Contaminantes tóxicos ¡aléjelos de su vida!

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

A mediados de enero de 2014 la organización ecologista Greenpeace presentó el informe ‘Pequeños monstruos en tu ropa’, en el cual se describen los resultados del análisis de 82 prendas infantiles de reconocidas marcas, compradas en tiendas de 25 países latinoamericanos, incluido Colombia.

El informe reporta que se detectaron en ellas sustancias tóxicas, y retoma investigaciones publicadas por Greenpeace desde 2011, como parte de su campaña Detox, mediante la cual exponen la presencia de diversos químicos tóxicos en la fabricación de textiles. Este estudio confirma que el uso de sustancias tóxicas es una práctica común en la fabricación de ropa para adultos y niños.*

“Estos “pequeños monstruos” químicos pueden encontrarse tanto en productos de marcas de alta costura como deportivas, que principalmente contaminan los cursos de agua del mundo. Las grandes marcas internacionales deben dejar de utilizar sustancias tóxicas para no comprometer así a las futuras generaciones”, aseguró Chih An Lee, vocero de Greenpeace Sudeste Asiático.

Conózcalos y evítelos

Estos tóxicos se incluyen en los listados internacionales de sustancias cuyo uso debe prohibirse o restringirse. De momento, no hay estudios exhaustivos sobre el efecto que tienen en el organismo humano con el uso de las prendas contaminadas. Pese a eso, Lorena Pujo, coordinadora de la Campaña de Tóxicos de Greenpeace Andino, asegura que “esta no es razón para aceptar que la gente tenga que vivir expuesta a insumos peligrosos”.

Por su parte, Pilar Acosta, toxicóloga del Hospital Santa Clara de Bogotá, afirma que los procesos industriales han favorecido el contacto de la gente con compuestos y residuos. “El número de esos compuestos puede ser tan alto que es difícil identificar, en muchos casos, el agente responsable de una determinada patología como el cáncer”, complementa la especialista.

Estos son algunos de los contaminantes tóxicos encontrados por Greenpeace en las prendas para niños:

Clorobencenos: disolventes y antimicrobianos que se usan en tinturas para la ropa. De ellos, el hexaclorobenceno es el más tóxico; se ha relacionado con trastornos hormonales.

Ftalatos: se usan en algunas tinturas y para dar consistencia al cuero artificial, en prendas de caucho y para la fabricación del PVC. Son potencialmente dañinos para los procesos de reproducción de los mamíferos, al punto que se cree que interfieren en el desarrollo fetal.

Difenil éteres polibromados: estos materiales antiflama se han relacionado con la alteración de procesos hormonales, principalmente con el crecimiento y el desarrollo sexual.

Colorantes azoicos: se usan en tintes textiles; al degradarse liberan aminas aromáticas, algunas de las cuales al entrar en contacto con la piel podrían desarrollar cáncer, de acuerdo con pruebas de laboratorio ordenadas por Greenpeace.

Tributilestaño: se usa para evitar el crecimiento de microorganismos en zapatos y ropa deportiva; se ha vinculado con alteraciones inmunológicas y reproductivas al acumularse en niveles abundantes en el organismo.

Perfluorados: este antiadherente se usa para prevenir manchas, particularmente en cueros. Se cree que si se absorbe podría afectar considerablemente el hígado. Se considera altamente contaminante del medio ambiente.

Están presentes en el medio ambiente y no se ven a simple vista pero la mayoría de nosotros convivimos con ellos de manera permanente, silenciosa y peligrosa, pues terminan acumulándose progresivamente en el organismo y provocando daño celular.

Se trata de decenas de desechos tóxicos producto de los procesos de producción, manufactura e industrialización. Hace tan solo un par de años sustancias como el Bisfenol A se encontraba presente en los biberones de bebé, al comprobarse que este componente afectaba la respuesta inmunológica de los niños y fomentaba la aparición de tumores, la venta de estos teteros fue prohibida.

3 alternativas de control

Aunque es prácticamente imposible evitar todo contacto con estos contaminantes cuando se vive en su zona de influencia, sí es posible combatirlos al controlar o evitar la exposición deliberada a ellos.

Entre las recomendaciones de las especialistas, además de exigir a los gobiernos la prohibición de la venta de artículos con estas sustancias, se destacan:

  • Evitar el consumo de cigarrillo (que contiene 4.000 sustancias tóxicas), de alcohol, de drogas psicoativas y el abuso de medicamentos.
  • Comer alimentos frescos y evitar los procesados y enlatados.
  • Adoptar una rutina diaria de ejercicio en las mañanas, cuando la contaminación es menor, y evitar la circulación por las áreas de mayor tráfico.

“El esfuerzo físico aumenta la actividad linfática, dinamiza la función intestinal y hepática, incrementa la circulación y oxigena la sangre”, concluye la doctora Acosta.

Más información
http://www.greenpeace.org/chile/Global/chile/Fotos/Toxicos/2014/01/Peque%C3%B1os_montruos_en_tu_ropa%20-%20reporte%20completo%20en%20espa%C3%B1ol.pdf

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *