Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Consulta

Cuidar su corazón con tres sencillos pasos

Cuidados Corazón
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

La actividad física, una adecuada alimentación y evitar el consumo del cigarrillo son las clave para prevenir más de un 60 a 70% de enfermedades crónicas no transmisibles, como las afecciones cardiovasculares.

“Si a estos tres factores les sumamos tener un peso adecuado y un bajo consumo de alcohol, nueve de cada diez personas con riesgo de sufrir diabetes, lograrían evitarla. Es por lo tanto importante ser conscientes de que estas enfermedades dependen principalmente de nuestro comportamiento y no del azar o la genética, como anteriormente creíamos”, explica el médico deportólogo Javier Gutiérrez.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), también son esos tres los factores de riesgo relacionados con hábitos de vida que se pueden modificar: plan alimentario desbalanceado, sedentarismo y consumo de tabaco.

1. La actividad física: es capaz de modificar todos los factores de riesgo para una enfermedad cardiovascular:

  • Reduce la tensión arterial.
  • Ayuda a sintetizar mejor el azúcar y el colesterol.
  • Reduce los triglicéridos.
  • Potencia el colesterol bueno.
  • Reduce el colesterol malo mediante la pérdida de grasa corporal.
  • Mejora la resistencia a la oxidación

La actividad física para las personas que sufren enfermedades cardiovasculares debe:

  • Ser recreacional o terapéutica
  • Mantener una intensidad del ejercicio suave a moderada.
  • Contar con prescripción médica, teniendo en cuenta la condición clínica del paciente y sus antecedentes, así como la valoración precompetitiva (examen físico y prueba de esfuerzo).
  • Facilitar un entrenamiento muscular para desarrollar fuerza que permita la realización de las actividades de la vida diaria, así como adaptaciones para reducir los factores de riesgo asociados.
  • Realizar el ejercicio mínimo 15 a 20 veces sin parar, y si puede realizar más de una serie, la pausa entre ellas debe llevarse por lo menos 2 a 3 minutos.

Además de los aspectos puramente fisiológicos, se han discutido multitud de consideraciones relevantes para la práctica del ejercicio en pacientes con enfermedades crónicas en especial enfermedad cardiovascular.

“Factores como la edad, sexo y el medio ambiente deben ser considerados siempre al iniciar un programa  de entrenamiento con cualquier  tipo de paciente. En personas con riesgo cardiovascular el ejercicio se basa en actividades cíclicas y dinámicas -bicicleta, caminadora, elíptica, natación- que impliquen un esfuerzo cardiovascular constante, durante 30 a 40 minutos diarios, mínimo unas tres a cuatro veces a la semana”, en opinión del especialista.

2.  Adecuada alimentación: esto depende de una dieta que supla las necesidades básicas e incluye no ingerir alimentos en exceso y conceder mayor importancia a la calidad y no a la cantidad de los menús. Los requerimientos nutritivos del ser humano se clasifican en tres tipos:

  1. Los nutrientes necesarios para formar tejidos: como son las proteínas.
  2. Los que proporcionan energía: incluye las grasas y los hidratos de carbono, que permiten al ser humano realizar actividades como trabajar, estudiar, hacer ejercicio, defendernos del frío, etc.
  3. Los aportes imprescindibles para realizar las funciones anteriores: los constituyen las vitaminas y determinados minerales que permiten al organismo utilizar las otras sustancias.
  4. 3.  Evitar el consumo de cigarrillo: el estilo de vida define el riesgo de infarto: si fuma o consume tabaco de otra forma, puede afectar su salud; por eso abandone el hábito y evite ser un fumador pasivo.

Recomendaciones finales

  • Dedique unos 30 minutos diarios a realizar alguna actividad física. Por ejemplo, camine y trabaje en el jardín.
  • Aliméntese en forma balanceada y fraccionada. Son necesarias 3 comidas principales y tres meriendas durante el día.
  • Acuda al médico una vez al año para controlar su peso, presión arterial, lipidemia y glucemia.
  • Anime a los miembros de su familia y a otras personas a adoptar estilos de vida saludables.

Más información
www.fticonsulting.comwww.sabervivir.es

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *