Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Armonía

Calendula y medicina natural

109

Caléndula
El ‘botón de oro’ de la medicina natural

Una llamativa flor naranja con vistosos y coloridos pétalos, que crece de forma espontánea en plena naturaleza, se ha convertido en la aliada terapéutica para muchos especialistas -no solo en fitoterapia- quienes prefieren a la planta, por sus propiedades sanadoras, un eficaz antiinflamatorio, antiséptico, cicatrizante, desintoxicante y fungicida.

Las flores de caléndula están especialmente indicadas en el tratamiento tópico de afecciones diversas de la piel y algunas mucosas, como heridas, inflamaciones y resequedad dérmica, picaduras de insectos y medusas, llagas, magulladuras, verrugas, contusiones e, incluso, es útil para aliviar las molestias que ocasionan las quemaduras solares.

Las propiedades de está versátil planta también se potencializan como infusión, ungüento o alimento para aliviar otras patologías. Tomarla, a manera de té, reduce los dolores menstruales; aplicarla como compresa alivia problemas cutáneos; esparcirla como crema o aceite (macerada) es un remedio eficaz para tratar la piel enardecida o las durezas y los callos de los pies.

Asimismo, las flores de la caléndula en infusión combinadas con otras plantas como el anís verde, el poleo, el jengibre, el hinojo y la manzanilla, se usan como remedio eficaz para tratar trastornos digestivos (gastritis, flatulencia).

Usos de la ‘flor maravillosa’

Los efectos curativos de la caléndula, denominada también “flor maravillosa” o “botón de oro” aceleran el tiempo de recuperación de un paciente que se somete a cirugías menores o procedimientos complejos pues su ‘mecanismo natural’ se complementa con los procesos internos que el cuerpo humano desarrolla para autocurarse, asegura Rocío Naranjo, cosmiatra.

Sus usos más exitosos:

• Prevenir los espasmos musculares
• Reducir la fiebre
• Tratar el dolor de garganta, oído y boca
• Tratar las úlceras estomacales y duodenales
• Reducir la inflamación en la piel y mejorar heridas mal cicatrizadas
• Controlar las hemorragias nasales, las varices y las hemorroides
• Disminuir los síntomas de conjuntivitis, varices, faringitis y gingivitis
• Erradicar los parásitos intestinales
• Controlar los estafilococos cutáneos
• Aliviar los síntomas de la dismenorrea
• Controlar los trastornos del sistema nervioso

Sus propiedades

- Es antianémica
– Es diaforética
– Es cardiotónica
– Es cicatrizante
– Se emplea en infusiones, cocimientos, tintura, pomada y bálsamo.

Preparaciones

Infusión o tónico: se requieren de 20 gramos de hojas frescas o secas, hervidas a fuego lento durante 15 minutos. Se dejan reposar 5 minutos con la olla tapada.

Finalmente, se tamizan para extraer el líquido. Se puede tomar caliente o se pueden lavar las heridas con él, tres veces al día por cinco días. Ideal para cólicos menstruales o quemaduras.

Pomada o ungüento: se toman 10 gramos de pétalos y se maceran en 200 gramos de alcohol medicinal; se entibia hasta reducir la mitad del volumen. Se agregan 50 gramos de vaselina pura hasta formar una pasta homogénea. Se aplica tres veces al día sobre las zonas afectadas.

Recomendado para torceduras

Bálsamo: se colocan 30 gramos de flores en un 1/4 litro de aceite de oliva tibio. Se deja durante una semana a temperatura ambiente y a la sombra. Se aplica directamente sobre las zonas afectadas, por lo menos 3 veces al día durante una semana. Para la psoriasis o metástasis dérmicas.

Polvo seco de flores y hojas: se toman 150 gramos de partes secas de la planta y se trituran. Se esparce suficiente cantidad sobre las zonas afectadas y se cubren con una gasa limpia durante toda la noche. Lavar por la mañana. Repetir el tratamiento 7 noches consecutivas. Para heridas.

Tintura: se elabora con 30 gramos de flores frescas en 100 centímetros cúbicos de alcohol. Se deja reposar durante 7 días, y luego se filtra. Guardar en frasco oscuro.

Crema: se prepara con 30 centímetros cúbicos de la tintura anterior más 100 gramos de crema base, 10 de lanolina y 10 de cera de abeja. Dejar evaporar el alcohol a baño de maría y guardar en frasco oscuro.

Se aplica 3 veces al día en la zona afectada durante 5 días seguidos. Esperar 3 días y volver a repetir la aplicación. Como humectante.

Algunas precauciones:

• Embarazo y lactancia (antes de cualquier uso consultar con el médico).
• Alergias.
• Podría causar excesiva somnolencia.

 

facebooktwittergoogle_plustumblrfacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>