Cáncer: en la dieta puede estar su prevención

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Seguramente a su correo electrónico ha llegado una cadena de mensajes recomendando un alimento que cura el cáncer; también es factible que haya visto en televisión al menos una noticia relacionada con cáncer y dieta. Pues bien, prevenir o sanar esta enfermedad es hoy en día posible con una alimentación adecuada que ayude a las personas a reducir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de seno, estómago, colon, páncreas y próstata, entre otros.  

“Aunque el cáncer tiene un alto componente genético, una dieta saludable reduce la probabilidad de desarrollar la enfermedad”, asegura el doctor Diego Aponte, médico internista gastroenterólogo.

Cáncer y estilo de vida

Un estudio del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF, por su sigla en inglés) y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR, por su sigla en inglés), concluido en el 2007, recoge los últimos hallazgos sobre la relación entre alimentación, la composición corporal, la actividad física y los distintos tipos de cáncer.

“El mayor porcentaje de los cánceres depende de los factores medioambientales, es decir, del estilo de vida. Personas que no fuman, controlan su peso, hacen actividad física con regularidad, comen balanceado y toman una copa de licor al día, tienen menos riesgo de morir por cáncer”, afirma la investigación.

Frutas y verduras radiantes

Por su parte, el Estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC), de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, cuyos resultados se presentaron en el 2010, señala que el bajo consumo de frutas y verduras genera un buen número de patologías crónicas y malignas.

“Comer frutas y verduras de colores vivos y radiantes disminuye la probabilidad de aparición de masas malignas en diferentes partes del cuerpo. Estos alimentos contienen antioxidantes y fitoquímicos que neutralizan la acción de las sustancias que propician el desarrollo de tumores malignos”, asegura este estudio. 

Alimentos que equilibran

Según dichas investigaciones, los compuestos presentes en las frutas y verduras entran en las células y pueden detener cualquier crecimiento celular anormal.

Entre esos contenidos protectores se destacan:

Betacarotenos: reducen la posibilidad de cáncer de estómago y faringe. Los betacarotenos, llamados también carotenoides, son responsables del color amarillo de algunas frutas y plantas, pertenecen a la familia de los antioxidantes y son precursores de la vitamina A.

Antioxidantes: protegen al organismo de los tóxicos que se encuentran en el medio ambiente o de los excesos alimentarios (consumo de alcohol, picantes, sal, condimentos, grasa, etc). Combaten los radicales libres (moléculas que atacan el ADN y se relacionan estrechamente con la aparición de cáncer y con el proceso de envejecimiento u oxidación).

Fibra: consumir al menos 25 gramos de fibra al día tiene un efecto positivo en el funcionamiento intestinal; incluirla en la dieta previene el cáncer de colon. La fibra está presente, entre otros, en granos enteros como la lenteja, el fríjol y el garbanzo.

Cítricos: contienen antioxidantes y betacarotenos; reducen el riesgo de padecer cáncer de estómago, seno, colon y páncreas debido a su acción contra los nitritos, considerados por la comunidad médica como cancerígenos. Están presentes en vegetales como la espinaca, los pimientos, el tomate, la guayaba, el kiwi, el mango, la piña, la naranja y la mandarina.

Aceites vegetales: las autoridades mundiales recomiendan utilizar este tipo de aceites para cocinar y para aderezar ensaladas, y limitar el uso de grasas de origen animal, excepto las que proceden de pescados. Se recomienda el aceite de oliva y el que contiene omega 3.

Calcio: se sabe que las dietas ricas en calcio disminuyen la aparición de cáncer de colon y recto. Está presente en la leche y sus derivados, pescado, vegetales de hoja verde y cereales como el maíz, el salvado de trigo y la quinoa.

Más información
www.aced.org
www.wcrf.org
www.aicr.org

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather
  • Jorge Medina San Juan

    25-abril-2013

    Me parece muy interesante, tener en cuenta los alimentos que nos permite equilibrar las sustancias químicas en el cuerpo y a su vez protegernos de tantas enfermedades crónicas y que por falta de estas sustancias se generan perjuicios para nuestro cuerpo.

    Gracias a Equilibrium por publicar esta información.

    Responder
    • Dra. Gilma E Garrido

      28-abril-2013

      Gracias Jorge por tus palabras, replica nuestro blog y así nos ayudas a crear la comunidad más grande de información de equilibrium del ser.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *