El 90% de las dietas no funcionan

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Seguramente usted ha oído hablar e, incluso, ha practicado dietas como la del limón, la zanahoria, la cebolla, la piña con atún, la de frutas, carbohidratos y hasta la del caballo (pasto y agua), todas con el mismo resultado: ¡El fracaso total!

Se trata de dietas extremas que provocan un desbalance nutricional capaz de sacrificar la masa corporal y no disminuir la grasa, con la consecuente aparición de desnutrición a diferentes niveles. Sus resultados son pasajeros y generan un desbalance crítico del organismo.

El efecto rebote de estas dietas trae como resultado la multiplicación del apetito y la alteración de los niveles de colesterol, triglicéridos, ácido úrico, electrolitos e incluso del sistema endocrino.

“Las dietas deben ser guiadas por un profesional y basarse en buenos hábitos alimentarios y actividad física que garanticen salud, menos peso y quema de grasa corporal sobrante”, asegura la nutricionista Sandra Alfaro.

Dietas que inducen al error

Las investigaciones deducen que más del 60% de las dietas se copian de revistas, periódicos o de la televisión. Se estima que cada persona que se dispone a aplicar un régimen dietario para bajar de peso prueba alrededor de tres “fórmulas mágicas” antes de llegar a la consulta médica o de nutrición.

“Todas inducen al error”, dice categóricamente la doctora, Alfaro, lo que ratifica porqué el 90% de la dietas no funcionan.

 “No hay fórmulas mágicas. Se trata de comer bien, con las cantidades necesarias de nutrientes y hacer actividad física para gastar las calorías que hemos ganado con los alimentos. Este equilibrio nos permite mantener nuestro peso o perder, en algún momento, aquel que hemos ganado”, afirma la doctora Alfaro. 

Las “dietas extremas” son las más arraigadas, entre ellas la de las proteínas, la de las frutas y la del agua. En cada una se consumen únicamente los productos de la especie en mención y por se logra perder peso en forma acelerada, mas no saludable.

Mitos por desvirtuar

El cuerpo aprende a guardar reservas de grasa, justamente para afrontar los períodos prolongados de ayuno; las siguientes dos prácticas de dietas son las más comunes, pero también las más dañinas a la hora de intentar reducir de peso:

  • No es conveniente que las personas coman grasas, carnes, frituras, salchichas, chicharrón y no se permitan las harinas y las frutas.
  • No es conveniente adoptar la dieta de las frutas durante todo el día o un alto consumo de agua, para mantener la sensación de llenura en el estómago, esto lleva a una descompensación del cuerpo por falta de los nutrientes. “Se produce un ´shock´ por el desbalance de sodio y electrolitos en la sangre”, asegura la especialista.

Recomendaciones previas

La especialista insiste en que las dietas deben conducir a unos buenos hábitos alimentarios y su sustento ha de basarse en la medición de ciertos parámetros de salud para determinar cuál debe ser el consumo calórico diario. Antes de empezar una dieta, la persona debe:

  • Consultar a un profesional quien se encargará de evaluar al paciente de acuerdo con otros parámetros claves como:
    • Su actividad
    • Su estructura física
    • Su ritmo metabólico
  • Chequear cómo está su salud.
  • Revisar cómo está su tiroides.
  • Monitorizar y controlar sus niveles de colesterol, triglicéridos, ácido úrico y glucemia.
  • Definir cómo está la masa muscular y la grasa corporal. Esta tarea debe estar a cargo de un profesional especializado (su médico tratante o su nutricionista).
  • Tener siempre presente que las dietas son individuales y ofrecen diferentes resultados, según la condición individual de cada persona. 

Más información
www.imbanaco.com
Sandra Alfaro
Nutricionista
Tels.: (092) 5586551, 682 1000, ext.: 3109 y 8128, 315 572 3146

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *