Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

Actualidad

No más dolores menstruales con la medicina natural

177
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Dolores menstruales al natural

La llegada del periodo menstrual se convierte en algo muy doloroso para muchas mujeres debido, por lo general, a los cólicos que pueden llegar a intensidades muy severas. Aunque suelen ser muy molestos e incapacitantes no son una enfermedad sino un síntoma, por lo que se pueden tratar con diferentes tratamientos y así se logra disminuir los malestares.

¿Por qué se presentan los cólicos?

En la mayoría de los casos en los que no hay una causa patológica específica, los dolores menstruales se presentan debido a que durante el periodo el cuerpo femenino aumenta la producción de las prostaglandinas, sustancias que hacen que la matriz se contraiga para expulsar hacia el exterior las partículas de endometrio (parte del organismo que se prepara durante el resto del mes, para tener al óvulo en caso de ser fecundado).

¿En qué casos hay que acudir a la consulta médica?

Se debe ir al especialista cuando se presenta:

• Sangrado excesivo durante más de una semana.
• Mareo o fatiga con sangrado abundante.
• Ciclos menstruales menores a 21 días o mayores a 35.
• Dolor intenso que no cede con remedios o medicamentos indicados para el caso e impiden la movilidad.

Según la ginecóloga Lina Palacios, las mujeres más propensas a tener dolores durante el periodo son quienes se desarrollaron antes de los 11 años de edad, tienen sobrepeso, nunca han estado embarazadas o fuman.

Alimentación saludable, el primer paso para disminuir el dolor:

Los especialistas han encontrado una relación directa entre la alimentación y los dolores menstruales. Lo que ingerimos en nuestra dieta diaria ayuda a que el organismo responda de manera positiva durante estos días.

Estos son algunos tips para incorporar a nuestra rutina alimenticia:

• Consumir alimentos altos en fibra y ricos en Omega 3.

• Ingerir frutas y verduras frescas.

• Beber agua en abundancia. Esto ayuda a eliminar toxinas y disminuir la inflamación

• Evitar las grasas. Sobre todo en los días del sangrado obviar las comidas rápidas, los embutidos y los fritos. El motivo es que estos alimentos elevan los efectos negativos de los estrógenos, que son hinchazón y dolor en vientre y senos. La producción de los estrógenos se aumenta durante los días de la menstruación.

• Disminuir el consumo de sal, ya que este condimento propicia la retención de líquidos y con ello la inflamación del vientre y los senos.

• Evitar el café y bebidas energizantes.

• Reducir el consumo de azúcar.

• Evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, pues facilitan la deshidratación y esto aumenta los malestares.

• Consumir abundante zanahoria o zumo de este vegetal rico en vitaminas y minerales.

Remedios al alcance de la mano

Se ha comprobado que los remedios caseros ayudan a mejorar los síntomas. Aquí les mostramos varias recetas al alcance de la mano.

• Compresas de calor

El tratamiento con calor ayuda a aliviar el dolor. Se puede utilizar una bolsa de agua caliente o una toalla mojada en agua caliente para aplicarse sobre el vientre.

• Infusiones de hierbas

Las aguas aromáticas de algunas plantas ayudan considerablemente a disminuir los síntomas. Se recomiendan de hierbabuena para el dolor, manzanilla para disminuir la inflamación, jengibre para controlar el malestar estomacal y las náuseas, toronjil para los nervios y canela para disminuir la sensación de rebote.

• Salvia y aceite de oliva

Un remedio heredado de las abuelas es el masaje con aceites. Diluir 20 gotas de salvia en 50 ml de aceite de oliva; con esta mezcla realizar masajes en el vientre y la espalda.

• Sal marina

Hacer una pequeña bolsita en tela de toalla o algodón. Llenarla con sal marina y poner en el microondas por un minuto. Acostada en posición fetal, poner el saco en el vientre, cubrir con varias toallas y dejar puesto hasta que se enfríe.

• Actividad física moderada

Realizar ejercicio y evitar una vida sedentaria se convierte en un buen ayudante para la salud, durante toda la vida. Con la actividad física se previenen todos los síntomas propios de la dismenorrea o trastorno durante la menstruación.

 

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *