Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Consulta

¿Cómo hacer que mi bebé coma bien?

Cómo hacer para que el bebé coma bien
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

La inapetencia en los niños es motivo de preocupación en todos los hogares. Hoy les contamos lo que es normal en la alimentación de sus hijos.

Cuando los bebés nacen están llenos de rollitos y comen cada 3 o 4 horas, y cuando no quieren comer entendemos que algo anda mal. Pero el niño siempre vuelve a comer, su organismo se lo pide para su adecuado desarrollo y crecimiento. Cuando el bebé llega a los 10 meses de nacido, muchas familias ya le han dado a probar otros alimentos y sienten que ya no come tanto como antes, pero en realidad solo cambian sus hábitos alimenticios. El niño está experimentando un mundo nuevo de sabores y texturas. El verdadero drama familiar es cuando el niño llega a los dos años, su cuerpo ya no crece a la misma velocidad que hasta ahora llevaba y disminuye su apetito. Esto es un proceso normal, el apetito de los niños varía según la edad.

Existen tres causas para que un niño no este comiendo como antes. La primera puede sonar desalentadora pero es un proceso normal, los niños sólo comen lo que su organismo les pide. La segunda puede ser por enfermedad, ¿cuántos de nosotros no nos pasa que dejamos de comer estando enfermos? La diferencia es cuando el niño no come absolutamente nada, así es cuando ¡se debe consultar con el médico. La tercera causa de inapetencia es por cuestiones sociales, la buena cara de la moneda es cuando los niños prefieren estar jugando que comiendo; la mala cara de la moneda es cuando los niños asocian la comida a castigo, a obligación de comer, o a comer para hacer feliz a su cuidador, por lo que estas asociaciones les causan desagrado generando problemas de sobrepeso, obesidad o anorexia en un futuro.

Algunas recomendaciones a seguir están basadas en que la alimentación es una cuestión de hábitos y de rutina, tanto para los grandes como para los niños. Iniciar por comer en familia, con suficiente tiempo, sin presiones ni distracciones crea un ambiente tranquilo en el cual los niños pueden comer a su ritmo y la cantidad que necesiten. A todas las mamás se les enseña que es importante respetar cuando el bebé no quiere comer más para que no vomiten, pero es de gran importancia para que desarrollen un apetito normal.

Cuando pasamos de darle todo líquido a los niños, ellos sientes una curiosidad infinita por estos nuevos alimentos, buscan olerlos y tocarlos. ¡Aun de adultos lo hacemos! Antes de probar algo nuevo, ¿cuántos de nosotros no lo olemos primero para saber si nos apetece? Por eso, dele tiempo al niño de sentirse a gusto con los nuevos alimentos, ofrézcaselos de diferentes formas, en sopas o papillas siempre son un buen comienzo.

Una parte importante sobre los hábitos de alimentación es el tipo de alimentos que consumimos. Con los niños, evite caer en la tentación de darles alimentos con bajo aporte nutricional y alto contenido calórico, como los dulces, paquetes o bebidas azucaradas, para que coma algo. El niño solo se llenara de alimentos que no le sirven para su crecimiento y desarrollo. De hecho, toda la familia debería alejarse de las calorías vacías y crear hábitos saludables para todos.

Más información:

Centro de Medicina Biológica y Estética Gilma E. Garrido
Dirección: Calle 121 No. 7A–07
Teléfonos: 629 0391 / 213 3724
Celulares: 318 – 330 9083 / 315 – 346 2316
Correo electrónico: contacto@gilmaegarrido.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *