Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

Nutrición al Día

3 propósitos para comenzar el año con una dieta sana

dieta-ano-nuevo
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Tras las comilonas y los excesos de fin de año, llega el momento para depurar el organismo. Adelgazar o seguir una dieta sana es uno de los primeros propósitos en la lista de inicio de año y para lograrlo una actitud dispuesta, sin duda, le ayudará.

Estrene año con una nueva dieta. La recomendación incluye tres sencillos pasos para comenzar sanamente su menú nutricional en el 2014:

  1. Ingerir azúcares y dulces solo en contadas ocasiones.
  2. Consumir verduras de hoja verde.
  3. Comer alimentos integrales.

Comenzar con calma

Practique su nueva dieta por pasos, inicie con ella antes de proponerse dejar malos hábitos (como dejar de fumar) y hacer ejercicio; paulatinamente vaya incorporado los otros objetivos para mantener una salud integral durante todo el nuevo año.

Según los psicólogos del boletín español de noticias saludables Consumer Eroski, “los cambios se deben realizar en pequeñas proporciones para que se conviertan en duraderos, pues con el tiempo, se afianzan las buenas costumbres que se adquieren con consciencia y perseverancia”.

Los tres propósitos planteados por el equipo de nutricionistas de Consumer Eroski para conseguir una dieta más sana son sencillos, pero necesitan voluntad.

Primer propósito: cero azúcares

Los azúcares y la miel son dos edulcorantes que se concentran en los platos típicos de fin de año. Esto conlleva un consumo elevado, y en muchos casos exagerado, en un corto espacio de tiempo. Esta descompensación dietética favorece el crecimiento selectivo de hongos que generan infecciones, las cuales se manifiestan con inflamación abdominal si estos han infectado los intestinos. En la boca y la lengua provocan lesiones que sangran con facilidad.

La alternativa

Par logra desinflamar el vientre, los especialistas recomiendan:

  • Evitar el consumo de dulces, incluso el azúcar del café y de los yogures.
  • Relegar el uso del azúcar a ocasiones especiales en cantidades mínimas.
  • Remplazar el azúcar refinado por azúcares naturales provenientes de frutas frescas, frutas deshidratadas (uvas pasas, ciruelas e higos secos) o miel.
  • Tomar un complemento dietético a base de fructooligosacáridos. Estos compuestos son un excelente sustrato para las bacterias beneficiosas (bifidobacterias).
  • Consumir hortalizas, cereales o legumbres germinadas, como los brotes de soya o de alfalfa, y los alimentos fermentados como el miso y el chucrut aportan enzimas con efectos similares a las del aparato digestivo.

Segundo propósito: hojas verdes depurativas

Alimentos como el berro, las espinacas, el brócoli, la alcachofa o la lechuga son insustituibles en la dieta. Estas hojas:

  • Ayudan eficazmente a la eliminación de toxinas y radicales libres del organismo y normalizan diversas funciones, dada su elevada concentración de antioxidantes y nutrientes.
  • Propician la acción depurativa del organismo dado su contenido en agua, potasio y sodio, que generan efectos diuréticos. Tras su consumo, aumenta la producción de orina y la eliminación de toxinas y demás sustancias de desecho.
  • Proveen propiedades laxantes que previenen el estreñimiento, al contener fibra, un nutriente regulador.
  • Otorgan cantidades notables de magnesio, un componente mineral implicado en los procesos metabólicos de transferencia y generación de energía.

Tercer propósito: granos integrales

Los granos integrales y los alimentos elaborados a partir de ellos, como galletas, cereales de desayuno o pasta, son de gran ayuda para limpiar el organismo de toxinas ya que son ricos en fibra y antioxidantes, al tiempo que su mayor concentración nutritiva ayuda a que proporcionen más energía física y mental y mayor vitalidad.

Los cereales en grano:

  • Aportan una energía más duradera, ya que no están procesados, siempre que se cocinen en el tiempo justo y queden “al dente”.
  • Pueden convertirse en la manera más saludable de comenzar el día al tomarlos en el desayuno. Es posible consumir copos de avena o de maíz, además de arroz integral.
  • Reemplazan las versiones refinadas de arroz, pasta, cereales de desayuno o galletas.
  • Incluyen otras presentaciones como el mijo y la cebada. Las recetas, los platos o las comidas tradicionales que tienen cereales entre sus ingredientes, se pueden utilizar como sustitutos del arroz.

Un propósito extra

Depure el organismo tal como lo recomiendan los nutricionistas de Consumer Eroski, así:

Tome en ayunas zumo de limón diluido en agua. El limón contiene ácido cítrico, una sustancia que alcaliniza la orina, de manera que aumenta la cantidad de líquido excretado.

Prefiera, durante 15 días seguidos, una dieta compuesta por cítricos, puerros, manzana, apio, col, repollo, los cuales, por sus particularidades nutritivas y depurativas, no pueden faltar en la dieta durante los días posteriores a comilonas y excesos.

Mantenga el ánimo para seguir estas recomendaciones, sin duda servirán y lo verá reflejado en un cuerpo más liviano y desintoxicado.

Más información
www.consumer.es

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *