Logo Equilibrium Medicina Natural y Biológica

En Armonía

12 consejos de Feng shui para su hogar

71
¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather

y el verdadero significado de este arte chino

Esta disciplina milenaria, muy tenida en cuenta por la medicina alternativa, gana cada vez más adeptos, gracias a la filosofía de vida que enseña. Conozca su verdadero significado.

La colombiana María Clara Hernández es una de las profesionales más reconocidas en el estudio del feng shui. En su concepto este arte de origen chino es “la reconciliación del ser humano con el planeta”.

El feng shui existe hace más de cuatro mil años y se basa en los cinco elementos de la naturaleza (fuego, agua, madera, metal y tierra), los cuales deben estar en equilibrio para poder preservar la salud, la riqueza y la prosperidad.

Como lo afirma María Clara:

“El feng shui no se trata de poner en la casa unos patos mandarín para mejorar la relación de pareja o de tener una cajita de dinero para llenarse de plata, sino que es un estudio serio y respetuoso del ser humano, el cual afecta positivamente su vida y logra cambiarla”.

El feng shui ayuda a que el destino no sea una sentencia.

Las dos palabras significan en su orden viento y agua, los dos elementos de la naturaleza que son capaces de transformar la tierra; por eso, esta disciplina trabaja sobre ellos para poder modificar el entorno, logrando que este le sea favorable al ser humano. Este conocimiento sirve para entender la vida, para ayudar a que las personas sean mejores y para armonizar el sitio donde viven.

“Las personas son como una planta y quienes estudiamos el feng shui somos unos campesinos que analizamos si les falta sol, agua o aire. En es muy importante estudiar el espacio en el que viven los seres humanos, ya que las energías influyen directamente sobre su vida. Si una casa es sana, sus habitantes serán sanos, pero, si no lo es, las personas que viven allí estarán enfermas o tendrán problemas”, explica la experta.

El objetivo es analizar los espacios y las personas, para ver la salud, la prosperidad y la riqueza, y, así, hacer un reconocimiento de la persona, de sus relaciones, del trabajo, de la familia y demás aspectos de la vida. Basados en este análisis, se busca modificar la forma cómo se va a vivir y cómo adaptar su entorno a ello. Esto significa adelantarse a los posibles acontecimientos por venir.

En las profundidades del conocimiento

Como se observa, el feng shui es más que una teoría decorativa; se trata de un análisis profundo de las personas y de su entorno.

“Lo ideal es hacer el análisis antes de que se compre o arriende la casa, el negocio o la empresa, ya que de esta manera uno puede ayudar a elegir el lugar correcto. Hay personas que son una palmera y se instalan en un nevado, cuando lo que necesitan es una playa”, agrega.

Pero ¿cómo se hace este análisis del feng shui?

Se llega al lugar y se tiene en cuenta la fecha de construcción de la vivienda, las fechas de nacimiento de los habitantes, y se escuchan las necesidades y sueños de las personas, para saber lo que quieren. Luego, con una brújula se toma “la dirección del frente” (conocimiento del Feng shui), la cual ofrece datos relevantes. Finalmente, con toda la información se hace un diagnóstico.

Una vez hecho el diagnóstico, se establecen las curas, que son energías relacionadas con alguno de los cinco elementos de la naturaleza. El tema de las curas es uno de los más complejos porque toma muchas herramientas en cuenta.

A la hora de emprender una cura, también hay que fijarse por dónde entran las energías para ver si estas están fluyendo bien. El dinero, la riqueza y la prosperidad, por ejemplo, entran por los espacios abiertos:

“Esto es muy importante. Por ejemplo, hay casas que tienen una pared en el lugar por donde debería entrar el dinero”.

Teniendo en cuenta todo esto, la norma de la sanación del feng shui es básica: “Si uno respeta la naturaleza, ella respeta al ser humano. Por eso, el feng shui ayuda a que los seres humanos cuiden su cuerpo y el lugar donde viven y trabajan, para que puedan volver a tener salud y prosperidad”.

Aprendiendo a vivir

Aunque el feng shui no puede ser aplicado de manera genérica, hay ciertos consejos que ayudan a vivir mejor:

  1. Vivamos en un hogar limpio.
  2. Un sitio con buena iluminación.
  3. Tener siempre buena ventilación.
  4. Cuidar que la cabecera de la cama no dé contra la ventana.
  5. Revisar que las sillas de los escritorios no le den la espalda a la puerta de entrada.
  6. En los hogares, conviene usar colores pasteles y tranquilos en las zonas de descanso y de estudio. En los lugares de más movimiento, se pueden usar colores más brillantes que fortalezcan esa actividad.
  7. El color negro es elegante y da poder, pero suele bajar la energía de las personas. Es un color que se debe manejar con cuidado.
  8. El color café y los que estén dentro de la gama de los amarillos se utilizarán cuando se requiera equilibrar el espacio con el elemento tierra.
  9. No olvidar que el agua es cantarina, alegre y siempre está en movimiento, por lo que es un elemento muy positivo.
  10. Tener en cuenta los colores verdes, pues están relacionados con el crecimiento.
  11. Haga que su hogar se parezca a usted, que tenga su sello personal.
  12. No coloque decoración como cuadros o afiches que muestren violencia o miseria o que sean dramáticos, pues deprimen la energía del espacio y pueden tener efectos negativos inconscientes.

Más información

Centro de Medicina Biológica y Estética Gilma E. Garrido
Dirección: Calle 121 No. 7A–07
Teléfonos: 629 0391 / 213 3724
Celulares: 315 – 346 2316 / 318 – 330 9083
Correo electrónico: gilmaegarrido@yahoo.com

¿Te gusta el artículo?. Compartelo...
Facebooktwittergoogle_plustumblrFacebooktwittergoogle_plustumblrby feather
  • Veronica

    27-Junio-2015

    Me gusta leer y saber sobre medicina natural y feng shui me gustaria recibir mucha informacion al respecto

    Responder
  • carmen cespedes

    10-Octubre-2015

    meeee eeencanta,medicina natural y feng shuiquiero aprender y ponerlo en practica

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *