4 opciones de leche sin lactosa

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Pesadez e inflamación en el estómago, sensación de llenura, espasmos, gases y flatulencia, diarrea y defecación explosiva son algunos de los síntomas de la intolerancia a la lactosa (azúcar propio de todas las leches de mamíferos, incluyendo la humana).

La opción para erradicar esos molestos síntomas se encuentra en la propia naturaleza, con alimentos de origen vegetal: cereales, granos y germinados, como el arroz, la avena, las almendras y la soya son una magnifica alternativa para tomar una rica y nutritiva leche sin las implicaciones de la lactosa.

Para el doctor Ramón Torno, gastroenterólogo pediatra, las personas que presentan intolerancia a la lactosa pueden ingerir productos que tengan leche, pero poca lactosa. Por ejemplo, la leche tiene unos 12 gramos de lactosa por 100 ml, pero el yogur y el queso, solo 2 gramos.

“La intolerancia a la lactosa se puede producir por causas genética: cuando nacemos, ya tenemos programado cuándo caerá nuestro nivel de lactasa, que es indispensable para tolerar bien la lactosa”, explica el especialista, quien en un estudio realizado en España en el 2011 comprobó que el 14% de los niños catalanes no soportan bien la lactosa, a lo que hay que sumar el 2% de la población infantil que es alérgica a la proteína de la leche de vaca, mientras que el porcentaje de alérgicos o intolerantes a la lactosa puede subir al 34% en los adultos.

La leche de arroz

Aunque su composición química no es similar a la leche de vaca, la leche de arroz, producto de la fermentación del grano y la liberación de su almidón, contiene un valor nutricional excelente (cada 100 cc contienen: 49 kilocalorías, 5 gramos de grasas, 10 gramos de proteína vegetal y 6 gramos de hidrato de carbono) que permite:

  • Mejor digestibilidad.
  • Regular la flora intestinal
  • Eliminar la caseína (proteína insoluble de la leche vaca).

Recomendaciones para ingerirla

Si bien la leche de arroz aporta beneficios para reemplazar la leche de vaca, es necesario:

  • Suplementarla con minerales como el calcio y el hierro.
  • Llevar una alimentación equilibrada y completa que contenga proteínas de buena calidad, grasas insaturadas, hidratos de carbono provenientes de cereales integrales, legumbres, verduras y frutas.

Leche de almendras

Esta leche es el resultado de la trituración de almendras en agua y puede ser muy beneficiosa para la salud, ya que tiene importantes propiedades medicinales:

  • Reduce los niveles de colesterol en la sangre.
  • Tiene importantes propiedades nutricionales, puesto que este fruto seco es rico en vitamina B1, B2, E y sales minerales.
  • Estimula los procesos digestivos, por lo tanto se recomienda para manejar el estreñimiento.
  • No posee sustancias grasosas, por lo que se recomienda su ingesta a personas que se encuentren en sobrepeso.
  • Reemplaza a la leche tradicional en diferentes recetas.

Leche de soya

La leche de soya (producto de la trituración de sus granos), posee beneficios para la salud, que la convierten en una de las bebidas lácteas ideales para sustituir la leche de vaca. Entre sus propiedades nutricionales están:

  • Reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre
  • Prevenir que las arterias se tapen.
  • Evitar y tratar la osteoporosis por su alto contenido en calcio.
  • Contener isoflavonas que reducen la posibilidad de cáncer de seno.
  • Regular el peristaltismo intestinal (contracciones y relajaciones exacerbadas del el tubo digestivo).

Recomendación para su consumo

Es importante recalcar que la leche de soya puede provocar alergia, por ello, ante cualquier duda, consultar al médico.

Leche de avena

Tiene propiedades nutritivas importantes para mantener una alimentación sana; se obtiene a partir de la avena integral, aceite de girasol, agua y sal marina. Conozca cuáles son los beneficios nutricionales:

  • Contiene almidón hidrolizado, lo que le confiere mayor digestibilidad.
  • Posee fibra, lo cual ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos en la sangre.
  • Mejora la flora intestinal.
  • Mejora el peristaltismo intestinal (contracciones y relajaciones en el tubo digestivo).
  • Puede utilizarse en dietas, ya que contiene hidratos de carbono de lenta absorción.
  • Brinda saciedad, por lo que es un gran ayudante durante los regímenes dietarios para bajar de peso.
  • Mejora el funcionamiento digestivo.

Recomendación para su consumo

Es necesario complementar su ingesta con alimentos ricos en hierro y proteínas de origen animal.

Más información
www.innata.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *