Antibioterapia natural: la formula vegetal para sanar

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Los antibióticos de origen natural han demostrado ser eficaces a la hora de estimular las defensas orgánicas y combatir los gérmenes que pueden provocar infecciones.

El mal uso de antibióticos químicos (automedicación, interrupción inoportuna de los tratamientos o prescripción incorrecta) ha provocado que las bacterias se vuelvan resistentes y haya disminuido su capacidad inmune, advierte la Asociación de Profesionales de Terapias Naturales (APTN), de España, institución que reivindica el uso de la medicina natural.

La alternativa sanadora

Las investigaciones de un grupo de expertos de las universidades de Edimburgo (Reino Unido), Gotinga y Tubinga (Alemania) y Estrasburgo (Francia), aseguran que además de los antibióticos naturales que se pueden ingerir, el organismo dispone de sus propios agentes antimicrobianos, que tienen la misión de destruir las bacterias a las que se está expuesto.

Las investigaciones de las cuatro universidades revelan también  la existencia de cerca de 1.700 tipos de antibióticos naturales, conocidos como péptidos antimicrobianos (AMP), los cuales podrían ser más eficaces, a largo plazo, que los antibióticos tradicionales, ya que los gérmenes no son capaces de desarrollar rápidamente la resistencia contra ellos.

Los antibióticos naturales son aquellos remedios procedentes del mundo vegetal capaces de inhibir el crecimiento de microorganismos o de eliminarlos.

Se diferencian de los sintéticos por las siguientes características:

  • No tienen efectos secundarios.
  • Son capaces de respetar los microorganismos beneficiosos para el organismo, por ejemplo, la flora intestinal.
  • No resultan peligrosos por acumulación.
  • Son baratos y fáciles de conseguir.

Existen cinco gigantes de la antibioterapia natural, según describe Roberto San Antonio, presidente de la APTN.

Los 5 ‘milagros’ antibacterianos

La equinácea: es rica en compuestos que elevan las defensas naturales del cuerpo. Esta planta es apropiada para detener una infección leve o moderada de las vías respiratorias.

Sus propiedades antimicrobianas son una alternativa a los antibióticos químicos, dada su capacidad para estimular el sistema inmunitario. De igual manera se ha comprobado su poder para estimular la producción de interferón, una proteína que el propio organismo produce para neutralizar los virus.

El ajo: es un antibiótico natural muy potente: antimicrobiano, fungicida, detoxificador y antioxidante. Utilizado de forma tópica, el ajo es excelente para desinfectar y evitar la infección de heridas abiertas.

El ajo no mata las bacterias benéficas del organismo, a diferencia de los antibióticos químicos; acaba con las infecciones sin importar su origen. Los médicos naturistas recomiendan ingerir dos o tres dientes de ajo al día para acelerar la curación natural.

La cebolla: además de la vitamina C y la quercetina (flavonoide presente en altas concentraciones tanto en frutas como en verduras con elevada actividad antioxidante), contienen isotiocianatos (agentes quimiopreventivos que previenen diferentes tipos de cáncer), componentes antiinflamatorios que inhiben enzimas causantes de inflamación, en casos como la artritis; es recomendado en terapias contra el asma o la congestión respiratoria asociada al resfriado.

El propóleo: producto que elaboran las abejas con resina vegetal; posee atributos antisépticos, antibacterianos, antiinflamatorios y anestésicos, y es eficaz contra el staphylococcus aureu’, causante de infecciones respiratorias.

Sus propiedades medicinales actúan como bactericidas y fungicidas, antivirales y antitumorales. Se le conocen también cualidades inmunoestimulantes y epitelizantes (regulariza la secreción sebácea, produciendo una mejora en la estructura de la piel).

El romero: es considerado el ‘ginseng’ ibérico. Esta planta contiene más de cuarenta sustancias antibacterianas y más de veinte antivirales. Ayuda a combatir los gérmenes causantes de enfermedades respiratorias e intestinales.

Más información
www.aptn-cofenat.eswww.efe.comwww.revistamundonatural.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *