Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Armonía

3 razones para evitar ese cansancio tan infinito…

cansancio
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

¿Se siente sin energía física y emocional? ¿El peso de su cuerpo es más poderoso que sus ganas? ¿Vive con sueño y sin energía para moverse por cuenta propia? ¡Usted necesita un descanso!

El ‘frenetismo’ de los tiempos modernos ha conducido a muchas personas a quejarse por tener muchas cosas para hacer y muy poco tiempo para hacerlas. Sin embargo, en la mayoría de las veces los hábitos diarios son los verdaderos responsables de ese cansancio infinito que lo acompaña: la forma de comer, la calidad del sueño y su estado emocional en general…

“Lo que te hace feliz no es la situación que te rodea, sino los pensamientos que hay en tu mente. Orientar esos pensamientos entorno a entender los objetos, las situaciones e incluso a las personas, con una temporalidad, facilita el desapego y la fluidez de la energía en nuestro entorno”, anota Francisco Rubio, maestro de reiki.

Recargue baterías

Sencillas prácticas cotidianas pueden ayudarle a recomponer su energía y superar la fatiga.

1. Energice su dieta: los hábitos alimenticios juegan un rol determinante en su desempeño diario. La fatiga se combate cuando:

  • Desayune, incluso si no tiene hambre. Esto le permitirá estar más alegre y animado desde los puntos de vista mental y espiritual.
    Coma cada tres o cuatro horas. Ingerir tres comidas racionales y dos pequeñas al día le ayuda a mantener sus niveles de energía y azúcar en sangre estables durante todo el día. En cada una de sus comidas racionales, ingiera una combinación de carbohidratos, proteínas y grasas saludables.
  • Agregue más fibras: las fibras tienen un efecto de acción prolongada sobre los carbohidratos que otorga, de manera sostenida, energía permanente. Los especialistas recomiendan consumir entre 25 y 30 gramos diarios de fibra (un bowl de salvado con pasas, frijoles negros y queso fundido en tortilla, palomitas de maíz, una manzana con piel, spaghetti integral).
  • Alimente su cerebro con omega 3: se encuentran en pescados grasos como el atún y el salmón, en nueces, y en el aceite de colza. Estos ácidos grasos esenciales juegan un rol preponderante en la conservación del buen estado de las células cerebrales y en la sensación del estado de alerta mental.
  • Mantenga el cuerpo hidratado: el agua es el componente principal de la sangre y de todos los otros fluidos corporales. La hidratación hace que los nutrientes fluyan constantemente hacia todo el organismo. Además de ingerir más agua, puede consumir alimentos que contengan el líquido en forma natural (yogurt, brócoli, zanahoria y frutas jugosas, como el melón, la sandía, la naranja y el pomelo).
  • Controla la ingesta de café: comúnmente, consumir una cantidad moderada de cafeína —entre dos y tres tazas de café— puede hacerle sentir alerta y energizado en las horas posteriores. Sin embargo, cuando la cafeína es consumida en grandes cantidades —o en cualquier momento durante la tarde o la noche—, la calidad de su sueño podrá verse afectada.

2. Energice su espíritu

  • El cansancio mental, la tristeza, el aburrimiento, la preocupación, la ira y el estrés general pueden llevarse una porción importante de su vitalidad. Aprenda a reaccionar con inteligencia; su cerebro y su cuerpo renacerán con vigor.
  • Terapia acuática: salpique su cara con algo de agua o tómese una ducha cuando sienta que está al borde del colapso. Según los hallazgos publicados en el Journal of Personality and Social Psychology, el 55% de los participantes en un estudio reportó que usar alguna de estas “terapias acuáticas” tenía efectos beneficiosos sobre su estado.
  • Vístase bien: ponerse la ropa más fea y desaliñada puede incrementar la sensación de fatiga. Busque ‘la pinta’ más amable y bonita para que esa prenda ‘distinguida’ le ayude a verse mejor en el espejo y a reflejar una imagen energizada. Vístase para el éxito.
  • Exprese tus sentimientos: hablar de ‘esos sentimientos negativos’ con otra persona puede ayudarle a abordarlos, y controlarlos. Al ventilar las angustias, los problemas y las miserias, se reduce su capacidad de socavar tu vitalidad.
  • Escuche música: esta es una de las formas más efectivas de cambiar el mal humor, disminuir la tensión e incrementar la energía. Las investigaciones sugieren que la música distrae a las personas del sentimiento de fatiga.
  • Deje los rencores: cuando sana rencores y rencillas elimina el estrés crónico, fortalece su sistema inmunológico y evita la fatiga emocional. Practicar la empatía y el perdón lo hace sentir nuevamente en control, lo que ayuda a mantener las energías del cuerpo.
  • Respire profundo: llevar más oxígeno al cerebro lo hace sentir menos cansado mental y físicamente. Haga respiraciones profundas, con el diafragma, es una técnica que puedes llevar a cabo cuando está en el computador o recostado.
  • Ordene su casa: arregle los papeles, elimine la ropa vieja y los elementos en desuso. El orden le provoca la sensación de control y de cumplir con un objetivo, situación que puede ser energizante.
  • Decir adiós a lo innecesario o a lo que ni siquiera sabemos que tenemos, tiene un efecto directo en nuestra claridad mental y bienestar emocional, asegura la sicóloga argentina Adriana Serebrenik. “Desocupar el armario o vaciar cajones puede ser una tarea simple, pero bastante compleja desde el punto de vista emocional; desprenderse de objetos, situaciones, emociones y personas nos permite avanzar y crecer”, asegura la especialista.
  • Haz el bien: los actos de altruismo pueden agregar un poco de vitalidad a su andar. Busque oportunidades para realizar trabajos voluntarios y, así energice su espíritu.

3. Busque un descanso reconstituyente

Con un descanso de excelencia calidad reaparece su energía, su buena predisposición, su productividad y su memoria. La clave para buscar y encontrar un descanso reconstituyente, pasa por adoptar ciertos hábitos de sueño “correctos”. Intente lo siguiente:

  • Recorte el tiempo que pasa frente al televisor y al computador.
  • Esconda el reloj despertador y evite ver cuánto falta para levantarse.
  • Busque un dormitorio separado para su mascota.
  • Consuma una ligera copa de vino antes de dormir, puede ayudarle a quedarse dormido.
  • Haga ejercicio aeróbico; ha demostrado ser beneficioso para conciliar el sueño.
  • Escribir sus preocupaciones y posibles soluciones hace que ir a la cama sea más tranquilizante.

¿Cuál es su mejor manera para energizarse? Cuéntenos.

Más información
www.enplenitud.com

 

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *