que puede incluso irradiarse a la rodilla y  pies, asociado a dificultades para orinar o, por el contrario, a incontinencia.

14 trucos para controlar el dolor

Durante la ‘dulce espera’ usted puede poner en práctica las siguientes medidas que le ayudarán a calmar el dolor:

  1. Evitar automedicarse.
  2.  Realizar una terapia física recomendada y orientada por el médico tratante o un profesional de la fisioterapia idóneo.
  3.  Usar un cinturón especialmente diseñado para controlar el dolor. Esta opción se sugiere por el médico en casos muy específicos.
  4.  Aprender técnicas de relajación, las cuales puede ayudar a sobrellevar las molestias.
  5.  Seguir las recomendaciones de un especialista relacionadas con la corrección de la postura.
  6.  Someterse a masajes prenatales efectuados por un terapeuta capacitado.
  7.  Usar calzado con el tacón bajo (pero no completamente plano) que permita apoyar bien el arco del pie.
  8.  Colocar compresas de agua caliente sobre la región afectada o sumergirse en una bañera con agua tibia, por lo menos durante 15 minutos.
  9.  Solicitar ayuda para levantar objetos pesados.
  10.  Colocar un pie en un soporte o una caja, cuando deban permanecer de pie por un período extenso.
  11.  Evitar dormir en colchones muy blandos.
  12.  Evitar inclinarse hacia adelante para recoger cosas. Agáchese doblando las rodillas y manteniendo la espalda recta.
  13.  Procurar sentarse en sillas con un respaldo que apoye la espalda, o usar una almohada o cojín pequeño detrás del área inferior de la espalda.
  14.  Dormir sobre un costado (posición fetal) con una o dos almohadas entre las piernas como apoyo. 

Más información
Jairo_moyano@hotmail.com
Tel: (571) 619 93 75

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *