Consejos para un embarazo ‘natural’ con medicina alternativa

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Consejos para un embarazo ‘natural’

Durante el mes de la madre, invitamos a las mujeres que están en periodo de gestación a aplicar distintos consejos y alternativas naturales para vivir más plenamente la dulce espera. La medicina complementaria favorece el desarrollo físico, mental, emocional y espiritual de la unidad madre-hijo.

Las parejas modernas suelen confiar en procedimientos alternativos para prepararse de forma más integral cuando un hijo llega a sus vidas. Esto implica encontrar opciones que favorezcan por igual el bienestar físico, mental, emocional y espiritual, tanto de la madre como del bebé.

La medicina holística parte del concepto de que el ser humano es una unidad indisoluble (cuerpo, mente, emociones y espíritu) e invita a empoderarse del ser esencial para poder despertar la fuerza sanadora que existe al interior.

Y qué mejor momento en la vida que el periodo de gestación para buscar la forma de conectarnos con nuestra esencia, recordar nuestro propósito de vida, y liberar nuestros miedos y bloqueos -los cuales nos llevan a la enfermedad, asegura la doctora Anne Borissow García, especialista en medicina holística e instructora de psicoprofilaxis obstétrica.

Con esa liberación –agrega la especialista- se le permite al ser que está por nacer llegar al mundo exento de creencias no saludables y lleno de armonía y amor.

Las terapias alternativas buscan el alivio de las molestias que pueden sobrevenir durante las etapas de embarazo, parto y posparto, al mismo tiempo que se contribuye a la vivencia de este proceso de manera más ‘natural’.

Técnicas terapéuticas durante la espera

Masajes con aceites esenciales y aromaterapia. A nivel del periné, durante el tercer trimestre, pueden ayudar a mejorar la flexibilidad de los músculos y la piel con el fin de evitar la episiotomía (procedimiento quirúrgico que agranda la abertura de la vagina durante el parto).

Los masajes liberan endorfinas y disminuyen los detonantes del estrés a nivel celular, con lo cual se proporciona tranquilidad a la madre. Igualmente, mejoran la circulación y la oxigenación.

Reflexología o digitopuntura. Ayuda a liberar el estrés, disminuye el dolor que se presenta a nivel de espalda, pies y piernas. También puede controlar la oxitocina (hormona que produce las contracciones) y evitar así evitar la necesidad de inducir el parto con la oxitocina sintética. De igual forma ayuda a disminuir la intensidad del dolor durante las contracciones.

Moxibustión. Terapia de la medicina tradicional china que utiliza la raíz prensada de la plata artemisa prensada en forma de cigarro y el calor de este para estimular el alivio, puede contribuir a la ubicación adecuada del bebé y evitar así un posible alumbramiento por cesárea.

Reiki. Se trata de una terapia japonesa que consiste en la imposición de manos sobre los centros energéticos del cuerpo. Es muy útil en la relajación de la madre y en el control del insomnio.

Los estudios demuestran que los bebés cuyas madres han recibido terapia de Reiki durante el embarazo son mucho más tranquilos y emocionalmente más equilibrados.

Homeopatía. Los estudios han demostrado de la aplicación de un tratamiento homeopático durante el periodo de gestación logra prevenir o disminuir síntomas náuseas, vómitos, agotamiento excesivo y alteraciones en la piel. También ayuda al alivio de síntomas emocionales y mentales.

Esencias Florales. Son muy útiles durante el embarazo y el posparto ya que actúan directamente sobre los cambios de estados de ánimo. Son inofensivas y preparadas en agua se pueden formular tanto para la mamá como para el bebé recién nacido.

La doctora Borissow advierte sobre la idoneidad, autoridad y profesionalismo de quien ejecute estas terapias. Por favor, no acuda donde cualquiera que ponga un letrero en una esquina. Déjese asesorar o aconsejar por su médico biológico de cabecera, pues los riesgos de una mala praxis pueden ser fatales.

La experiencia de llevar un embarazo saludable y armonioso debe fundamentarse en seguir una serie de recomendaciones que permitan manejar mejor la espera:

1. Lleve una alimentación sana y balanceada, ideal para la madre y el niño, pero que al mismo tiempo facilite a la madre recuperar su peso y figura más rápidamente en el posparto.
2. Equilibre la energía, evite el cansancio y procure disminuir los causales de estrés o ansiedad.
3. Practique ejercicios físicos diarios para corregir la postura, mejorar la flexibilidad muscular y articular, esenciales para preparar el canal del parto. Consiga una asesoría profesional para esta actividad. Sin embargo, recuerde que, ante todo, durante la gestación el ejercicio debe ser moderado y protegiendo siempre el vientre materno.
4. Realice ejercicios respiratorios de manera consciente, base fundamental para un parto tranquilo. Ponga las manos suavemente en el vientre y sea consciente del ritmo de inspiración y espiración, acompañado por el movimiento del abdomen.

Exhale lentamente por la boca hasta vaciar completamente los pulmones. Después, haga una pausa e inspire por la nariz. Repítalo varias veces hasta que pueda realizar el ejercicio sin dificultad.

Este tipo de consejos apoyan también en el manejo del parto sin dolor.

La medicina holística enseña a despertar consciente y amorosamente los sentidos y la inteligencia del bebé in-útero sin sobre estimularlo, haciendo que sea un ambiente seguro y cariñoso para su desarrollo, concluye la doctora Borissow.

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *