Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

Nutrición al Día

5 mitos y realidades sobre las futas que “engordan”

Frutas que engordan
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Son varias las frutas con “mala fama” de “engordadoras” o que no favorecen las dietas para bajar de peso. Sin embargo, hay que recordar que independientemente de su contenido calórico, todas aportan nutrientes indispensables para la salud.

Bananos, cerezas, chirimoyas, uvas y brevas son frutas deliciosas y fuentes de elevadas porciones de vitaminas y minerales. Sí, aunque no lo crea ellas ayudan a equilibrar el organismo y por ello, si usted las ha descartado de su menú por temor a engordar es clave que las reintroduzca ahora mismo.

Cada fruta en su lugar

Los mitos que descalifican a las frutas mencionadas son solo eso, mitos. Ellas tienen su sitio en la dieta y el derecho a tener un buen nombre, incluyéndolas en el recetario de los alimentos que no engordan.

Las frutas constituyen un grupo de alimentos indispensable para nuestra salud y bienestar, tanto por su contenido de fibra como por su aporte de sustancias de acción antioxidante: vitamina C, vitamina E, beta-caroteno, licopeno, luteína, flavonoides, antocianinas, entre otras.

“Las frutas también contienen azúcares -fructosa, glucosa y sacarosa-, hidratos de carbono -nutriente calórico que aporta pocas kilocalorías por gramo-. Junto con las verduras y hortalizas, son casi fuente exclusiva de vitamina C, cuyas cantidades recomendadas es necesario cumplir”, asegura la nutricionista Maite Zudaire.

Romper mitos

Para equilibrar la salud con la sabrosa sensación de una fruta en la boca, conviene romper mitos que confunden y perjudican las elecciones acertadas. Conozca cómo hacerlo:

Un banano es ligero y saludable

La creencia de que el plátano engorda es falsa. Puede afirmarse que un banano es igual a una manzana si se tiene en cuenta que un plátano de tamaño mediano y sin piel pesa aproximadamente 80 gramos, mientras que una manzana mediana sin piel ni pepitas pesa unos 150 gramos. Las calorías para una y otra fruta son 66 y 70, respectivamente.

El banano suele estar en la lista de frutas prohibidas porque se mastica más rápido y fácil, y además suele ser el ingrediente de muchos postres hipercalóricos, ya que es una fruta muy adecuada para la repostería. Pero, si se come en trocitos, como parte de una brocheta, es una opción saludable y ligera.

El plátano no engorda porque:

  • Es una excelente fuente de potasio, magnesio y ácido fólico. Los nutrientes minerales del potasio ayudan en la transmisión y generación del impulso nervioso y en la actividad muscular normal.
  • El magnesio favorece el funcionamiento del intestino, nervios y músculos.
  • El ácido fólico contribuye a la prevención de anemias y del desarrollo de la espina bífida del feto durante su gestación.

Rica chirimoya

Posee gran riqueza de agua y baja cantidad de grasas y proteínas. Su fama de calórica por la presencia de hidratos de carbono (fructosa, glucosa), se desvirtúa por su bajo contenido de ellos además de sal. Es rica en potasio y vitamina A (betacaroteno) y, como si fuera poco, apta para diabéticos, hipertensos y personas con afecciones cardíacas y renales.

Uvas y brevas, antioxidantes por excelencia

Capaces de retardar o prevenir la oxidación de las moléculas. Aunque cuentan con abundante cantidad de azúcares -principalmente glucosa y fructosa en las uvas, y sacarosa en las brevas-, lo cierto es que se deberían comer muchas uvas y brevas para contrarrestar la oxidación celular. Son ideales para complementar postres y tentempiés.

Las uvas brindan la oportunidad de ingerir de manera natural:

  • Antocianos, flavonoides y taninos, sustancias con reconocidas propiedades antioxidantes.
  • Vitaminas (ácido fólico y vitamina B6).

Los higos son ricos en:

  • Fibra que mejora el tránsito intestinal.
  • Minerales como el potasio y el magnesio.
  • Ácido fólico que participa en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

Las cerezas, fibra natural

Al igual que las anteriores frutas, el mito de constituirse en fruta calórica es falso. Son ricas en hidratos de carbono, sobre todo fructosa, pero al mismo tiempo son buena fuente de fibra, un ingrediente tan necesario en las dietas actuales que compensa con creces la ingesta de calorías. Además, se destacan por su contenido de:

  • Flavonoides (sobre todo antocianos, relacionados con el color característico de estas frutas).
  • Ácido elágico, del grupo de los polifenoles, ambos excelentes antioxidantes.
  • Potasio.

Consuma estas frutas sin temor, sus beneficios son más saludables de lo que creía.

Más información
www.consumer.es

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *