Bolsas plásticas para desechar

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Reduce el uso de bolsas plásticas: dale un respiro al planeta es una campaña ecológica de la Alcaldía de Bogotá que busca desestimular y disminuir el uso de estos elementos en la ciudad.

Cifras de la Secretaría Distrital de Ambiente anuncian que el uso de bolsas plásticas, por parte de los habitantes de Bogotá, supera los 400 millones al año, causando una significativa contaminación ambiental ya que un empaque de estos se demora en descomponerse entre 1 00 y 1.000 años.

La secretaria de Ambiente, Susana Muhamad indicó que según el Plan Maestro de Residuos Sólidos para Bogotá de la Unidad Administrativa Especial de Residuos Públicos, de las más de 6 mil toneladas de basura que llegan al día al Relleno Sanitario Doña Juana, el 14 %, es decir, 840 toneladas, son materiales plásticos, en su mayoría bolsas.

Objetivos de la campaña

 Reducir el uso de estos empaques

 Utilizar otras alternativas a la hora de hacer sus compras, como bolsas reutilizables que actualmente promueven grandes cadenas de almacenes.

El llamado al ciudadano

Las autoridades ambientales en la nación y en el mundo coinciden en el llamado para que los ciudadanos tomen conciencia y disminuyan la cantidad de bolsas que solicitan cuando realizan sus compras en supermercados y grandes tiendas.

Esperamos que en menos de tres años, las grandes superficies comerciales, como supermercados y tiendas de cadena, disminuyan la cantidad de bolsas pequeñas de un solo uso en un 40%, y de tamaño superior a 30 por 30 centímetros, en un 30%, aseguro Susana Muhamad.

Algunos de estos almacenes han logrado reducciones hasta del 30%en el uso de bolsas. Con esto dejaron de llegar aproximadamente un millón y medio de bolsas al relleno sanitario de Bogotá. Es una alternativa de medicina natural para el medio ambiente.

Razones para decir NO a las bolsas de plástico

• Se fabrican a partir del petróleo, un recurso no renovable, costoso, cada vez más escaso y responsable de la emisión de gases de

efecto invernadero, es decir, del cambio climático.

• Su reciclaje no es rentable: cuesta 100 veces más reciclarlas que producirlas nuevas.

• La mayoría acaba en el mar o quemada en las incineradoras y en los hornos de cemento. Se han encontrado bolsas flotando al norte del círculo Ártico y en lugares remotos del Atlántico sur.

• Contaminan durante su fabricación y su incineración (dioxinas, cianuro de hidrógeno).

• A menudo están impresas con tintas tóxicas.

• Tardan entre 150 y 1000 años en deshacerse en pequeñas partículas tóxicas.

• Su dispersión en la naturaleza causa mortandad de animales en el medio terrestre y acuático. Las tortugas, los delfines o los cachalotes, por ejemplo, se las comen porque las confunden con medusas y calamares.

Es cada vez más frecuente encontrarlas en cadáveres de animales marinos porque provocan el bloqueo, irritación o laceración del tracto digestivo y reducen la cantidad de alimento que los animales pueden ingerir.

• Son de fácil sustitución por sistemas tradicionales: bolsas de tela, carritos, cestas, de papel.

• El plástico del que están hechas es el componente de la basura que más aumentó en los últimos 35 años.

Más información
www.secretariadeambiente.gov.co

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *