El zapato ideal para un pie saludable

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

El zapato ideal para un pie saludable

Conseguir la moldura de calzado ideal para sus pies puede ser un proceso menos dispendioso que el que tuvo que adelantar el príncipe de Cenicienta. Sencillos trucos y recomendaciones pueden ayudarle a seleccionar los zapatos que mejor se ajusten a sus pies y, sobre todo, a brindarles la comodidad que estos miembros tan sensibles y resistentes, necesitan.

Conozca sus pies

Los pies nos permiten desplazarnos por nosotros mismos, coordinar movimientos y mantener el equilibrio. Su estructura es compleja y provista de numerosas terminaciones nervios, 26 huesos, 33 articulaciones, 19 músculos y más de 100 tendones, que cumplen funciones muy importantes y por eso requieren un cuidado especial enfocado en conservar su salud.

El peso del cuerpo humano recae en los pies, por lo que su capacidad de resistencia siempre nos sorprenderá. Una persona camina aproximadamente 150 mil kilómetros durante toda su vida, esta es una razón suficiente para no dejarlos en el olvido.

La importancia del cuidado de los pies radica en que en ellos se reflejan o manifiestan múltiples enfermedades como diabetes mellitus, hipertensión, psoriasis, tumores y hongos, explica Gerardo Ruge, podólogo, quien recomienda la visita preventiva al especialista de los pies 3 o 4 veces al año.

El calzado ideal

Sin duda, los pies revisten de suprema importancia y merecen más atención de la que reciben. Por eso, elegir el calzado saludable y adecuado, es fundamental para cuidarlos y prevenir afecciones mayores. Estos consejos dados por el médico general Alberto Cormillot, en alianza con la medicina natural, le ayudarán a optimizar el soporte corporal que ofrecen los pies.

1. Prefiera zapatos forrados en algodón con el fin de prevenir los hongos.

2. Seleccione calzado con material rígido en los talones que le den estabilizad al pie.3. Use, preferiblemente, tacones máximo de 2 a 4 centímetros de altura.

4. Utilice zapatos de suela flexible y antideslizante que se adhieran con mayor facilidad al contacto con el suelo.

5. Verifique que no aprieten en la zona del tobillo.

6. Use una horma de zapato acorde con la forma del pie.

7. Prefiera calzado con puntera ancha que no apriete los dedos y permita el movimiento interno de los dedos hacia los lados, arriba yabajo.

8. Evite el calzado de plástico, este material genera sudor y maltrata los pies.

9. Revise que no contengan costuras internas que puedan lastimar.

10. Nunca utilice la talla de zapatos precisa o exacta para sus pies. Escoja tallas medio o un centímetro más grandes, de tal forma que entre los dedos y el interior de la punta de los zapatos quede un espacio cómodo.

11. Pruebe y camine con el calzado un buen rato antes de comprar. Preferiblemente, los dos zapatos ya que es normal que un pie sea más grande que el otro.

12. Compre al atardecer cuando los pies están más hinchados, para evitar que cuando los vuelva a usar le queden pequeños.

13. Use calzado adecuado para cada deporte o actividad.

14. Compre teniendo en cuenta el tipo de pie: griego (tiene el segundo dedo más largo); egipcio (tiene el dedo gordo más largo); y polinesio (tiene el 2, 3 y 4 dedos parejos).

 Efectos de un mal calzado

• Contracturas
• Inflamaciones
• Tendenistis
• Uñas encarnadas
• Encorvamiento del segundo dedo
• Juanetes
• Callosidades
• Dolor plantar
• Micosis (infección)
• Sobrecarga
• Desplazamiento del pie hacia adelante en el caso de los tacones, y aumento de presión
• Problemas de columna
• Resistencia de las articulaciones

Más información
www.pedimedicalcenter.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *