Las sustancias vegetales secundarias

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Las sustancias vegetales secundarias

comer bien para vivir más y mejor

Conocidas como fitoprotectoras, las sustancias vegetales secundarias, ricas en micronutrientes, son un grupo de combinaciones químicas fundamentales en la prevención de enfermedades como el cáncer, procesos inflamatorios e hipertensión. Conózcalas.

Por: PAOLA ANDREA MARTÍNEZ

Alimentarse bien no es lo mismo que estar delgados o acuerpados. La alimentación es un concepto que incluye la protección de la salud, esto es, ingerir las sustancias que el cuerpo requiere para su defensa, e incluso su curación.

Al respecto, la evidencia médica ha logrado establecer, sin discusión, que muchas de las sustancias necesarias están en la naturaleza, en lo que nos ofrece la tierra.

Una de las áreas médicas que más han profundizado en este tema es la medicina ortomolecular, la cual determina que las personas necesitan una importante cantidad de microsustancias nutritivas (vitaminas, antioxidantes, sustancias minerales y vegetales, y ácidos grasos esenciales) para poder tener un buen estado de salud.

Por ello, es importante saber de dónde provienen y cuáles son, para poder ingresarlas en la dieta; comer bien para vivir más tiempo y más sano.

Dentro de este grupo de sustancias benéficas, hay que reconocer los llamadoas vegetales secundarios.

Según el doctor Michael Gesche, experto en el tema, e invitado al Simposio de Medicina Biológica realizado en febrero pasado en Bogotá, hace 100 años el término de sustancias vegetales secundarias fue usado por primera vez por el fisiólogo de plantas y premio Nobel, Albrecht Kossel.

Dichos elementos fueron denominados como phytochemicals (fitoquímicas) o como phytoprotectants (fitoprotectoras), y forman parte de un gran número de combinaciones químicas diferentes que aparecen en forma limitada y distinta (ver tabla) en la naturaleza. No se sabe cuántas sustancias vegetales secundarias hay exactamente, pero se habla de 60 mil a 100 mil.

Una persona con una dieta normal consume diariamente alrededor de 1,5 gramos en sustancias vegetales secundarias, cifra que no es suficiente. Especialistas como el doctor Gesche recomiendan la ingesta de micronutrientes adicionales y en dosis óptimas (conocidos en Colombia como suplementos alimentarios); para él,

cuando se tienen las dosis necesarias de dichas sustancias, el cuerpo tiene más herramientas para curarse o protegerse de las enfermedades.

Esto sucede porque los micronutrientes vegetales ejercen importantes funciones sobre el organismo: son anticancerígenos, antimicrobianos, antioxidantes, antitrombóticos, inmunizantes, antiinflamatorios, regulizadores de la tensión arterial, favorables para el descenso del colesterol, niveladoros de la hemoglucosis y beneficiosos para la digestión, lo que demuestra su poder curativo y preventivo.

Por eso, alimentarse es una cuestión de conocimiento y no solo de placer; es preciso saber lo que necesitamos y dónde lo encontramos.

Sustancias vegetales secundarias como aliadas de la salud

Carotenoides: son colorantes de amplia difusión en las plantas. Se conocen unas 700 clases, de las cuales únicamente alrededor de 50 son utilizadas por el ser humano.

Aparición: los carotenoides oxigenados están en las verduras, como las espinacas y la col verde mientras que los carotenoides libres de oxígeno, en el tomate y la zanahoria.

Beneficios: mantienen el poder visual, promueven el desarrollo y la comunicación celular, son antioxidantes y protegen de los rayos ultravioleta. Estudios epidemiológicos demuestran que altos niveles de carotenoides reducen el riesgo de aparición de enfermedades cancerosas y cardiovasculares.

Fitoestrógenos: por su estructura química, se asemejan a los estrógenos.

Aparición: se encuentran en las habas, las lentejas, los fríjoles, cereales integrales y en las semillas de lino; también, en las hortalizas y frutas. Sin embargo, su mayor presencia está en la soya.
Beneficios: reducción del riesgo de ciertos carcinomas, especialmente de mama, del intestino y de próstata. Igualmente, disminución de los síntomas climatéricos, como el calor.

Polifenoles: sustancias químicas entre las que están los flavonoles, flavones y antocianinas. Los dos primeros aportan el color amarillo a las plantas, mientras que las últimas son responsables de la coloración roja, azul y violeta.

Aparición: están prácticamente en todas las plantas. Se ven, también, en las frutas de baya (uva y tomate) y en el vino tinto. Adicionalmente, se encuentran en casi todas las frutas y verduras, por lo que se recomienda no pelarlas, pues en sus pieles tienen polifenoles.

Beneficios: los polifenoles son antioxidantes, antimicrobianos, antiinflamatorios, con efectos reguladores de la tensión arterial. Mejoran la coagulación sanguínea y son protectores de enfermedades cardíacas y cancerosas.

Fitoesterines: son compuestos muy similares al colesterol humano. Son considerados alimentos funcionales, ya que actúan controlando el metabolismo.
Aparición: se hallan en el ajonjolí (sésamo), en el aceite de soya y de girasol, en la canola, las nueces, en el maíz y los cereales en general.

Beneficios: tienen una elevada incidencia en el descenso de los niveles de colesterol, lo que redunda en una buena vida para el corazón. Además de ello, se precian de tener propiedades anticancerígenas.

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather
  • MIGUEL ALVARO MELO PINZON

    16-abril-2012

    Importante poder disernir sobre las bondades que nos ofrece la naturaleza, en toda su extension, desafortunadamente, la humanidad le falta un poco mas de cultura y conocimiento, especialmente a los seres que se han radicalizado en los medicamentos alopatas (Quimicos), olvidandose que todos venimos de la naturaleza, pertenecemos a ella y a ella regresaremos algun dia. Me fascina que profesionales de la salud, se interesen en estos temas sencillos y muy profundos. Agradezco la atencion sobre el particular. Gracias.

    Responder
    • Dra. Gilma E Garrido

      19-abril-2012

      Es gratificante recibir mensajes positivos que estimulan continuar trabajando en pro de la medicina biológica y sus beneficios, invita a todas las personas cercanas que se suscriban a nuestro blog, para que reciban información diaria de medicina natural.

      Responder
    • Dra. Gilma E. Garrido

      25-diciembre-2015

      Apreciado Miguel gracias por la retroalimentación positiva, me gusta mucho que cada día nos ayudes con tus amigos a difundir nuestro blog, para cada día tener más seguidores que nos ayuden a difundir los beneficios de la medicina biológica y evitar los grandes efectos secundarios de los químicos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *